El lago Ness español: un misterio en las profundidades de Girona

L'Estany en Banyoles.
L’Estany en Banyoles.
Marcos Osorio / iStock

El misterioso lago Ness, en Escocia, lleva despertando nuestra curiosidad desde hace años. Las leyendas sobre un monstruo que habita sus aguas lo envuelven en un halo de misticismo y fantasía. Pero no hay que irse muy lejos para encontrar un lugar similar, ya que en la pequeña ciudad de Banyoles, es Cataluña, las historias que se han ido traspasando de generación en generación hablan de un ser gigantesco en las profundidades de su lago.

Una ciudad vibrante

El lugar donde hoy se encuentra Banyoles estuvo habitado desde hace 80.000 años, tal y como demuestran los restos arqueológicos hallados en la zona. Posteriormente, los agricultores y ganaderos del neolítico se asentaron cerca del lago, conocido como l’Estany, pero no sería hasta el siglo IX cuando se construyeron los cimientos del Banyoles que ha llegado hasta la actualidad.

Vista aérea de Banyoles y su lago.
Vista aérea de Banyoles y su lago.
curtoicurto / iStock

A día de hoy, la ciudad se presenta con un núcleo urbano vibrante, cargado de una gran riqueza cultural de la que da testimonio sus edificios históricos, sus comercios emblemáticos y sus huertos, acequias y lavaderos. Entre los imprescindibles destacan su plaza Mayor, el monasterio de San Esteve (fundado en el año 812) y la iglesia de Santa Maria dels Turers.

La leyenda del monstruo

Además de su entramado urbano, Banyoles se encuentra en un lugar de naturaleza privilegiada, y su principal signo de identidad no es otro que su lago. Se trata de una zona de gran valor geológico, ecológico y paisajístico, y es que esta masa de agua, junto a su cuenca lacustre, forman el conjunto cárstico más extenso de la península ibérica.

L'Estany en Banyoles.
L’Estany en Banyoles.
mafrmcfa / iStock

Las historias acerca de este animal de apariencia reptil se remontan a los tiempos de Carlomagno. “Aprovechando su estancia en la ciudad, se dice que intentó matar al dragón, sin llegar a conseguirlo”, cuentan desde la revista Mistérica. El emperador no cesó en sus intentos, de modo que le pidió ayuda a un monje francés, quien decidió ponerse a rezar delante del monstruo. Este le siguió hasta la plaza de la localidad, hasta que tiempo después regresó al lago, donde “nadie le ha vuelto a ver”.

Cómo llegar a Banyoles

El trayecto entre Girona y Banyoles es de tan solo 32 minutos por la C-66. El lago se encuentra pegado al pueblo, concretamen

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: