La trágica historia detrás de la la momia hallada en Chile que algunos creían era un extraterrestre

Los análisis de ADN de un cuerpo humano con extrañas malformaciones genéticas han permitido a los científicos despejar dudas sobre su origen y sus inusuales características.

La trágica historia detrás de la la momia hallada en Chile que algunos creían era un extraterrestre

 

No, no se trata de un misterioso extraterrestre como algunos pensaron.

Un estudio publicado este jueves en la revista Genoma Research revela el drama que esconde detrás de un esqueleto momificado hallado en Atacama, Chile.

La investigación confirma que se trata del cuerpo de una niña recién nacida con múltiples mutaciones en sus genes.

Aunque mide 13 centímetros, el tamaño de un feto, los primeros análisis habían sugerido que correspondía al cuerpo de una niña entre los seis y los ocho años.

Estas características inusuales dieron lugar a diversas especulaciones sobre su origen.

Ahora, los exámenes de ADN más recientes indican que el tamaño de sus huesos y otras anomalías son el resultado de mutaciones genéticas.

Además de su pequeño tamaño, el esqueleto tiene varias características físicas inusuales, como menos costillas y una cabeza coniforme.

Ata, como le llaman a la momia, fue hallada hace más de 10 años en una mina en el pueblo de La Noria, en el desierto de Atacama en Chile.

Ata fue hallada en la región de Atacama, Chile. Foto: Emery Smith.
Ata fue hallada en la región de Atacama, Chile. Foto: Emery Smith.BBC

De ahí, de alguna manera, terminó en una colección privada en España.

Su apariencia dio pie a muchas conjeturas. Incluso hubo un documental que sugería que Ata podría ser evidencia de visitantes extraterrestres.

Investigaciones genéticas

Pero las nuevas investigaciones acabaron con esas teorías.

Los científicos analizaron el genoma de Ata, que contiene información única de cada ser humano.

Antes, ya habían usado este método para comprobar que Ata era una ser humano. Ahora, el equipo reveló que Ata era una bebé con mutaciones relacionadas con el enanismo, la escoliosis y anomalías en los músculos y el esqueleto.

“Lo sorprendente, que desde el principio nos hizo pensar que había algo extraño, fue la aparente madurez de los huesos”, dijo Garry Nolan, profesor de microbiología de la Universidad de Stanford en California.

“El cuerpo se veía mucho más maduro a pesar de que el espécimen fuera más pequeño”, dijo Nolan. “Creemos que uno o más de los genes mutados fue responsable de esto”.

Ata solo tiene 10 pares de costillas.
Ata solo tiene 10 pares de costillas.BBC

Ata solo tiene 10 pares de costillas, en vez de 11, una característica que nunca se había visto en humanos.

“Creemos que la niña nació muerta o murió inmediatamente después de nacer”, dijo Nolan.

“Estaba tan mal formada que le hubiera sido imposible alimentarse. En su condición, habría terminado en la unidad de cuidados intensivos”.

El esqueleto, que se mantiene intacto, sugiere que Ata nació hace unos 40 años.

Una historia trágica

El profesor Nolan comenzó su investigación en 2012, cuando un amigo lo llamó y le dijo que posiblemente había encontrado un extraterrestre.

“Lo que comenzó como una historia de extraterrestres, en realidad es una historia detragedia humana”, dice Nolan. “Una mujer tuvo un bebé con malformaciones, fue preservado y luego empeñado o vendido”.

“Debe ser devuelta al país de origen y enterrada de acuerdo a las costumbres de los locales”, añadió Nolan.

Los expertos dicen que los estudios que hagan con Ata tienen el potencial de mejorar la comprensión de los desórdenes genéticos de los huesos.

“Nunca se había visto un caso como este. Así que nadie ha revisado su genética”, concluyó Nolan.

Fuente: t13

Anuncios

El sorprendente hallazgo de una momia que aseguran pertenece a Reza Sha Pahlevi

La familia de Reza Shah Pahlavi cree que unos restos hallados en una capilla cerca de Teherán pertenecen al exmonarca iraní, quien gobernó entre 1925 y 1941. Su cuerpo estaba perdido por lo menos desde 1979.

El sorprendente hallazgo de una momia que aseguran pertenece a Reza Sha Pahlevi

 

El cuerpo de Reza Sha Pahlavi, el fundador de la última dinastía que reinó en Irán, está perdido desde 1979.

Pero el descubrimiento esta semana de una momia cerca de Teherán, la capital iraní, creó la expectativa de que se haya encontrado el cadáver del monarca, quien gobernó entre 1925 y 1941.

Probablemente” pertenezca a Reza Sha, dijo este martes Reza Pahlavi, nieto del exlíder, en un comunicado en Twitter.

Los restos momificados aparecieron durante la construcción de una capilla en Shahr Rey, al sur de Teherán.

Su tumba, también en Shahr Rey, fue destruida después de la Revolución Islámica de 1979 y sus restos nunca fueron encontrados.

Ante el posible hallazgo, el nieto, actualmente opositor del gobierno iraní y asentado en Estados Unidos, pidió a las autoridades iraníes que le permitan a su familia acceder al cuerpo para darle una sepultura adecuada en Irán.

“Ya sea como el padre de Irán moderno o como un rey, o solo como un simple soldado y servidor de su país y su pueblo, Reza Sha debe tener una tumba en un lugar conocido por todos los iraníes”, dijo Reza Pahlavi en su mensaje.

Pahlavi también pidió a los iraníes que apoyen a su familia en su intento de enterrar a su abuelo y negó los rumores de que su familia hubiera movido anteriormente los restos de su abuelo.


El presidente del Comité de Patrimonio Cultural de Teherán dijo el lunes a la agencia semioficial de noticias ISNA que era “posible” que el cuerpo perteneciera al exlíder, pero algunos medios de comunicación en Irán cuestionaron la información.

No está claro dónde está el cuerpo del difunto ahora.

Dinastía Pahlavi

Reza Sha Pahlavi llegó al poder en Irán en 1921, cuando derrocó al Sha Ahmad Shah Qayar, de la dinastía Qayar.

En su reemplazo, fundó el linaje Pahlavi, que tuvo solo dos gobernantes. Él mismo, que se proclamó Sha en 1925, y su hijo, Mohammad Reza Pahlavi, quien huyó del país en 1979 con la victoria de la Revolución Islámica.

Entre los dos sumaron más de cincuenta año sal frente de Irán.


Mohammad Reza Pahlevi, último Sha de Irán, sucedió a su padre, Reza Sha, en 1941.
Mohammad Reza Pahlevi, último Sha de Irán, sucedió a su padre, Reza Sha, en 1941.Getty Images

Aunque muchos le reconocen su influencia modernizadora en Irán, la figura de Reza Shah Pahlavi también es criticada por sus ataques a la religión y los presuntos abusos contra los derechos humanos cometidos durante su reinado.

Murió en el exilio en Sudáfrica en 1944, tres años después de que fuerzas británicas y rusas lo obligaran a abdicar en favor de su hijo, en plena Segunda Guerra Mundial.

Inicialmente Reza Sha fue embalsamado y enterrado en Egipto, pero su cuerpo fue trasladado a Irán varios años después.

El mausoleo donde lo enterraron fue destruido después de la revolución de 1979 que derrocó a su hijo, Mohammad Reza.

Fuente: t13

¿De dónde salió la leyenda de la maldición de la momia, tan popular en el cine y la televisión?

El descubrimiento de la tumba de Tutankamón, hace 95 años, ha inspirado a los cineastas por décadas y sigue capturando la imaginación de muchos. Pero ¿cuál es el origen de la leyenda? ¿Y cuánto de verdad hay en ella?

¿De dónde salió la leyenda de la maldición de la momia, tan popular en el cine y la televisión?

 

“Debió de ser un proceso bastante espantoso que implicaba la extracción, a través de la nariz, del cerebro y los órganos internos, las vísceras”, empieza John J. Johnson, de la Sociedad de Exploración Egipcia (EES, por sus siglas en inglés).

“El cuerpo era entonces lavado y cubierto con aceites”, continúa, describiendo el complicado proceso de la momificación empleado en el Antiguo Egipto.

Han pasado 95 años desde la excavación de la tumba del faraón Tutankamón y el fenómeno sigue provocando fascinación.

Y también ha alimentado la imaginación de los cineastas, usualmente bajo la forma de un malévolo personaje vendado que mata para vengarse de la profanación cultural y el amor prohibido.

Efectivamente, aunque es fundamentalmente una creación cinematográfica, la momia que vuelve a la vida está supuestamente inspirada en la llamada maldición de Tutankamón.

Según reportes periodísticos de inicios de la década de 1920, varias personas vinculadas a la expedición del arqueólogo británico Howard Carter al Valle de los Reyes en 1922 murieron de forma prematura, entre ellos su financiador Lord Carnarvon, quien falleció por culpa de una picadura de mosquito.

Y aunque la leyenda comparte similitudes con otras representaciones de monstruos vivientes, como Drácula o Frankenstein, la misma parece estar más arraigada en la memoria colectiva porque su punto de partida es un hecho real: la exhumación del rey Tut.

“Egiptomanía”

El frenesí mediático por la excavación hizo que una particular idea de lo egipcio se apoderara de la imaginación popular, llegando incluso a alimentar el desarrollo de un estilo arquitectónico: el Art Déco.

De hecho, muchas salas de cine estadounidenses de los años 20 también se adornaban con extravagantes decoraciones que pretendían imitaban la opulencia del Antiguo Egipto. Y para capitalizar esa egiptomanía Universal Estudios produjo “La momia”en 1932.

La película es recordada sobre todo por la interpretación de Boris Karloff como Imhotep, un sumo sacerdote momificado que resucitado gracias a la lectura de un pergamino mágico.

Imhotep se convence de que su amor perdido, Ankh-es-en-amon (nombrada así por Ankhesenamun, la media hermana y esposa del rey Tut) se ha reencarnado como una mujer que tiene una similitud sorprendente con su esposa fallecida.

El guionista del filme, John L. Balderston, había sido uno de los corresponsales que informaron sobre la apertura de la tumba del rey Tut, lo que le dio cierto toque de legitimidad a la película.

Y, en su esencia, este atmosférico thriller psicológico dirigido por el cineasta expresionista alemán Karl Freund, es una historia con moraleja sobre los peligros de interferir con las costumbres ancestrales de una cultura extranjera.

Pasaron ocho años antes de que Universal produjera la siguiente película sobre momias: “La mano de la momia” (1940) una secuela bastante simplista de la original.

A pesar de la creencia popular, en ese filme, Karloff sólo aparece durante la memorable apertura de 10 minutos. Y fue sólo en lo que siguió que la resucitada criatura se convirtió en la amenaza torpe y pesada que conocemos hoy día.

Pero la idea de una momia en movimiento le habría sido completamente ajena a los antiguos egipcios y va en contra de todo el concepto de momificación, que se usaba para preservar a las muertos para garantizarles una vida tranquila y pacífica en el más allá.

Acosada por su propia maldición

Hammer Studios trajo a la momia de vuelta con “La momia“, de Terence Fisher, en 1959, un filme que hizo honor a la leyenda original y reconoció el atractivo romántico de la criatura al volver a incorporar la figura de Ankhesenamun en la princesa Ananka (interpretada por Yvonne Furneaux).

El guionista Jimmy Sangster tomó prestadas las secuelas irregulares de Universal y le puso el apodo de Kharis a la criatura (interpretada por Christopher Lee), suponiendo erróneamente que era el verdadero nombre de un dios egipcio.

La fascinación con el antiguo Egipto sigue viva hasta el día de hoy.
La fascinación con el antiguo Egipto sigue viva hasta el día de hoy.EPA

Una maldición mortal también afecta a un equipo de arqueólogos en “El manto de la momia” (1967), del mismo Hamer: todos son asesinados uno a uno por el ser reanimado.

Y una hermosa pero letal reina egipcia, así como su moderna reencarnación (ambas interpretadas por Valerie Leon), reemplazan a una momia más convencional en “La tumba de la momia” (1971), una adaptación de la novela de 1903 de Bram Stoker “La joya de las siete estrellas”, que también parecía acosada por su propia maldición.

Luego de cinco semanas de producción, su director, Seth Holt, murió repentinamente de un ataque al corazón. Mientras que Peter Cushing, quien hacía del padre de Leon, tuvo que ser reemplazado tras la muerte inesperada de su esposa.

La opulencia de la tumba y sus objetos decorativos inspiraron a más de un decorador de interiores de la época.
La opulencia de la tumba y sus objetos decorativos inspiraron a más de un decorador de interiores de la época.Getty Images

Habiendo claramente agotado el material -y probablemente molestado a los faraones lo suficiente- Hollywood no produjo otra película de la momia hasta el cambio de siglo.

Aunque, numerosos filmes se acordaran del Antiguo Egipcio, de la momificación y de las excavaciones.

El primero de los “Indiana Jones” de Steven Spielberg, “En busca del arca perdida” (1981), se basó en la búsqueda del Arca de la Alianza en Egipto.

El cineasta produjo también “El joven Sherlock Holmes” (1985), la cual narraba el descubrimiento por parte del detective de una secta egipcia.

Mientras que “La puerta del tiempo” (1994), de Roland Emmerich, hacía referencia a la puerta de entrada a un planeta lejano que reflejaba el Antiguo Egipto y jugaba con la idea de una historia despótica con un alienígena encarnado en el dios Ra.

La mutación de la momia

El siglo XXI trajo de nuevo una serie de momias (1999-2008) interpretadas por Brendan Fraser y Rachel Weisz , y resucitó la leyenda de Imhotep, quien después de ser reanimado invoca las “10 plagas de Egipto”.

Pero mientras que la gente llegó a sentir lástima por la momia de Karloff, en su versión contemporánea la misma es un antagonista totalmente desprovisto de simpatía.

Como esta serie no logró destacar en taquilla, sólo fueron “exhumadas” dos momias más.

Pero eso no significa que Hollywood haya decidido enterrar para siempre el tema, como prueba la superproducción “La Momia“, protagonizada por Tom Cruise.

En este caso, la venganza corre por cuenta de una antigua hechicera momificada, interpretada por Sofia Boutella.

E incluso si esta película decepciona, no parece que la momia vaya a dejar de vagar por las pantallas de los cines.

Fuente: t13

Los secretos de la momia de una niña de hace 1.900 años revelados con alta tecnología

Una momia nunca desenvuelta que tiene el retrato de la cara, solemne y joven, de una niña que nos mira desde su antigua civilización está siendo examinada con la tecnología ultramoderna.

Los secretos de la momia de una niña de hace 1.900 años revelados con alta tecnología

 

Científicos de un laboratorio líder en Estados Unidos están utilizando una forma de rayos X de última generación para escanear una momia egipcia que nunca se ha desenvuelto desde su excavación hace un siglo.

Es la primera vez que los haces intensos de rayos X generados en sincrotrones de altas energías se utilizan en una momia con el objetivo de obtener un detallado análisis tridimensional del cuerpo y los objetos escondidos bajo el vendaje de lino.

Se trata también de una momia inusual, no sólo porque el cuerpo se ha preservado, sino porque lleva un retrato de la niña que murió.

Se cree que la momia, que pertenece a la colección de la Universidad de Northwestern en la ciudad de Chicago, en el noreste de Estados Unidos, es de una niña de 5 años que murió hace 1.900 años.

Es una de aproximadamente 100 que existen en ese estilo, momificada con la técnica egipcia y con una pintura romana mostrando la cara de la pequeña en vida.

La tecnología que se utilizará espera revelar la mayor cantidad posible de detalles sin manipular los vendajes que la cubren.

“Es conmovedor darse cuenta de lo joven que era la niña. Estaba bien de salud y no hay ningún indicio de que murió como consecuencia de una contusión”, explica Marc Walton, profesor de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Northwestern.

Cree que lo más probable es que haya muerto de malaria o de sarampión.

Inusual

La momia fue desenterrada en 1911 por el arqueólogo inglés William Flinders Petrie, en Hawara, Egipto (una importante zona arqueológica localizada a unos 100 km al suroeste de Cairo) y trasladada a Chicago poco después.

Desde entonces ha estado expuesta tal cual y como llegó de Egipto y, a diferencia de otras, nunca se le quitó el vendaje.

Este año, por primera vez, los investigadores comenzaron a analizar lo que hay dentro y la semana pasada la trasladaron a un centro de investigación de punta que la Universidad de Chicago maneja a nombre del Departamento de Energía de EE.UU.

El tipo de radiografía que se utiliza emplea intensos rayos de luz que permiten definir las estructuras que se encuentran bajo la superficie y estudiarlas a un nivel nanotecnológico, en donde la escala se calcula en billonésimos por metro.

Los científicos quieren examinar los huesos, los dientes y un objeto que se encuentra dentro del cráneo, que se presume se introdujo después de que el cerebro fue extraído durante el proceso de momificación.

Huesos antiguos

Walton piensa que puede ser resina que quedó tras el embalsamiento y que se asentó en la parte posterior del cráneo.

Al parecer, también hay una suerte de cableado alrededor de la cabeza y los pies.

Los especialistas esperan entender más acerca del posicionamiento del cuerpo y la momificación.

El profesor cree, sin embargo, que se trata de sujetadores metálicos modernos que quizás se insertaron durante la excavación de 1911.

“Desde el punto de vista médico me interesa la calidad de los huesos, ¿ha cambiado con el paso del tiempo?”, se pregunta Stuart Stock, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Northwestern.

Y añade: “Esa información nos permitiría crear una base de datos comparativa de los huesos modernos y los antiguos”.

El paso del tiempo

Stock explica que sabiendo qué tipo de materiales están presentes, se puede determinar cuál era el proceso de preparación de la momia y los pasos que se siguieron posteriormente para estabilizar la momia.

Además quieren saber más acerca de la niña.

Taco Terpstra, profesor de historia de la Universidad de Northwestern, comenta que alrededor de la mitad de los niños en aquella época no vivían más allá de los 10 años.

Walton indica que el retrato de la niña y la forma en la que fue enterrada sugieren que era parte de una élite en la comunidad.

Y ahora, la momia con la cara solemne de una niña que fue parte de una civilización ancestral, está siendo investigada con tecnología moderna.

Fuente: t13