El Fin del Mundo: ya puedes escuchar y descargarte “Voces del Misterio” nº264, del 14 de Diciembre de 2012.

Programa «Voces del Misterio» del 14 de Diciembre de 2012. Programa monográfico en el que tocaremos el FIN DE L MUNDO; un fin del mundo en torno a la fecha del 21 de Diciembre de 2012 en el que también hablaremos de los Mayas y su calendario, de profetas, profecías, predicciones, causas de un hipotetico fin del mundo, como será el fin del mundo y circunstancias similares. Un programa que no debes perderte.El FIN DEL MUNDO en «Voces del Mundo».Con José Cabello y José David Flores.

*Un programa dirigido por Jesús García y José Manuel García Bautista.

NO TE LO PIERDAS, en el 89.6 fm e IVOOX.

Escúchalo o descargalo (a PC o dispositivo móvil) pinchando en

http://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-264-fin-del-audios-mp3_rf_1647922_1.html

General: http://canalvocesdelmisterio.ivoox.com

Accede a nuestro archivo de audio en IVOOX pinchando sobre nuestro logo

www.vocesdelmisterio.tk

Descubren el calendario maya más antiguo: el fin del mundo puede esperar.

JUDITH DE JORGE/ MADRID

Las tablas astronómicas del siglo IX, pintadas en las paredes de una casa en un yacimiento de Guatemala, describen el ciclo de la Luna y los planetas mucho más allá de 2012.

Pulse para ver el video
Pulse para ver el video
NATIONAL GEOGRAPHIC
Figuras humanas que aparecen en una de las paredes con las tablas astronómicas
Descubren el calendario maya más antiguo: el fin del mundo puede esperar

Números relacionados con el calendario maya

Un equipo de arqueólogos norteamericanos ha descubierto en el yacimiento de Xultún, una gran ciudad escondida en la selva de Petén, en Guatemala, el calendario maya más antiguo que se conoce. Estas tablas astronómicas del siglo IX, que anteceden en varios siglos a los famosos códices mayas escritos en papel de corteza, están pintadas en los muros intactos de lo que parece ser la vivienda de un escribano. Las paredes, adornadas con pinturas únicas -una de ellas representa una formación de hombres con uniformes negros-, están repletas de cientos de números garabateados. Los glifos son cálculos de ciclos: el ceremonial de 260 días, el solar de 365 días, el de 584 días del planeta Venus y el de 780 días de Marte. Las tablas, que intentan encontrar la armonía entre los eventos celestes y los rituales sagrados, se extienden unos 7.000 años en el futuro y son cíclicas, por lo que, según los investigadores, no proporcionan ninguna señal para pensar que el fin del mundo ocurrirá en diciembre de 2012, como la creencia popular se empeña en mantener. El sorprendente hallazgo aparece publicado en revista Science.

Descubren el calendario maya más antiguo: el fin del mundo puede esperar

La vivienda donde apareció el calendario mural

Xultún, un área de 12 kilómetros cuadrados donde decenas de miles de personas vivieron una vez, comenzó a construirse en el siglo I antes de Cristo. El lugar prosperó hasta el final del período Clásico maya -su último monumento data del año 890 d.C.- y quedó en el olvido hasta que fue descubierto hace unos cien años por unos trabajadores guatemaltecos. En 2010, una expedición financiada por laNational Geographic Society sacó a la luz una vivienda de la antigua ciudad oculta por la vegetación, a un metro bajo la superficie.

Lo que había dentro asombró a los arqueólogos. Tres muros pintados, cada uno con su propia historia, prácticamente intactos. En ellos,pequeños glifos rojos y negros arriba y abajo por toda la pared, barras y puntos que representan columnas de números. «No es un templo ni un monumento. Por primera vez, teníamos ante nuestros ojos los registros reales en poder de un escribano», describe por teléfono a ABC.es William Saturno, profesor de arqueología en la Universidad de Boston (EE.UU.). «Es como ver un episodio de la serie de televisión ‘Big Bang Theory’, utilizaban las paredes como un pizarrón para escribir sus problemas matemáticos», continúa. El investigador cree que los escribanos o astrónomos de la época copiaron los datos de «algún libro que no ha llegado hasta nuestros días».

Predicción de eclipses

Las pinturas representan el primer arte maya encontrado en las paredes de una casa. El muro norte, al frente según se entra en la habitación, muestra a un rey sentado, vestido con plumas azules. La imagen de otro hombre aparece en un vibrante color naranja. Los glifos cerca de su cara le llaman «hermano más joven de Obsidian», un curioso título rara vez visto en los sitios mayas. Saturno cree que puede tratarse del hijo o del hermano menor del rey, posiblemente el escriba que vivió en la casa.

En la pared oeste, otras tres misteriosas figuras masculinas aparecen pintadas de negro, con taparrabos blancos, medallones alrededor de sus cuellos y tocados con una pluma, algo que también supone una novedad. Una especialmente corpulenta «como un luchador de sumo» es el «hermano mayor de Obsidian».

Descubren el calendario maya más antiguo: el fin del mundo puede esperar

Arqueólogo limpia las pinturas

Pero lo que sin duda resulta más atractivo y misterioso son los calendarios y los cálculos que, en vez de en códices, como ocurriría cientos de años después -el más famoso es el códice de Dresde-, han aparecido escritos en las paredes. El muro oriental está dominado por figuras numéricas, incluidas las columnas de números que representan los cálculos de conteo y calendario. Algunos siguen las fases de la Luna, otros intentan reconciliar los períodos lunares con el calendario solar, «una forma de predecir eclipses», dice Saturno. Incluso algunas notas pintadas en rojo junto a los cálculos parecen correcciones. «Los mayas tenían grandes conocimientos de astronomía», dice el arqueólogo. «Los utilizaban para planificar sus eventos en sus vidas, como por ejemplo la coronación del rey o cuándo empezar una guerra con otro pueblo».

7.000 años en el futuro

Precisamente, en el muro norte cuatro largos números que representande un tercio de millón a 2,5 millones de días reúnen todos los ciclos astronómicos que los mayas consideraban importantes, como los de Marte, Venus y los eclipses lunares. Estas fechas se extienden unos 7.000 años en el futuro, demasiado tiempo como para considerar que el mundo puede acabar en 2012.

Muy al contrario, los científicos creen que estos símbolos reflejan una visión determinada del mundo que nada tiene que ver con las populares profecías sobre el final de los tiempos. «Para los mayas todo era cíclico», dice William Saturno, que se ríe al recordar los terribles presagios para finales de año y pone un ejemplo: «Debemos pensar en el cuentakilómetros de un coche, cuando se pone otra vez a cero, vuelve a empezar». Pese a estos razonamientos, el científico está convencido de que cuando llegue el 21 de diciembre y no ocurra nada, los catastrofistas «se inventarán una nueva fecha». «Tenemos algo que aprender de los mayas y es que nosotros, en vez de pensar en cómo mejorar el mundo, parece que solo pensamos en su fin», reflexiona.

¿El fin del mundo a la puerta?

Tarotista comenta cada una de las especulaciones sobre este 21 de diciembre. Foto: Reproducción Editorial Aguilar

Tarotista comenta cada una de las especulaciones sobre este 21 de diciembre.
Foto: Reproducción Editorial Aguilar

JAIME HALES

Me escriben algunos amigos y amigas preguntando: ¿Qué pasará con los tres días de oscuridad? ¿Es cierto que se vienen cataclismos para el 21 de diciembre? ¿Es verdad que puede ser el fin del mundo y que sólo se salvarán 144.000 elegidos? ¿Se cumplirán las tantas profecías de los mayas, de Nostradamus, de algunos santos, de otros pueblos del interior de Rusia, de África, de islas escondidas en el Pacífico e incluso en Chiloé? ¿Qué efectos tendrá sobre la tierra la alineación de los planetas que se producirá el 21 de diciembre? ¿Y las explosiones solares? ¿Se estrellará un cometa en la Tierra? ¿Y el rayo desde el centro de la galaxia? ¿Harán su aparición pública los extraterrestres? ¿Es verdad que muchas personas están construyendo sótanos protegidos y juntando alimentos y agua? ¿Debemos juntar agua?

Y muchas preguntas más vinculadas a lo mismo.

Mi primer impulso es dejar todas esas dudas sin respuesta, esperando sólo que llegue el 21 de diciembre, hagamos – como todos los años – nuestro ritual del solsticio de verano a las 20 horas y nos preparemos para despertar el 22 de diciembre y seguir con las rutinas propias de la vida. Pero me he dado cuenta que muchos de los que me escriben son personas serias e inteligentes, generalmente bien informadas y que, cuando preguntan, lo hacen con cierta esperanza de que diga que nada de eso es cierto, pero también mantienen un grado de temor.

Voy a opinar: el riesgo es que esté equivocado y que ustedes me maldigan mientras se produzca la hecatombe final. Pero, la verdad es que estoy tan convencido de lo que les diré, que me arriesgo a esa infinitesimal probabilidad, pues todo me indica que nada de lo terrible sucederá.

He terminado de leer dos libros escritos por el intelectual colombiano Germán Puerta quien se hizo ayudar por Arturo Ospina. No estoy completamente de acuerdo con ellos en muchos de los juicios que emiten, pues sitúan a todos los que creemos en temas esotéricos u holísticos en un mismo saco, tanto a los que divulgan informaciones manifiestamente falsas, imprecisas y carentes de fundamento, como los que nos tomamos en serio el desarrollo espiritual del ser humano y tratamos de actuar armónicamente con nuestras esferas mental, espiritual, corporal y emocional. Pese a este sesgo de los autores, me parecen dos obras muy potentes. Una de ellas devela ciertas verdades sobre la cuestión de las presuntas predicciones de los mayas. La otra, con el decidor nombre de “Inventario del Fin del Mundo”, reúne una secuencia de los anuncios de catástrofes similares a los que se hacen en esta época formulados en distintos momentos de la historia desde el 2800 a.C. hasta el 2280 d.C. Sigue leyendo

La NASA niega el fin del mundo tras recibir en las últimas semanas más de 5.000 consultas.

Construcción maya

Fotografía de la zona arqueológica maya El Lagartero, ubicada en la comunidad Lagos de Colón (México). (H. Montaño / EFE)


  • Su blog de consultas ha recibido más de 5.000 preguntas sobre el tema.
  • El astrobiólogo encargado del espacio, David Morrison, asegura que la imágenes del planeta ficticio Nibiru son falsas.
  • El fin del mundo es «una fantasía fabricada» por Internet y las redes sociales.
  • EUROPA PRESS.

El 21 de diciembre no será el fin del mundo. Eso ha manifestado la NASA, en contra de las predicciones mayas sobre el impacto del ficticio planeta Nibiru contra la Tierra, ante el bombardeo de más de 5.000 consultas relacionadas con el tema en su blog Ask an astrobiologist (Pregúntale a un astrobiólogo).

Ningún gobierno puede controlar a la gente que mira al cielo. Si algo fuera a chocar contra nosotros, cualquiera podría verloEl científico encargado del espacio, David Morrison, ha tenido que calmar a algunos usuarios, por lo que ha hecho públicas las respuestas a alguna de las preguntas más frecuentes, en las que deja claro que la profecía de que Nibiru se dirige a nuestro planeta se basa en fabulas y poemas sumerios, donde se trata como un personaje asociado al dios Marduk.

No obstante, algunos internautas están convencidos de que la agencia estadounidense conoce la existencia del planeta y que ha creado un telescopio en el Polo Sur para estudiarlo. Así, Morrison ha explicado que tal telescopio fue construido por la National Science Foundation y que es un radio telescopio, por lo que no puede tomar imágenes. Y ha añadido que ningún gobierno podría ocultar un hipotético fin del mundo porque no podría controlar a los millones de científicos independientes ni a la gente que mira al cielo: «Si algo fuera a chocar contra nosotros, cualquiera podría verlo». Sigue leyendo

La NASA desmiente a los mayas: el fin del mundo no será el 21 de diciembre.

La NASA ha informado que, en las últimas semanas, su blog ‘Ask an astrobiologist’ (Pregúntale a un astrobiólogo) ha recibido más de 5.000 preguntas que versan sobre la predicción maya del fin del mundo en 2012 y sobre el impacto contra la Tierra del planeta ficticio Nibiru el próximo 21 de diciembre.

Foto: Gtres

Foto: Gtres

El experto que habitualmente participa en este espacio, el astrobiólogo David Morrison, se ha visto obligado a calmar a los usuarios más alarmados y ha hecho públicas las respuestas a algunas de las cuestiones más frecuentes que se le han presentado en los últimos días.

Así, el científico ha dejado claro que la profecía de que Nibiru se dirige hacia la Tierra, proviene de fábulas y poemas sumerios, en los que aparece como un ‘personaje’ ficticio. Este planeta es un nombre en la astrología babilónica, a veces asociado con el dios Marduk.  Sigue leyendo