La NASA intentará explicar científicamente el fenónomeno de los ovnis

La posibilidad de visitas extraterrestres a la Tierra se está tomando cada vez más en serio en Estados Unidos: la NASA anunció el jueves el lanzamiento en el otoño boreal de una investigación sobre objetos voladores no identificados, más comúnmente llamados por el término ovni.

No hay evidencia de que estos fenómenos tengan un origen extraterrestre, subrayó la agencia espacial estadounidense, pero el tema no puede ser más importante, porque atañe tanto a la seguridad nacional como a la del tráfico aéreo.

Después de los organismos de inteligencia, el año pasado, la NASA ahora se ha lanzado a investigar la cuestión.

La agencia aeroespacial desea de paso desestigmatizar el tema. «Uno de los resultados de este estudio sería hacer entender a todos (…) que el proceso científico es válido para tratar todos los problemas, incluido este», dijo en una conferencia de prensa Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la NASA.

Señaló que él mismo decidió iniciar esta investigación, dirigida por eminentes científicos y expertos aeronáuticos.

Mientras que las sondas y los rovers de la NASA recorren zonas del sistema solar en busca de fósiles de microbios antiguos, y sus astrónomos buscan las llamadas «firmastecnológicas» en planetas distantes detrás de signos de civilizaciones inteligentes, esta es la primera vez que la agencia investigará fenómenos inexplicables en los cielos de la Tierra.

Programados para comenzar a principios de otoño boreal, los trabajos deberían durar nueve meses y conducir a un informe que se hará público.

Tres serían sus objetivos: recopilar los datos que ya existen, determinar los que faltan y establecer cuál es la mejor manera de recopilarlos, y decidir con qué herramientas analizarlos en el futuro.

«Hoy tenemos una compilación muy limitada de estas observaciones», dijo David Spergel, astrofísico que encabezará este trabajo. «Ello dificulta sacar conclusiones», acotó.

Sin embargo, existen en realidad montañas de datos, según los expertos de la NASA, quienes aspiran a recopilarlos de gobiernos, empresas privadas, asociaciones o incluso individuos. El presupuesto otorgado para este estudio no excederá los 100.000 dólares.

En junio de 2021, servicios de inteligencia de Estados Unidos afirmaron en un informe que no había evidencia de la existencia de extraterrestres, al tiempo que reconocieron que decenas de fenómenos constatados por pilotos militares no podían explicarse.

Según el Pentágono, en los últimos 20 años se ha informado de un número cada vez mayor de objetos no identificados en el cielo.

«No creo que nadie haya observado sistemáticamente objetos voladores no identificados en el pasado», dijo el jueves Daniel Evans, encargado de coordinar el estudio para la agencia espacial.

Pero «a lo largo de las décadas, la NASA ha respondido a los llamados a abordar algunos de los misterios más desconcertantes que conocemos, y esto no es diferente».

(FUENTE: france24.com)

¿Qué le pasa a la ‘Voyager 1’?: la vieja sonda espacial ha mandado extraños mensajes tras años de silencio

Las grandes antenas de la red de Espacio Profundo (en California, Australia, y Madrid) escuchan periódicamente las débiles señales de la sonda Voyager 1, que lleva volando por el espacio desde 1977. Casi 45 años. Normalmente, los datos que reciben son sobre densidad de plasma, campos magnéticos y rayos cósmicos. Son los únicos instrumentos de la nave que siguen funcionando, ya que los demás se desconectaron hace mucho tiempo para ahorrar energía; además, en la región por donde se mueve ahora ya no hay nada que pueda ser de interés para ―por ejemplo― sus cámaras de televisión.

Pero, hace poco, la telemetría indicó que la antena principal se había desviado y ya no apuntaba hacia la Tierra. Y las señales seguían llegando. Ambas cosas son incompatibles y apuntan sencillamente a un fallo en los sensores del mecanismo de orientación: la nave sigue en su alineación correcta, pero sus mensajes insisten en que no es así. La explicación más sencilla es que parte del sistema de codificación de datos ha sucumbido a la intensa radiación que está sufriendo.

La Voyager 1 es la nave que ha llegado más lejos en el espacio, hasta el punto de que carece de sentido expresar en kilómetros la distancia a la que se encuentra. Son decenas de miles de millones. Es más práctico recurrir a unidades que habitualmente se utilizan en astronomía: más de 20 horas luz. Y sigue aumentando, a razón de unos 60.000 kilómetros cada hora.

Esta sonda se lanzó con el objetivo de estudiar de cerca los dos planetas gigantes: Júpiter y Saturno. Pese a su número, despegó 15 días después que su gemela, la Voyager 2, pero al seguir una trayectoria más rápida acabaría por adelantarla y llegar antes a su destino. El viaje a Júpiter le llevó casi dos años; a Saturno, otro tanto, gracias al acelerón que experimentó al pasar frente a Júpiter.

Las Voyager no fueron las primeras en visitar Júpiter y Saturno. Antes que ellas lo había hecho otros dos vehículos de la serie Pioneer. Pero su instrumentación, y sobre todo sus cámaras, eran muy primitivas. Las fotografías de ambos planetas y muchos de sus satélites que transmitieron las Voyager descubrieron una serie de mundos cuya apariencia nadie había sospechado antes: los volcanes de Io, las llanuras heladas de Europa, el impacto de varios asteroides o la intrincada estructura de los anillos de Saturno, por ejemplo. Y, mucho después, la icónica foto de familia que muestra todos los planetas como diminutos puntos brillantes. Entre ellos, el “pálido punto azul” con que Carl Sagan describió a la Tierra.

Ambas Voyager están en trayectoria de escape. Nunca volverán a acercarse a la Tierra. Ya han superado la frontera donde la influencia del Sol cede ante los campos y las concentraciones de plasma interestelares. Pero no puede decirse que se hayan liberado por completo de su atracción. La Voyager 1 aún no ha recorrido ni la mitad de la distancia a la que llega Sedna, uno de los pequeños planetas enanos, y le faltan dos o tres siglos para llegar a rozar la nube de Oort, el teórico enjambre esférico donde se acumulan millones de cometas que algún día quizás caerán hacia el Sol.

Los técnicos de la NASA calculan que la fuente de energía que la alimenta ―un reactor de plutonio― alcanzará niveles críticos hacia 2025. Sus emisiones serán tan débiles que ni siquiera las grandes antenas de rastreo podrán captarlas. A partir de ahí, las Voyager seguirán su camino, ciegas y mudas. Ninguna pasará razonablemente cerca de otra estrella, al menos durante decenas de miles de años. Para entonces, su trayectoria las convertirá en diminutos objetos girando entre las nubes de polvo de la Via Láctea.

Y unido a un costado, ambos vehículos llevan el equivalente del clásico mensaje en una botella, en la remotísima esperanza de que alguien algún día pueda rescatarlo: un disco metálico en el que se han grabado imágenes, ruidos, músicas y voces del planeta desde donde partieron, eones atrás, esas primeras naves interestelares.

Rafael Clemente es ingeniero industrial y fue el fundador y primer director del Museu de la Ciència de Barcelona (actual CosmoCaixa). Es autor de ‘Un pequeño paso para [un] hombre’ y ‘Los otros Apollo’ (Libros Cúpula).

(FUENTE: elpais.com)

El holotransporte espacial «como en Star Wars» ya es posible

“Nuestra entidad humana puede viajar fuera del planeta. Nuestro cuerpo físico no está ahí”, aseguró el cirujano de vuelo de la NASA, el Dr. Josef Schmid tras la primer holoportación de la Tierra al espacio que fue realizado el 8 de octubre del 2021 y apenas revelado este año por la agencia espacial.

A través de un comunicado se dio a conocer el evento histórico en el que siete personas fueron “llevadas” hasta la Estación Espacial Internacional (IEE, por sus siglas en inglés) sin tener que viajar en un cohete espacial y salir del planeta Tierra.

Antes de este evento, las holoportaciones espaciales eran solo existían en la ciencia ficción como Star Wars o Star Trek, sin embargo, ahora son una realidad. Usando la cámara Microsoft Hololens Kinect y una computadora personal con software personalizado de Aexa, el astronauta de la ESA (Agencia Espacial Europea) Thomas Pesquet tuvo una conversación bidireccional con imágenes en vivo de Schmid y Fernando De La Pena Llaca, CEO de AEXA Aerospace.

“Este fue el primer apretón de manos de holoportación de la Tierra en el espacio”, dijo la NASA.

Esta tecnología de captura, detalló la NASA, permite reconstruir, comprimir y transmitir en vivo y en tiempo real modelos 3D de personas de alta calidad. Al combinarse las pantallas de realidad mixta como HoloLens, permite a los usuarios ver, escuchar e interactuar con participantes remotos en 3D como si estuvieran en el mismo lugar físico.

Aunque desde el 2016 esta holoportación ha sido usada por Microsoft, es la primera vez que se usa en un entorno tan complicado y lejano como es el EEI en el espacio exterior.

“Es una nueva forma de exploración humana, donde nuestra entidad humana puede viajar fuera del planeta. Nuestro cuerpo físico no está ahí, pero nuestra entidad humana absolutamente está ahí”, dijo Schmid.

Aseguró el científico que no importa que la estación espacial esté viajando a 17,500 mph y en constante movimiento en órbita a 250 millas sobre la Tierra, ya que con la holoportación el astronauta puede ir a la Estación Espacial en algunos minutos, hablar y convivir con los demás miembros de la tripulación. O viceversa, traerá al astronauta a la Tierra para visitar a sus compañeros y familia.

Esta modalidad, aunque surgió como un interés de la telemedicina en 3D para ayudar a mantener saludables a los astronautas, está demostrando que puede ser una nueva forma de comunicación: precursora para un uso más amplio en futuras misiones.

“Usaremos esto para nuestras conferencias médicas privadas, conferencias psiquiátricas privadas, conferencias familiares privadas y para traer personalidades a la estación espacial para visitar a los astronautas”.

Asimismo, aseguran que el siguiente paso de la holoportación será combinarla con la realidad aumentada y posteriormente con la háptica para finalidades enfocadas a la teleautoría.

«Imagínese que puede traer al mejor instructor o al diseñador real de una tecnología particularmente compleja justo a su lado, dondequiera (…) Pueden trabajar juntos en el dispositivo, como dos de los mejores cirujanos trabajando durante una operación. Esto tranquilizaría a todos sabiendo que el mejor equipo está trabajando en conjunto en una pieza crítica de hardware», aseveró Schmid.

También se prevé que la holoportación y herramientas como estas pueda tener grandes implicaciones en el futuro de los viajes del espacio profundo, sobre todo si se planea la posibilidad de hacer misiones a Marte. Es decir, podrían ser tal y como en las películas se ha presentado.

(FUENTE: dimensionalterna.net)

BITG: científicos de la NASA escriben un nuevo mensaje a extraterrestres inteligentes

El nuevo mensaje está repleto de detalles, como una introducción básica a las matemáticas, la composición química de los humanos, un mapa de la Tierra e incluso nuestra ubicación exacta en la Vía Láctea.

Un equipo internacional de científicos dirigido por Jonathan Jiang, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, ha formulado un mensaje actualizado en código binario que podría transmitirse a extraterrestres inteligentes que podrían existir en la Vía Láctea, según en un nuevo artículo publicado en el servidor de preimpresión arXiv.org, aún a la espera de ser revisado por pares.

Aunque todavía no hemos encontrado vida extraterrestre, la búsqueda se está intensificando gracias a proyectos como el telescopio FAST de China y el James Webb de la NASA. Ahora, la nueva nota espacial, bautizada como Faro en la Galaxia (BITG), es el último de una serie de intentos de contactar con otras formas de vida en el universo que se remontan a un mensaje enviado en 1974 desde el telescopio Arecibo de Puerto Rico, redactado por el científico Carl Sagan y el pionero del SETI Frank Drake, a un cúmulo estelar.

«Faro en la galaxia»

Según reporta Scientific American, el artículo de 13 páginas titulado «Beacon in the Galaxy» explica cómo el nuevo y más avanzado mensaje del BITG –que consta de 13 partes que tienen aproximadamente 204.000 dígitos binarios efectivos, o 25.500 bytes, en total– está repleto de detalles, como una introducción básica a las matemáticas, la composición química de los humanos, un mapa de la Tierra e incluso nuestra ubicación exacta en la Vía Láctea. También se incluye una invitación a los extraterrestres para que respondan de la misma manera, entre otros muchos elementos.

«El mensaje propuesto incluye conceptos matemáticos y físicos básicos para establecer un medio de comunicación universal, seguido de información sobre la composición bioquímica de la vida en la Tierra, la posición del Sistema Solar en la Vía Láctea con respecto a los cúmulos globulares conocidos, así como representaciones digitalizadas del Sistema Solar y de la superficie de la Tierra», afirman Jiang y sus colegas en el estudio.

«El mensaje concluye con imágenes digitalizadas de la forma humana, junto con una invitación para que cualquier inteligencia receptora responda», añadió el equipo.

Científicos proponen cuándo, dónde y con qué

En su nuevo trabajo, el equipo de Jiang incluye detalles como la mejor época del año para emitir su mensaje y los posibles objetivos del mismo, incluido un denso anillo de estrellas cerca del centro de la Vía Láctea. El equipo propone además que para esta tarea se utilicen el radiotelescopio esférico de quinientos metros de apertura (FAST), en China, y el conjunto de telescopios Allen del Instituto SETI, en California.

Entre las instituciones que participan en el nuevo trabajo se encuentran el Instituto SETI, la Universidad de Cambridge y la Universidad Normal de Pekín, entre otras.

Comunicación en un lenguaje «universal»

Dado que no sabemos cómo se comunican los extraterrestres inteligentes, o si existen, es difícil imaginar un lenguaje que pueda ser «universal». Por este motivo, Jiang y sus colegas optaron por adoptar un enfoque similar al de muchos mensajes interestelares anteriores, escribiendo el BITG como un mapa de bits, un medio que utiliza el código binario para crear una imagen pixelada.

El raciocinio que se esconde detrás de esto es que, si existen, viven en el mismo universo que nosotros y, por tanto, están sujetos a las mismas leyes inmutables. Así, según los científicos, no es descabellado suponer que los extraterrestres hayan descubierto cosas similares sobre las matemáticas, la física o elementos básicos de la materia.

«Aunque el concepto de matemáticas en términos humanos es potencialmente irreconocible para la inteligencia extraterrestre (ETI), lo binario es probablemente universal en todas las inteligencias», señalan los investigadores.

«El binario es la forma más sencilla de las matemáticas, ya que solo implica dos estados opuestos: cero y uno, sí o no, blanco o negro, masa o espacio vacío. Por lo tanto, la transmisión del código como binario sería muy probablemente comprensible para todos las ETI y es la base del mensaje BITG», agregó.

Preocupación por riesgos potenciales

Dado a que no sabemos absolutamente nada sobre los extraterrestres en cuanto a su comportamiento, ética y motivaciones, algunos expertos han advertido que transmitir la posición de la Tierra en la galaxia podría ser una invitación para que una especie potencialmente hostil causara daños en nuestro mundo –todo a pesar de que la civilización humana ha estado transmitiendo, aunque débilmente, su presencia desde que empezamos a transmitir ondas de radio–.

Por su parte, Jiang y sus colegas reconocieron este riesgo, pero en última instancia, rebaten que cualquier alienígena capaz de descifrar el mensaje del BITG no es probable que sea un conquistador agresivo.

«Los argumentos en contra de la continuación de la comunicación han sido explorados y declarados en el artículo: ¿serían los ETI pacíficos e incluso si lo son, significaría la naturaleza humana que la guerra con los ETI es inevitable, posiblemente causando la extinción de otra raza sensible? Sin embargo, la lógica sugiere que una especie que ha alcanzado la suficiente complejidad como para lograr la comunicación a través del cosmos también habría alcanzado muy probablemente altos niveles de cooperación entre ellos y, por tanto, conocerá la importancia de la paz y la colaboración» aseguraron los científicos.

Aun así, hay muchos que cautelosamente se siguen oponiendo a la idea de contactar a extraterrestres inteligentes. Y es que, a pesar de lo emocionante que podría ser, la verdad sigue siendo que no sabemos a qué nos podríamos enfrentar. Así que ¿deberíamos hacer algo así, teniendo en cuenta los riesgos potenciales? El debate en la comunidad científica continúa.

Editado por Felipe Espinosa Wang.

(FUENTE: dw.com)

Voces del Misterio nº.860: Fenómenos paranormales en la Asamblea, la Mascara Hierro, Expedientes X

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

«Voces del Misterio» nº.860 en el que tocamos los siguientes temas:
Fenómenos paranormales en el edificio de la Asamblea en Mérida, edificio oficial.
El misterio del «hombre de la máscara de hierro» con Julio Porcel.
Expedientes X del Ejército, Policía Nacional o Local y Bomberos (FNAC).
En «Voces del Misterio», SFC Radio, 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-860-fenomenos-paranormales-la-audios-mp3_rf_87964299_1.html

Definición de misterio - Qué es, Significado y Concepto