Las cabañuelas predicen si habrá otra Filomena este invierno

El joven Jorge Rey, que predijo el temporal Filomena, explica que habrá un otoño “movidito” y que podrían producirse grandes nevadas a partir de enero.

Una mujer con paraguas sale de la parada del metro de Urgel, a 15 de septiembre de 2022, en el distrito de Carabanchel, en Madrid (España). Las precipitaciones producidas por la borrasca ‘Danielle’ en la Comunidad de Madrid se van a intensificar en el día de hoy conforme avance la jornada con alerta por viento e inundaciones. La Sierra y el oeste de la región serán las zonas donde más agua caerá. La lluvia ha aliviado la situación de los embalses de Madrid que han sufrido sequía en los últimos meses y los sitúa en el 57% de su capacidad total.
15 SEPTIEMBRE 2022;LLUVIA;TIEMPO;METEOROLOGÍA;TEMPORAL;TAXI;TRANSPORTE PÚBLICO;
Jesús Hellín   / Europa Press
15/09/2022
Europa Press

Jorge Rey, el joven que se dio a conocer por su pronóstico del temporal de Filomena que dejó nevadas históricas en España, ha vaticinado cómo será el otoño de este 2022 y ha hablado sobre la posibilidad de que este invierno se produzcan nevadas. Mediante el método de las cabañuelas, Rey ha lanzado los siguientes pronósticos.

En primer lugar, ha explicado que el otoño y el invierno serán “moviditos”, sobre todo porque al invierno “le costará entrar” en nuestro país y las temperaturas altas, más propias del verano, no se irán de España hasta bien entrado el otoño. En concreto, el joven explica que será en noviembre cuando comience el frío.

“Será un invierno que abarque la primavera”

Según Rey, el frío puede también tardar en irse y alargarse más de lo esperado, pues “será un invierno que abarque la primavera”. De momento, los pronósticos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y de muchos expertos coinciden con las estimaciones de Rey sobre el otoño, pero no se atreven a decir cómo será el invierno.

Rey utiliza el método de las cabañuelas para pronosticar el tiempo. Este método intenta predecir el tiempo a largo plazo. No tiene base científica, y se basa en la observación del tiempo para conocer cómo será el clima en los siguientes días.

“Cálculo popular basado en la observación de los cambios atmosféricos en los 12, 18 o 24 primeros días de enero o de agosto, para pronosticar el tiempo durante cada uno de los meses del mismo año o del siguiente”, explica la Real Academia Española (RAE).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s