Newton, el físico que quiso ser profeta

Por Jose Manuel García Bautista

Uno de los grandes pensadores, astrónomo, filósofo y físico de nuestra Humanidad ha sido Isaac Newton, que postuló la Ley de la Gravedad y notó como los cuerpos eran atraídos por la Tierra.

Pero su faceta más desconocida llega con sus últimos años de vida cuando se entrega al estudio de la Biblia pues creía que entre sus páginas había un código, una clave que desvelaría el futuro de la humanidad.

Sobre ello escribió, pero principalmente sobre la predicción sobre el fin del mundo, en una carta que se encontró hace años. De esta carta se sabe que vaticinaba el fin del mundo para el año 2060. Fue consciente de ello tras la lectura y estudio de la Biblia y que se alejaba mucho de la concepción que sobre un científico como él se tenía en la época que le tocó vivir.

“Los secretos de Newton” era el marco de la exposición en el que esa carta tuvo especial relevancia, auspiciada por la Universidad Hebrea de Israel.
Isaac Newton bebe de fuentes bíblicas, del Libro de Daniel y del Antiguo Testamento. Así su hipótesis dice que 1260 años después de fundado el Imperio Romano en Europa, en el año 800 d. de C. llegará el fin del mundo. Es decir, dentro de 46 años.

Aunque científico siempre tuvo predilección por estos temas fronterizos al conocimiento, realizando estudios en materia de supersticiones y fenómenos sobrenaturales como la investigación de cuatro años sobre la alquimia y la posibilidad de volver oro el metal.

Otro vaticinio de Newton decía que el pueblo judía regresaría a Tierra Santa antes del fin de los tiempos, antes del Apocalipsis, pero no indica sus interpretaciones ni aporta mayores datos sobre ello.

Parece que Newton no apostaba por un final de muerte y destrucción sino por un periodo revuelto en el que se alcanzaría la paz y la simbiosis con lo divino. A ese momento es al que se le llama o denomina como la Segunda Venida de Jesucristo, donde el paraíso se establecerá en la Tierra.

Si en el año 2060 llega el final de los tiempos, tal y como lo conocemos, o no será sólo una cuestión de ese mismo tiempo pues habrá que esperar. Parece que Isaac Newton sabía más de lo que dejó escrito. Esperemos que sea una venida de paz antes que una destrucción como vaticinan los más agoreros.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s