El misterio del duende de Río Mayo

El mes pasado el hotel Viejo Covadonga fue el epicentro de una posible aparición espectral. Un ex combatiente sacó una foto desde el exterior y en una ventana se observa a una mujer asomada entre el marco y la cortina. El visitante aseguró que en ese momento no había nadie en su habitación.

Rápidamente empezaron a llegar versiones de «presencias» que no eran agresivas, al contrario, y que acompañaban con curiosidad la visita de los turistas al hotel.

Mientras que se reflotaron viejas historias de presuntos fantasmas en los campos cercanos al pueblo, aquellos que se instalaron sobre cementerios de los ancestros locales.

Pero no es la primera vez que ocurren algo que roza lo «extraño» en Río Mayo. En el año 2009 un grupo de amigos, con la tecnología de ese entonces, grabó un video en la calle. Los jóvenes parecen estar jugando, con un divertido tono de voz tratando de mostrar la calle durante la noche cuando, inesperadamente, algo se asuma de izquierda a derecha.

Una figura que camina cruza la calle de lado a lado y los jóvenes con mucho miedo, corren. Habrá sido algún animal autóctono o un perro. Nadie lo sabe, el ser parece estar sostenido sobre dos piernas lo que hace más extraño el caso.

¿Verdad o casualidad?

Este es el video que circuló. Los jóvenes corrieron del lugar luego de que este personaje se cruzara frente a ellos en una calle de la localidad chubutense de Río Mayo.

Como si fuera el «Pitufo Enrique», popularizado por Crónica TV en sus inicios, o las crónicas de la casa embrujada de La Plata, en el Nuevediario de los años 80 con el inolvidable José De Zer, ahora algo similar sucede en Lomas de Zamora.

A fines de abril de este año aparecieron dos videos mostrando un supuesto hombrecillo que merodea el área que vigilan los empleados de seguridad del predio, y al que en redes apodan «el duende del conurbano».

En Tafí también apareció un ejemplar, pero nadie más lo pudo observar.

¿Existen los duendes en la vida real?

Todos hemos visto en películas y series de televisión a los duendes, unas criaturas míticas muy conocidas por todos. Pero, ¿existen en realidad? Son humanoides de pequeño tamaño que guardan relación con la protección de las cosas, aunque en algunos casos también se les relaciona con la maldad.

Lo primero a tener en cuenta es que los duendes han tenido un gran protagonismo en prácticamente todas las civilizaciones de la historia, como la celta o la nórdica. Ambas los consideraban como seres diminutos que se encargaban de proteger los bosques, y la naturaleza en su conjunto.

Los duendes de color verde son los más conocidos de todos. Se dice que viven en bosques, aunque muy pocas personas han tenido la oportunidad de verlos. Aunque no son tan populares, también existen los duendes malvados que roban las almas de las personas mediante hechizos.

Hay leyendas que cuentan que estas criaturas se esconden en los hogares y salen cuando los más pequeños duermen. Lo que hacen es colocar su mano en la nariz para que los niños abran la boca, y así poder robarles el aliento.

Respondiendo a la pregunta de si en realidad existen los duendes, depende de la creencia de cada persona. Hay quienes creen que viven en lo que se conoce como tercer estrato del universo. El primer estrato lo ocupamos los humanos. Los espíritus, demonios y ángeles viven en el segundo estrato. Y, finalmente, el tercer estrato, reservado para los titanes, dioses y duendes.

Curiosidades de los duendes

Los duendes son grandes expertos en el mundo de la magia. Dominan las ciencias ocultas y la adivinación, y son ellos quienes elegir cómo, cuándo y dónde serán vistos, y también por quién.

Existen duendes de diferentes colores, aunque todos se agrupan en dos categorías. Por un lado, los claros, que son buenos por naturaleza. Y, por otro lado, los oscuros, dañinos y malvados.

¿Sabes cuánto viven los duendes? Aproximadamente 500 años. Hay un dato muy curioso sobre ellos, y es que pueden tomar la forma física que quieran: perro, gato… Teniendo esto en cuenta, es muy probable que todos nosotros hayamos visto alguno, pero no lo sepamos.

La leyenda de San Patricio cuenta que desterró a los duendes de la casa de Dios, y por este motivo aparecen todos los 17 de marzo para realizar actos malvados.

1) Los duendes son seres de la naturaleza

Liliana dice que una cadena une el cielo y la tierra y que en esa cadena están Dios, los santos, los arcángeles, los serafines, querubines, magos, gnomos y duendes. Todos serían, entonces, seres de la naturaleza, que viven en otra dimensión paralela.

2) Los duendes limpian el aura de las personas

Según Liliana, los duendes son comandados por ángeles y su misión es cuidar a los hombres.

3) No hay duendes malvados

“Los duendes son eternamente buenos: son luz terrestre enviada por un arcángel, que nos puede ayudar a que no nos traicionen”.

4) Viven en los árboles y es difícil encontrarlos en medio de la ciudad

“Para verlos hay que aprender a estar en la naturaleza, a escucharla. Sentarse en la orilla de un arroyo, al pie de una montaña y vibrar en la misma frecuencia”, nos dice.

“No hay que ver para creer sino creer para ver. Aprender a escuchar el lenguaje de los arboles, del viento, de las hojas. Ellos te dan un mensaje, así es como que te hablan”.

5) No hay distintos tipos de duendes

Liliana explica que los duendes tienen distintas denominaciones según la cultura: en Noruega los llaman trolls, en Irlanda leprechaun, en México aluxes.

Mito, leyenda, historias, fotos o videos… algo aparece y está ahí, entre nosotros.

(FUENTE: elchubut.com.ar)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s