El enigma de Carnac

Por Jose Manuel García Bautista

A lo largo y ancho del planeta hay todo tipo de construcciones y monumentos que dejan perplejo al ser humano, sobre todo por la capacidad tecnológica y física que tuvieron que poner en curso aquellos primitivos pobladores del planeta hace siglos, tal vez milenios.

Uno de esos conjuntos de construcciones se encuentra en la zona de la Bretaña francesa y es, por merecimiento propio, el conjunto prehistórico monumental más extenso del mundo, superado sólo por las líneas de Nazca y el Gran Muralla China.

Se trata de las piedras de Carnac, formado por el alineamiento de Le Mènec, Kermario, Kerlescan y Pétit Mènec. Hileras de piedras cuya extensión y ‘perfección’ asombran al ser humano.

Sobre su construcción hay todo tipo de teorías: construidos por una raza extraterrestre, vestigios del diluvio universal, soldados romanos petrificados por Dios, fósiles, a cual más rocambolesca si bien la más aceptada es que eran piedras alineadas con una clara vocación ritual.

Pero nada sobre el motivo de su construcción se conoce, todo es un misterio. Si se sabe que cada menhir tiene una tumba y su utilidad sería funeraria (¿tal vez una suerte de lápida sepulcral? Me pregunto) o un fin astronómico.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s