La Madrugá que lloró la Virgen de las Angustias, Los Gitanos

Jose Manuel García Bautista / El Correo de Andalucía

Resultado de imagen de virgen angustias gitanos sevillaLa Semana Santa de Sevilla ha dejado momentos inolvidables en la retina de muchos cofrades y amantes de la semana más grande de la ciudad hispalense, pero también momento en los que el pánico se poderó de las personas, del público asistente al paso de los cortejos procesionales. En la memoria de la ciudad aquella “Madrugá del Pánico” o momentos como el famoso niño fantasma que acompañó al Señor de las Tres Caídas desde Triana a Sevilla y desde Sevilla a Triana en la eterna dualidad de esta ciudad.

Otro hecho mágico, poco demostrable, lo encontramos en un hecho “paranormal” que se vivió en el año 1994. Así lo narraba su protagonista: “Estoy leyendo los comentarios sobre este tema ya que me apasiona por una parte los temas cofrades y por otro los paranormales y me quedo helado. Voy aportar un fenómeno que se dio en el año 1994, creo recordar, en la Semana Santa de Sevilla.

Era en la madrugá, cuando la Virgen de las Angustias de la Hdad. de Los Gitanos pasaba por la calle Sierpes y un videoaficionado tomo de primer plano la cara de esta imagen. Pues, bien cuando este señor visualiza el vídeo días después en su casa, observa en la toma que hizo como por la mejilla de la Virgen de las Angustias se le resbalaba una lágrima, pero no de las que tiene, sino líquida, al igual que cualquiera de nosotros cuando lloramos.

Este hombre llevo el vídeo a varias expertos para que busquen una explicación científica, la verdad que como en todos estos casos se le busca explicación por parte de los más escépticos e incrédulos, y por otro lado se llega a la conclusión de que esta imagen, ese día de ese año, lloró por Sierpes”.

Leyendas en torno a nuestras imágenes más queridas, historias heterodoxas, que engrandecerán aún más la enorme devoción que se les profesa con eventos inexplicables que cabalgan entre la leyenda y la realidad.

Anuncios

El reloj y el Tiempo de la Esperanza Macarena

Jose Manuel García Bautista / El Correo de Andalucía

Resultado de imagen de reloj esperanza macarenaOtra imagen de particular dulzura y devoción la encontramos en el barrio de La Macarena, allí los hortelanos del Convento de San Basilio fundan en 1595 la hermandad de “La Macarena” –como se la conoce popularmente-, en 1670 se trasladan a su casa de siempre, San Gil, y posteriormente a su templo basílica donde se le puede visitar actualmente.

Se trata la imagen de la Esperanza de una talla anónima del siglo XVII sin una autoría definida pero que cualquier devoto le diría que está realizada por los mismísimos ángeles. La Macarena arrastra tras de si una curiosa historia, en épocas pretéritas, a mediados de los años 30 del pasado siglo tenía esta hermandad su sede en la Anunciación, durante el recorrido oficial en su estación de penitencia del año 1937 quiso hacer una visita a los enfermos del cercano Hospital de las Cinco Llagas que a tantos enfermos y devotos contenía en su interior, una vez realizada la visita regresaba a su templo temporal en la referida sede para descanso ya de todos sus hermanos. Al ser un recorrido largo se decidió que al año siguiente pernoctaría en el interior de la iglesia del Hospital para regresar el Domingo de Resurrección a su sede, hecho que se repitió hasta 1942 cuando se regresó a la Iglesia de San Gil.

La historia cuenta que la hermandad de la Macarena ya había realizado este peregrinar al centro sanitario a mediados del siglo XIX e incluso se habló de que la imagen había sido propiedad del Hospital hasta que se realizó un truque por un reloj de pared, el Hospital de las Cinco Llagas o de la Sangre daba aquella imagen a cambio de un reloj de pared pero en aquel acuerdo se afirmaba que si la imagen de la Esperanza Macarena volvía a su interior, traspasando sus puertas, volvería a ser propiedad de los regentes del Hospital, perdiendo la hermandad su querida imagen. Fueron momentos tensos y muchos los que temieron que si su querida Madre traspasaba aquellas puertas se las arrebataran de su templo e incluso se encontraban hermanos cerrados a la sinrazón de otros tiempos y otras leyes… Cierta o no la Esperanza Macarena volvió al Hospital de las Cinco Llagas y lejos de quedar en su interior volvió a su templo cerca de la Muralla entre la gloria de un pueblo agradecido que veía como aquella cláusula había quedado invalidada.

La Macarena arrastra tras de sí otra curiosa historia que nos habla de cómo en una de tantas “semanas santas” que ha vivido esta ciudad un hombre se encontraba en un serio estado de embriaguez, sus actos alcoholizados no eran controlados por aquel infeliz que había dejado su conciencia junto Baco… Aquel hombre se encontraba próximo al palio de la Esperanza Macarena cuando alzó su vaso y lo arrojó contra la imagen ante el pábulo e ira de los presentes.

Años después tras la Macarena iba un nazareno, fuertemente atado con cadenas, descalzo y con grilletes en sus tobillos, aquel penitente desconsolado era aquel individuo que cegado por el alcohol atentó contra la imagen de su Virgen. Así lo expresaba en el diario “La Andalucía” del 12 de Abril de 1892, en un artículo titulado “Recuerdo de Sevilla en Semana Santa” la periodista Carolina de Soto y Corro y rememorado desde las páginas del diario “ABC” de Sevilla por Juan Carrero Rodríguez en 1985.

El niño que no perdió la Esperanza (de Triana)

Por: Jose Manuel García Bautista/César Rufino / El Correo de Andalucía

Resultado de imagen de tres caidas trianaAprovechar el crepúsculo para quedar en Triana con un experto en sobrenaturalidades, y hacerlo por segunda vez en menos de un mes, empieza a parecerse a una adicción. Si no fuera por lo bien que va el mundo, podría entenderse hasta como una huida de la realidad. Esta vez, pese al poco tiempo transcurrido desde la primera cita con José Manuel García Bautista, la noche es más larga y llega antes, y el dragón que hace tres semanas expelía su aliento fétido envolviendo las tardes en una flema asfixiante parece haberse quedado dormido debajo del puente, acurrucándose para hibernar. Hace cierta rasca en el Altozano y la pregunta de si las recién concluidas Jornadas del Misterio celebradas en Don Cecilio han dejado alguna novedad importante en Sevilla queda contestada con una sonrisa de alborozo que cruza al experto de oreja a oreja. Acostumbrado como está a refrenar la pulsión frenética del apasionado con la comedida intriga del escritor, dice: “Ni te lo imaginas, amigo mío. Lo que voy a contarte es algo extraordinario. Te va a encantar. Es es-pec-ta-cu-lar, y muy, muy de Sevilla.”

En la ocasión anterior, Betis y Castilla aportaron al relato de lo fantástico los reflejos nocturnos del río y la lobreguez amarillenta de los zaguanes en penumbra y los pasadizos con verdina, que es lo que pega para anunciar un ciclo de conferencias sobre la Sevilla paranormal de los espectros y los milagros. La última de esas jornadas iba a estar dedicada a revelar las grandes novedades producidas en este terreno, y para hablar de ello se hacía necesaria una segunda cita. Esta vez, al poco de entrar en Pureza y bajo la sugestión de la charla y de la noche, la sensación es la de que tener espalda por la que puedan acecharlo a uno es una cosa tremendamente poco práctica en una calle donde todo, hasta los muros, son presentimientos. Sin embargo, la historia que trae a esta cita, la gran novedad de la que se habló en esas jornadas (una de ellas; de las otras, ya se hablará aquí en su momento) está del todo alejada de lo terrible, de esos enigmas inquietantes que quitan el sueño. No. Su relato es, a decir verdad, la leyenda más nueva de Sevilla y de sus cofradías, y como tal reúne un porcentaje de belleza, otro de romanticismo, otro de ternura.

“Al más puro estilo becqueriano”, lo resume José Manuel García Bautista, quien se apresura a asegurar que se trata de un hecho real y con testigos, nada de trolas. Su relato, que al día siguiente enviaría por escrito para que no se perdiese un detalle, narra una experiencia de la que lo hizo partícipe su compañero Miguel Roda, un día, en los estudios de Radio Betis. “Aún recuerdo su rostro vivamente impresionado y los vellos de punta. Me dijo: «José Manuel, ¿vas a escribir algo sobre lo que sucedió en la Madrugá con la Esperanza de Triana?» Mi respuesta fue inmediata: no tenía ni idea de lo que me estaba contando. Y él, sabiendo de mis aficiones y pasiones, me lo refirió todo.”

José Manuel prosigue: “Sucedió hace un par de años. Al salir la Esperanza de Triana, se le pegó a uno de los zancos un niño de unos diez años. El crío permaneció allí hasta que entró en la carrera oficial y lo dejaron quedarse, creyendo que podría ser el hijo de alguno de los costaleros que iba bajo las trabajaderas del paso. Total, que al salir de la Catedral, el niño vuelve a colocarse en el mismo sitio donde había estado antes, llamando con ello la atención del capataz y del contraguía, pero sin que la cosa pasara de ahí. El caso es que sigue avanzando la cofradía, la noche se hace ya mañana, entra la Esperanza de Triana en su barrio… y entonces ya el capataz y sus auxiliares empiezan a inquietarse y a preocuparse por aquel niño que llevaba allí toda la noche, sin desmayo. Así que, con idea de saber qué pasaba y si le podía ayudar en algo, Pepe Ceballos, el capataz, se fue para el niño y le dijo: «Hola, ¿va tu padre debajo?», y aquel niño, de forma amable, casi risueña, le dice: «No, mi papá murió.» Lo último que esperaba oír ese hombre.”

Pero todavía no había pasado nada: “Al capataz se le hizo un nudo en el alma y decidió dedicar una levantá en honor de aquel costalero fallecido y de la fe de aquel niño: «¡Vamos a dedicar una levantá por un hermano que nos ha dejado!» Y, tras la emocionante llamada, el paso se elevó al cielo con su efluvio de flores y su sonrisa de plata. Pero lo más curioso llega entonces, cuando el capataz se dirige adonde estaba el niño y se encuentra con que este ha desaparecido. Desaparecido… ¡en una calle acordonada por las vallas burdeos del Ayuntamiento de Sevilla y sin que nadie lo viera! Simplemente, se había desvanecido. Desapareció tal y como había llegado. Desde entonces se le conoce como el niño fantasma y, sin duda, pasa a engrosar la enorme lista de fenómenos imposibles en torno a nuestra Semana Santa. Comido por la intriga, pregunté a Miguel Rosa si estaba seguro de lo que me estaba contando, y señalándose los vellos de punta del brazo, me dijo que lo consultara. Y los miembros de la cuadrilla ratifican punto por punto esta historia singular que cierra, de momento, el libro de las leyendas de Sevilla.”

Origen de la hermandad de “El Calvario” de Sevilla

Resultado de imagen de el calvario de sevillaEn el año 1540 tiene lugar la fundación de la primera Cofradía de la Pasión baezana en una de las capillas del antiguo convento de San Francisco, dentro de la misma Orden Franciscana. Esta Cofradía de la Vera+Cruz sería por lo tanto el inicio de la andadura de la Cofradía del Calvario.

La Imagen del Cristo de las Gracias, el crucificado de la Cofradía, pertenecía a la escuela granadina del siglo XVI, próximo a las doctrinas del Imaginero Pedro de Mena, de gran valor artístico. Se completaba con los ladrones San Dimas y Gestas, que sufrieron varios cambios a lo largo de la historia por no ser del gusto de los devotos.

En los primeros compases del siglo XX la Cofradía inicial empieza un proceso de desambiguación que daría lugar a la homónima de la Vera+Cruz con culto al Nuestro Padre Jesús Nazareno, que mantendría la fecha fundacional, y la nueva Cofradía de La Lanzada en torno al Crucificado del siglo XVI de la Hermandad Franciscana. Quedando por tanto la fecha fundacional datada en el año 1916. Ambas Cofradías ostentan de igual modo el mismo tratamiento, Venerable e Ilustre.

La causa de ese alejamiento hay que hallarla en la situación precaria, en general, en que se encontraba dicha institución penitencial a principios de la pasada centuria hasta el punto de que prácticamente no se celebró ningún cabildo durante los primeros 16 años del siglo XX. Fue, pues, el creciente distanciamiento motor de la separación definitiva de ambas escuadras, la del nazareno y la del crucifijo. El 7 de marzo de 1916 tuvo lugar un cabildo general de la Vera Cruz, con el fin de remodelar y reestructurar la situación de la hermandad, acordándose, para su remedio, el nombramiento de dos mayordomos dentro de una sola institución: don Alfonso Lucena Mota, de la Vera Cruz, y don Segundo Jurado Cejudo, de la Lanzada. Se contaría, asimismo, con doble junta directiva.

Tal anómala situación duraría hasta 1924, cuando ambos señores citados elaboraron una memoria “explicativa de su ejercicio”, durante los años en que “ha estado a cargo su gestión”. Presentaron los dos su dimisión con el deseo de dejar entrar en la cofradía nueva savia. La junta convocada al efecto reunificó las dos secciones, nombrando un único mayordomo: don Cándido Jurado Cejudo y en el puesto de vicemayordomo, Alfonso Lucena Mota. No se alcanzó ninguna solución con esa decisión, y sí incluso en 1926, ataques directos a la memoria que en su tiempo presentaron ambos señores. Se eligió en esta junta de 1926 un mayordomo para la Vera Cruz (el citado señor Lucena), finalizando así una situación vacilante, oscura e indeterminada, que se había iniciado diez años antes y, aunque durante aquellas fechas los documentos fueron firmados por ambos cargos en 1927, en la Vera Cruz sólo aparece la firma del señor Lucena.

En las cuentas de la memoria de 1925 aún aparece una partida de 275 pesetas “por arreglo del trono del Calvario. No obstante lo dicho arriba, en el programa de la Semana Santa de 1924, quizás basándose en lo decidido en el cabildo de ese año, ya aparece La Lanzada [o el Calvario] como cofradía “eregida en la Parroquia de Santa Cruz”, si bien en la referencia a la procesión de la madrugada del Viernes Santo se dice “a las 5 de la mañana: Iglesia de Santa Cruz, oficios solemnes y acto seguido la procesión del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, el Calvario, la Santa Cruz, san Juan Evangelista y Nuestra Señora de los Dolores”, con un itinerario algo diferente al actual: Cuesta de San Felipe Neri, calle del Sacramento, Barreras, San Pablo, Rojo, San Andrés, San Francisco, Plaza de Alfonso XII y calle Compañía. En ese año el Calvario figura en la procesión que acompaña a “la Urna del Santo Sepulcro” o procesión general.

El origen de esta cofradía habría que establecerlo, pues, entre los años 1916 y 1924 pero que se haría definitivo en 1925 aunque desconocemos si en aquellos años fueron aprobados unos estatutos u ordenanzas. Distintos abatares, un incendio en la Santa Cruz en 1926 y la Guerra Civil Española (1936-1939) acabaron con las imágenes y sus enseres y desapareció la cofradía.

…Y el Gran Poder visitó mi casa (Leyenda)

Por: Jose Manuel García Bautista / El Correo de Andalucía

Resultado de imagen de gran poder

Es una de esas historias que se dan por cierta pero que tiene un sorprendente matiz que publicamos en El Correo de Andalucía, no obstante la misma ha pasado a las leyendas más populares de Sevilla. La misma nos dice que corría 1965 y un hecho muy particular, convertido hoy en leyenda, se iba a producir en la capital teniendo como protagonista al exfutbolista del Sevilla F.C. Juan Araujo.

Era devoto del Señor del Gran Poder, y en esa época atravesaba por una situación difícil, la más dolorosa por la que un padre puede atravesar: la enfermedad de su hijo. Los que somos padres sabemos el dolor en el alma que ello provoca, indescriptible, inhumano, preferimos mil veces esa dolencia para nosotros mismos que para nuestros hijos. Pero el destino no lo rige nadie.

El hombre pedía, día y noche, al Señor de Sevilla, por la sanación de su hijo, pero esta no llegaba y quiso la mala fortuna que Dios lo llamara junto a él, falleciendo. La reacción de Juan fue la de renegar de la fe y devoción que guardaba a aquel Cristo al que tanto había pedido por la salud de su hijo. Prometió firmemente no volver a pisar la basílica y que cuando lo vieran cerca de Él sería porque el Gran Poder habría ido a su casa a verlo a él.

Nunca se puede desear algo con fuerza u odiar de tal manera que se convierta en olvido. Siempre queda un pozo en un rincón del alma que te recuerda los motivos, como un remordimiento eterno… Así, se realizaban en Sevilla las llamadas Misiones Populares en las cuales, determinadas imágenes hacían un recorrido a barrios más allá del recorrido que hacían en Semana Santa o los vía crucis. Ese año al Gran Poder le correspondió visitar Nervión, justo donde Juan había instalado un taller con el que se ganaba la vida. Pero el azar, o las leyes de Dios, son difíciles, y el día que estaba procesionando comenzó a llover teniendo que buscar un rápido cobijo donde proteger la imagen. La iglesia más cercana estaba cerrada y lo más parecido donde resguardar al Cristo era una nave cercana. Llamaron a la puerta, Juan preguntó: «¿Quién es?», y una voz respondió al otro lado «El Gran Poder», presto se apresuró a abrir y ante él se encontró al Señor de Sevilla, pidiendo entrar en su casa. Juan cayó de rodillas ante la prodigiosa imagen arrepintiéndose de su acción y por haber dejado la fe.

Sin embargo el matiz que apuntaba al principio es bien diferente pues aquel niño se llamaba Jesús, el menor de los cinco hijos del futbolista. Pero no murió ni el Gran Poder visitó su casa. Su protagonista –Jesús Araujo- recuerda: «Yo tenía siete años e iba con mi padre a todos sitios. Como el Señor pasaba por Nervión, fuimos hasta la Puerta de Carmona y desde ahí lo acompañábamos hasta el barrio», comenzó a llover cuando el Señor estaba a la altura de San Juan de Dios y como la cruz no entraba en la capilla, Araujo ofreció su garaje. Pero el Gran Poder no cabía por su altura y siguió, allí. En el taller si se quedó la Virgen del Mayor Dolor, siendo a la mañana siguiente cuando ambas imágenes siguieron hacia la Candelaria. Así fue como el compañero Antonio Delgado-Roig descubrió que la leyenda contenía el germen de la verdad aunque en sí no fuera cierta.

Se me saltan las lágrimas cuando escribo esa historia, yo, como Juan Araujo, tengo vínculos eternos con el Gran Poder. Allí descansa mi madre, eternamente junto a Él.

El rigor y austeridad de El Silencio

Resultado de imagen de el silencio nazarenos

Jose Manuel García Bautista

Si hay una hermandad que es destacada en la Madrugá sevillana esa es, sin dudas la de “El Silencio” que es una de las más antiguas de la Semana Santa.

hay muchas leyendas en cuanto a la forma de hacer su estación de penitencia pero quizás son los hechos reales los que nos dan más luz (devocional) sobre ello…  Los nazarenos de esta cofradía portan la cruz al revés, sentido inverso al habitual,al igual que hace el Nazareno los cuales,durante su recorrido por las calles de Sevilla en la Madrugada del Viernes Santo no pueden hablar y siempre miran hacia delante (tampoco pueden girar la cabeza hacia atrás)y llevan túnicas de cola.

Los nazarenos que forman el cortejo de la Hdad. del Silencio portan los cirios suspendidos a media altura, hasta que el paso de palio de su virgen de La Concepción, no haya salido de su Iglesia de San Antonio Abad.

Cuando esto sucede,levantan los cirios y lo llevan el resto de la procesión como todas las demás hermandades, apoyados en la cintura sobre el ancho cinturón de esparto.También decir del Silencio que sus insignias nunca se apoyan en el suelo durante el transcurso de la estación de penitencia.

Rutas misteriosas por Sevilla para el 26 y 27 de abril: SEVILLA PARANORMAL y SOBRENATURAL

Resultado de imagen de sevilla misteriosa

👻👺RUTAS MISTERIOSAS de viernes y sábado 26 y 27 de abril son:

👹👻26 abril (viernes): Ruta SEVILLA PARANORMAL, 22:00 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla. 10 euritos. Organiza NATURANDA.

😱👣27 abril (sábado): Ruta MISTERIOS DE LA CATEDRAL DE SEVILLA 19:00 h. Puerta de San Miguel (Puerta del Nacimiento) en Avda. Constitución. Organiza NATURANDA.

😱👣27 abril (sábado): Ruta SEVILLA PARANORMAL 3, MISTERIOS DEL BARRIO DE SANTA CRUZ, 21:00 h. Plaza de la Inmaculada bajo el monumento y junto a la Casa de la Provincia. Organiza NATURANDA.

👻👺27 abril (sábado): 💀Ruta SEVLLA SOBRENATURAL, bajo la estatua del rey San Fernando en Plaza Nueva. 23:00 h. 8 euritos 💀 Organiza MOLARTE.

🧟👻Lo pasareis de miedo!. Guía: Jose Manuel García Bautista.

🙏🏻CONFIRMAD ASISTENCIA con un Whatsapp a este número ( 653775172 ) 👻El mejor plan para las noches de primavera.

Resultado de imagen de sevilla misteriosa

El as en la manga de Dios

JOSÉ MANUEL GARCÍA BAUTISTA  / El Correo de Andalucía

Cuando se habla de la Síndone nos puede confundir la amplia terminología usada para designarla. Es fácil que nos refiramos a ella como Sábana, Sudario o Lienzo. San Juan, refiriéndose a la resurrección, dice que Simón Pedro junto a otro discípulo vieron los lienzos tirados y el sudario que había estado sobre la cabeza envuelto en un lugar aparte, lo cual nos hace pensar que eran más de una pieza las que formaban la mortaja funeraria. Mateo y Marcos se refieren a ella como sábana al indicarnos que era propiedad (la pieza) de José de Arimatea, con ellos también coincide Lucas. ¿Cuál es el término adecuado? ¿Cuál se ajusta a la realidad?

El término sidon, según San Jerónimo, es una tela de lino más larga que ancha, la cual envolvía el cuerpo, a diferencia de sudarium, que en el latín clásico significa «pequeño lienzo útil para enjugar el rostro». Concretemos que en el caso de Cristo la síndone es una larga tela de lino blanco que sirvió para envolver el cadáver del ajusticiado en la cruz. Es más que probable que sobre el rostro se colocase un lienzo a modo de sudarium según las tradiciones funerarias judías y un trozo de lienzo a modo de cinturón mantuviera cerrada la mandíbula del difunto (como los antiguos remedios contra el dolor de muelas). De ahí la diversidad de piezas de lino que pudo observar San Juan siendo el que con más riqueza descriptiva narró lo observado en el interior del sepulcro, mientras el resto de los evangelistas simplemente repararon en lo más evidente y notable: la Sábana.

Pero profundizando en todo esto veamos la traducción de ese párrafo del Evangelio de San Juan (versículo 20): «El primer día de la semana va María Magdalena de madrugada al sepulcro. Corrían los dos juntos pero el otro discípulo corrió por delante más rápido que Pedro y llegó al sepulcro. Se inclinó y vio las vendas en el suelo, pero no entró. Llega también Simón Pedro siguiéndole, entra en el sepulcro y ve las vendas en el suelo, y el sudario que cubrió la cabeza, no junto a las vendas, sino plegado en un lugar aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro, vio y creyó, pues hasta entonces no había comprendido que según las Escrituras Jesús debía resucitar de entre los muertos. Los discípulos entonces volvieron a casa».

Hasta aquí, la versión comúnmente aceptada; pero si consultamos el Códice Alexandrinus, que data del siglo IV-V (en el Museo Británico de Londres) se encontrará la misma cita evangélica de la siguiente forma: «Salieron, pues, Pedro y el otro discípulo y fueron al sepulcro. Corrían los dos juntos y el otro discípulo se adelantó más velozmente a Pedro y llegó primero al monumento y agachándose ve los lienzos allanados. Pero no entró. Llega Simón Pedro siguiéndole y entró en el sepulcro contemplando los lienzos allanados y el sudario que estuvo sobre la cabeza de Él; no, al igual que los lienzos, allanado, sino al contrario, enrollado en su propio lugar. Entonces, pues, entró también el otro discípulo, quien llegara primero al sepulcro. Y vio y creyó».

Tal como fue escrita en el Códice Alexandrinus, la palabra griegaothonia significa lienzos y no vendas, como se ha venido traduciendo. Así lo tradujo San Jerónimo en la versión Vulgata. Según el códice la expresión lienzo hacía referencia a toda una pieza o sábana. Cuando Juan habla de vendas usa la palabra griega propia keirai y sin embargo queda demostrado según el Códice Alexandrinus que los lienzos estaban allanados usando para ello el término griego Keimena que es más adecuado. Así pues nos encontramos ante un grave error de traducción que nos pueden hacer dudar sobre las piezas halladas en el sepulcro y sobre su posible definición. Para subsanar este error y de la mano de los modernos (y más fiables) sistemas de traducción podemos afirmar que en el interior del sepulcro se hallaban una gran pieza de lino, un sudarium y posiblemente una estrecha pieza de lino que como ya hemos referido anteriormente servía para mantener la mandíbula cerrada.

Se conoce por Síndone a la Sábana Santa, que se supone cubrió y sirvió de mortaja al cuerpo sin vida de Cristo una vez desclavado de la cruz, que se expone en la ciudad italiana de Turín.

La Sábana Santa mide 4,36 metros de larga por 1,10 metros de ancha, con una superficie total de 4,796 m2 y con un peso aproximado de 1,420 kg. La reliquia describe un rectángulo de una sola pieza, sin unión ni dobladilllo. A causa de los siglos transcurridos la pieza de lino tiene una tonalidad amarillenta-grisácea con un ligero contorno rosa. El sudario muestra la imagen frontal y dorsal de un hombre tal y como si lo hubiesen colocado sobre una mitad y hubieran pasado el lienzo sobre su cabeza para extenderlo hasta los pies. El cuerpo está tendido de espaldas con las manos cruzadas al frente, la mano izquierda sobre la muñeca derecha y los pies cruzados. Los pequeños ríos de sangre han corrido por la frente como si hubiese corrido en vida si las espinas hubiesen lacerado esa región. Hay lastimaduras por el rostro y tanto la parte delantera como dorsal están muy marcadas por pequeños coágulos oscuros como los que podrían haber dejado un azotamiento con látigo con castigo de punta de metal o hueso. Estas improntas son de un color sepia, rojo parduzco y herrumbroso con diversas tonalidades e intensidades dependiendo de la zona del cuerpo.

RECORRIDO HISTÓRICO DE LA SÁBANA SANTA

Para entender mejor la Historia de la Sábana Santa deberíamos hacer un recorrido junto al lienzo en casi veinte siglos en una investigación propia sujeta a correcciones:

Año 30: fabricación del lienzo de lino que cubriría el cuerpo inerte de Cristo.

Año 33: muerte y crucifixión de Cristo. Su cuerpo es amortajado en el Monte Gólgota (Jerusalén) con el lienzo.

Del año 33 al 35: se mantiene oculto del lienzo entre los cristianos, posiblemente ocultado por José de Arimatea (el tener las mortajas o lienzos funerarios era un delito muy grave entre los judíos).

Del año 35 al 50: permanece escondido en la ciudad de Pella.

Del año 50 al 70: es llevado y mantenido oculto en Jerusalén hasta el asedio de esta ciudad por el general Tito, hijo del emperador Vespasiano, que destruyó la ciudad.

Año 70 al 300: es trasladado a la ciudad de Edessa (hoy Urfa, en Turquía). Al apostolar los reyes de Edessa los guardianes cristianos escondieron la Sábana tapiándola en un hueco en las murallas de la ciudad.

Año 313: Constantino I El Grande derrota a Majencio y es promulgando el Edicto de Milán. La Sábana Santa es entregada a la custodia de la emperatriz Eudoxia.

Año 404: muere Eudoxia y la reliquia pasa a manos de la emperatriz Pulqueria (399-453). Este hecho fue registrado por el historiador del siglo IV Nicéforo Calixto.

Año 525: la reliquia es venerada públicamente, se podía contemplar la cara de Cristo ya que la Sábana estaba plegada.

Año 900: la reliquia fue cedida al emperador bizantino y trasladada a Constantinopla (capital de imperio romano de Oriente) alojándola en la basílica de Santa María de Blackernae. Existe constancia de ello gracias a los escritos del obispo francés Aroulf. San Juan Damasceno (s. VII–s. VIII).

Del año 900 al 1204: permanece en la Iglesia de Santa María de Blackernae, así lo atestigua el abate benedictino Soermudarson, quien lo refleja en los escritos realizados tras una visita en el año 1155 a la Catedral de Santa Sofía en Constantinopla (hoy Estambul, en Turquía). También hay referencias de ello por los escritos de Guillermo de Tiro, quien dice que el emperador Manuel Commenus le mostró al rey Amarilco I de Jerusalén el sudario de Cristo. Nicolás Mesarites dijo haber visto en la basílica de Blackernae los lienzos funerarios de Cristo, año 1203.

Año 1204-1208: las hordas cruzadas saquean la ciudad y la sagrada reliquia desaparece de su lugar. Otton de la Roche, capitán de la guardia que tenía encomendada la custodia de la reliquia, introduce la Sábana Santa en Francia.

Entre años 1307 y 1313: Felipe IV obsequia con la reliquia a Geoffrey de Charny, conde de Charny y señor de Lirey.

Año 1349: Geoffrey de Charny pide indulgencias al papa de Aviñón, Clemente VI para la Iglesia del fuedo de Lirey, y anunció que iba a poner en la misma «Quondam figura sive representationem Sudarii Domini Nostri Jesu Christi». Este encomienda la construcción de una iglesia en honor de la Virgen María (según documento histórico guardado en la Biblioteca Nacional de París).

Año 1355: la reliquia tras la muerte de Geoffrey de Charny pasa a manos de los clérigos de Lirey. Estos la exhiben públicamente.

Año 1389: se expone la Sábana provocando la ira de Pierre de Arcis, obispo de Troyes. El rey de Francia retira su permiso para exponer la Sábana Santa a los clérigos de Lirey.

Año 1390: los clérigos, temiendo la Guerra de los Cien Años, la llevan de un lugar a otro en aras de su seguridad.

Año 1418: los clérigos de Lirey la ceden a Humbert de la Roche.

Año 1443: la viuda de Humbert de la Roche se niega a devolver la Sábana. Debió intervenir el Papa Clemente IV en el conflicto.

Año 1478: Sixto IV (1471-1484) autoriza al duque de Saboya a construir una capilla en Chambéry (Francia) para albergar la reliquia.

Año 1516: el artista alemán Alberto Durero realiza una copia de la Sábana en la ciudad belga de Lierre.

Año 1532: incendio en la capilla de Chambéry. El historiador Pingonius relata cómo fue retirada por cuatro hombres. El cofre se fundió debido al excesivo calor del incendio y una gota del noble metal fundido quemó parte de la Sábana. El agua usada en el proceso de enfriado del cofre también dañó o marcó la Sábana Santa.

Entre el año 1532 y 1572: la Sábana viajó a Vercelli, Niza y Chambéry.

Año 1572: las monjas remiendan las quemaduras del incendio de Chambéry.

Año 1578: la Sábana Santa es trasladada a Turín, donde será venerada por Carlos Borromeo librando el príncipe Filiberto de Saboya a este de su promesa de ir a pie de Milán a Saboya en gratitud por el cese de peste en su archidiócesis.

Año 1694: se finaliza la capilla proyectada por Guarini para albergar la reliquia junto a la Catedral de San Juan.

Allí permanece hasta nuestros días. En los años de las guerras (mundiales) la reliquia fue trasladada en secreto a las grutas del santuario de Monteverne, cerca de Napolés.

Actualmente se encuentra en un bello relicario de plata en la Casa de Saboya, tras el ya lejano incendio que amenazó por segunda vez la integridad de la reliquia. Hoy día ha vuelto a su emplazamiento en la capilla del Santo Sudario en Turín.

Secondo Pía sería el primer ser humano en contemplar el rostro negativizado de Cristo el 28 de mayo de 1898, al fotografiar la Sábana Santa por primera vez en la historia.

ARGUMENTOS A FAVOR Y EN CONTRA

No son pocas las voces que alzan la falsedad de la Sábana Santa en nuestros días. Sus agnosticismos, ateísmos o el simple y excesivo celo científico han hecho que se cuestione en demasía la autenticidad de la reliquia.

No ha ayudado a clarificar este tema la prueba del infaliblecarbono-14 a la que se sometió al lienzo en el año 1988. La datación cifró su antigüedad entre los años 1260 y 1390 de nuestra Era, constituyendo así un lienzo del medievo y por lo tanto un completo fraude.

¿Pero es tan infalible la prueba del C-14? La verdad es que la datación del carbono-14 la realizaron tres prestigiosos laboratorios y obtuvieron las mismas respuestas. Sin embargo, la prueba del C-14 se pone en entredicho en algunas dataciones: por ejemplo, en una piel de foca de sacrificio reciente se realizó la famosa prueba del C-14, el resultado fue una datación del año ¡¡¡2060!!! La contaminación medioambiental había falseado los registros del carbono. Así pues, un lienzo que ha sufrido la adhesión de excesivos humos y combustión en el incendio de 1532 en Chambéry y que se vio afectado por el mismo posee un contenido de carbono más alto que el normal, adquirido por métodos innaturales (como lo fue el incendio). Cualquier datación bajo estas circunstancias sería inválida…

Hay otros estudios que apuntan la posibilidad de que la Sábana sea realmente una pintura y falsificación. Hoy día es muy evidente identificar una pintura de las características que presenta el lienzo de Turín. Se ha comprobado que no hay pigmentos colorantes en la Sábana que indiquen el origen artístico del mismo. Aparte es muy usual observar en iglesias de toda Europa copias de la reliquia turinesa. En España tenemos una buena colección de ellas, basta sólo con ver las del monasterio de Silos, Burgos o La Rioja para observar su origen artístico.

También le atribuyen ser un prototipo de fotografía creado por Leonardo Da Vinci en la época. Esta afirmación audaz y explicada en su libro por los autores Clive Prince y Lynn Picknett (El enigma de la Sábana Santa, Martínez Roca) se torna bastante débil cuando comprobamos que el gran artista italiano no vivía aún entre los años 1260 y 1390. Aparte de rozar la casi milagrosa impresión de la Sábana, no obstante fue un buen intento de desacreditación.

No hay quien opina que el hombre de la Sábana Santa fue el Gran Maestre y último jefe templario…

Sin embargo, son muchas las pruebas que acreditan la veracidad de la misma Sábana, desde los estudios botánicos del criminalista y palinólogo suizo Max Frei, que recogió de la Sábana muestras de polen procedentes de Israel, Turquía y Europa…, aunque hay quien desacredite a este investigador debido a un tremendo patinazo al dar como auténticos unos manuscritos que se suponían pertenecían a Adolf Hitler y que realmente eran un tremendo fraude.

El analizador de imágenes tridimensionales de la NASA, el VP-8, demostró la tridimensionalidad del lienzo.

Quizás una de las pruebas más irrefutables de su autenticidad sea la compatibilidad con el denominado Pañolón de Oviedo y que muestra unas manchas de sangre en un gran paño que se supone estuvo en contacto con Cristo y en el que, al parecer, esas manchas de sangre coinciden perfectamente con las manchas que encontramos en el lienzo de Turín en la zona cubierta por el mismo. De momento nadie se ha atrevido a discutir o refutar este hecho…

PROBABILIDADES DE SU AUTENTICIDAD

¿Cuántas posibilidades existen de encontrar los signos evidentes de la tortura y muerte de un hombre a la manera descrita en los Evangelios y que no fuera Cristo?

Difícil pregunta con varias opciones, pero el escritor Juan José Benítez (Mis misterios favoritos, Plaza & Janés Editores) realiza una comprobación estadística que nos puede ser de gran utilidad:

1º. Las posibilidades de que se dieran una coronación de espinas (un casco espinoso) en tiempos contemporáneos a Cristo es de 1 contra 5.000. No existe ninguna otra referencia a este respecto en la tradición cristiana aparte de ser algo inhabitual. Gruno Barberis realizó un estudio a este respecto.

2º. La persona crucificada presentaba lesiones en los hombros, como de haber cargado un madero durante un recorrido. Las probabilidades son de 1 contra 2.

3º. Para aliviar y aligerar el martirio de los condenados a la cruz, las tropas romanas –llevado un tiempo crucificado el reo– le partían las piernas para provocar su asfixia ya que el condenado se apoyaba sobre sus pies para tomar aire. A nuestro protagonista lo atravesaron con una lanza el romano Longinos. Sus probabilidades se cifraron en 1 contra 10.

4º. Lo normal en las crucifixiones era atar al condenado a la cruz. Al hombre de la Sábana Santa lo clavaron con grandes a la misma. Probabilidades: 1 contra 2.

5º. Jesús recibió un indulto para su cuerpo una vez fallecido y fue rápidamente descolgado de la cruz, manteniéndose la sangre fresca que impresionaría con sus huellas la Sábana. Este indulto no se suele/solía producir y el cuerpo del condenado era «mostrado para su vergüenza». Las probabilidades de ello se cifran en 1 contra 100.

6º. El cuerpo del hombre de la Sábana Santa fue sepultado sin recibir los cuidados de lavado y unción. Este hecho se cifra en una proporción de 1 contra 100.

7º. El hombre de la Sábana Santa no permaneció cubierto por el lienzo más de treinta y seis horas. La descomposición habría perjudicado seriamente al mismo. Una extraña radiación marcó la Sábana imprimiendo la imagen del condenado en ella. Probabilidades: 1 contra 500.

Resultado final: las probabilidades de que esa sagrada reliquia fuera la perteneciente a Jesús de Nazareth se han cifrado en 1 contra 200 billones (con B de Barcelona).

Los investigadores estadounidenses Stevenson y Habermans (Dictamen sobre la Sábana Santa, Ed. Planeta; La Sábana Santa, ¿milagrosa falsificación?, Ed. Giralda SL, Julio Marvizón Preney) cifran la probabilidad en 1 contra 82.944.000.

Según mi propia investigación estadística habría 1 posibilidad contra 19.785.288… Las cifras hablan por sí solas.

Pero la historia de la Sábana Santa, su recorrido, a quién pudo pertenecer y contener, hacen de este tema algo apasionante que va más allá de la frontera con las creencias personales de cada individuo. La Sábana Santa es uno de tantos otros temas que cruza el misterio histórico y asola e inquieta nuestras mentes con un millar de preguntas sin respuestas, quizás la respuesta a las mismas esté dentro de cada uno de nosotros.

*Jose Manuel García Bautista es autor de varios libros de este tema, el último El enigma de la Sábana Santa, Ed. Luciérnaga, 2016 (Planeta).

Leyendas de la Semana Santa de Sevilla

La Semana Santa es fuente inagotable de leyendas y de historias heterodoxas en las que la ficción supera a veces a la realidad. Les presentamos cinco de esos episodios en los que brilla el misterio

JOSÉ MANUEL GARCÍA BAUTISTA  / El Correo de Andalucía

Resultado de imagen de hermandad de la lanzada sevillaEs la Semana Santa sevillana toda una fuente inagotable de leyendas e historias heterodoxas donde la ficción supera a la realidad y, ¿quién sabe?, la realidad a veces, como una eterna paradoja, a la ficción. De ese lugar donde habitan los sueños surgen estas hermosas historias que les quiero contar.

La “rosa de Iñaki” y Santa Marta

Otra curiosa historia de lo que es la Semana Santa de Sevilla la pueden encarnar personas que aun habiendo nacido lejos de esta ciudad sienta sus tradiciones como suyas propias, y no vamos a referirnos a ningún anónimo ciudadano del mundo, que también tendría cabida, si no a un periodista y comunicador querido y admirado en estas latitudes, hablamos del popular Iñaki Gabilondo ya que siendo director de “Radio Sevilla” cuando su primera mujer enfermó de cáncer quiso mandar una rosa a cada una de las imágenes de Virgen de la Semana Santa, rogando en la nota adjunta que fuera cerca de la misma en el paso. Algo normal por otra parte, no era el primero ni el último.

Las flores son oraciones mudas en las cofradías. Sólo que el entonces Hermano Mayor de Santa Marta, Manuel Otero Luna, pensando junto al Prioste, ideó que fuera bajo la mano del Cristo de la Caridad, justo en la vertical de la misma. Aquel año primero de la rosa, nadie, ni siquiera Iñaki, sabía la procedencia de la misma, sólo que apareció una nueva leyenda Sevillana: la última gota de sangre de Cristo hacía florecer una rosa al caer a la tierra. El detalle gustó y desde aquel año, la hermandad seguía poniendo cada Lunes Santo una rosa debajo de la mano del Cristo de la Caridad.

Pasados los años, y tal vez por un artículo de Antonio Burgos, Iñaki Gabilondo (ya viudo) se enteró de que aquella rosa fue en principio la suya. Desde entonces, todas la Semanas Santas acude por las mañanas junto a su segunda mujer (sevillana por cierto) a depositar un ramo de rosas, ahora dos docenas, al pie del paso de misterio de Santa Marta. Asimismo, ha incrementado su vinculación (no hasta el extremo de ser hermano) con la hermandad, siendo su Meditador en el año 2001, y formando parte del Patronato de la Fundación Santa Marta desde la creación de la misma.

Esa rosa la lleva todos los años el Hermano Mayor de turno a algún hermano enfermo, generalmente el más enfermo de los que tenemos constancia siendo momentos muy emocionados. Y así el nudo se le hace en la garganta al sevillano cuando habla de ese paso sevillano, de solemne caminar e impresionante conjunto artístico, que lleva un detalle al que todos conocen como “La rosa de Iñaki”.

El misterio de la hermandad de Santa Marta destaca su indudable calidad, el expresionismo de sus imágenes, Cristo muerto sobre el regazo de su madre… El Cristo de la Caridad y el misterio en si es obra de Luis Ortega Bru en 1952 excepto la Virgen de las Penas y la imagen de Santa Marta que son obra de Sebastián Santos entre 1950 y 1958. Es el único misterio de la Semana Santa que recoge a dos dolorosas en la misma escena de la Pasión. Verlo surgir entre la neblina del incienso es impresionante.

Misterio en La Lanzada

Si alguien osa robar en una iglesia un objeto de culto o sagrado tiene que saber que tras él puede pesar una terrible maldición, así es como le sucedió a nuestro siguiente protagonista… En 1421 apareció en la acometida de obras de la Iglesia de San Martín una caja de plomo con una reliquia en su interior… se trataba de una espina de la corona de Jesucristo.

El acontecimiento conmocionó la ciudad y la preciada reliquia se guardaría en una custodia de cristal para poder ser observada por los fieles. La espina estaba dotaba de cierto poderes curativos y al ser llevada a casa de los enfermos estos encontraban alivio a sus males y enfermedades.

La sagrada reliquia y su milagrería originaron la formación de una hermandad en la iglesia de San Martín en 1540. En 1657 el sacerdote Agustín de Herrera debía de acudir a casa de un enfermo y al regresar se encontró la iglesia cerrada así que se la llevó aquella noche a su casa. Aquella noche la casa del licenciado de Herrera fue robada y entre los objetos sometidos a hurto estaba la preciada reliquia. La ciudad quedó atónita ante el suceso y treinta años después una persona acudió a la iglesia, bajo secreto de concesión entregó la reliquia ya que desde que estuvo en su poder todos sus amigos y familiares habían sufrido necesidades, males, desgracias y contrariedades. Sin embargo los que se encontraban limpios de mal veían aliviadas sus penas… excepto ellos. El arrepentido entregó la reliquia y pidió perdón.

En 1965 el cardenal Bueno Monreal entregaba la reliquia a la Hermandad del Valle que había sido creada a raíz del hallazgo de la misma.

La Estrella “La Valiente”

Si caminamos por Sevilla, por la trianera calle San Jacinto, y preguntamos a cualquier transeúnte el apodo de la Virgen de la Estrella nadie dudará en decirle: “Estrella la Valiente” y es que esta ciudad vivió años azotados por el temor a que los exaltados radicales de aquella República recién proclamada en 1932. Había habido incendios en diferentes iglesias sevillanas perdiéndose valiosísimas obras de artes e imágenes de gran culto y devoción. Las hermandades desconfiadas de la seguridad que se les otorgaba decidieron anular sus salidas penitenciales. Pero de Triana surgió ese rayo de luz, de Esperanza, que da el ver como a los lejos una cruz de guía se abre paso desafiando a todos y a todo para llevar Fe a esta descreída, en esos momentos, ciudad. Llegaba desde San Jacinto a Sevilla cruzando por el Altozano y de allí asaltar su cordón umbilical con la vieja Híspalis para regocijo de creyentes y capillitas de principios de siglo.

En su arduo camino por las calles no se libró de atentados, de personajes escondidos tras la cobardía del anonimato que lanzaban objetos sólidos contra el palio y que detenía milagrosamente su candelería. Era demasiado tarde, entró en Campana entre vítores y aplausos, su paseo hacía la Catedral por la calle Sierpes fue admirado por todos, en la Puerta de San Miguel se llegó a disparar contra la imagen pero nuevamente una mano divina y protectora que les acompañaba salvó a la Madre de Dios.

Aquel Jueves Santos será recordado por todos como el de una hermandad que quiso llevar a los corazones de los sevillanos el sentimiento hondo que se estaba perdiendo en aquel clima de crispación anti-religioso de la República.

La “Palomita” de Triana

Hablábamos antes de uno de esos misterios de la Semana Santa que causan consternación en aquel que lo ve, el que le proponemos a continuación visitar tampoco va a la zaga, se trata de la hermandad de San Benito que procesiona en nuestra semana grande desde su parroquia de San Benito en plena calle Luis Montoto. Es una hermandad peculiar, originariamente del barrio de Triana donde tiene su cuna en 1554 en el Convento de la Victoria de Triana no siendo hasta el año 1921 en el que se reorganiza la hermandad en San Benito de la Calzada.

En su primer paso el que presenta a Jesús al pueblo con Pilatos como personaje secundario de singular belleza, cercano a él su esposa Claudia Prócula, dos soldados romanos, un sanedrita, una criada y un esclavo de color. Impresiona ver este paso en su peregrinar a la Catedral por las angostas calles del centro de Sevilla. Curiosamente una hermandad cuya Virgen de la Encarnación es conocida como “la Palomita de Triana”, por ser originaria de este popular barrio y por llevar en el techo del su palio un imagen del Espíritu Santo como consta en un inventario de 1808 ya desaparecido aunque ha mantenido aquella “tradición” luciendo la paloma blanca de la Anunciación tan simbólica en nuestros días.

El misterio, su conjunto escultórico, es obra de Antonio Castillo Lastrucci, imaginero sevillano nacido el 27 de Febrero de 1882, discípulo de Antonio Susillo Fernández, ganador de una beca para formar su arte y estudiar en los museos de Roma y París. Se le considera uno de los grandes maestros imagineros del siglo XX. El 29 de Noviembre de 1967 fallece de una parada cardiaca pero a todos nos quedará el contemplar obras como el Cristo de la Buena Muerte de la hermandad de la Hiniesta, el Cristo del Soberano Poder ante Caifás de San Gonzalo, el Misterio de El Beso de Judas, el Misterio de Jesús ante Anás, el Misterio de la Presentación al Pueblo de la Cofradía de San Benito o el Misterio de la Sentencia de Cofradía de la Macarena, Sevilla de 1929, entre otras obras de artes salidas de su gubia para Sevilla y otras provincias españolas.

Hermosas historias, a caballo entre la leyenda y la realidad, que rivalizan en belleza con el dulzura del procesionar de nuestras hermandades.

El Sudario de Oviedo, una reliquia muy sevillana

Resultado de imagen de sudario oviedo

«Los lienzos por el suelo , además el sudario, que había estado sobre su cabeza, no por el suelo con los lienzos, sino plegado en lugar aparte» San Juan,
(20 6-7).

JOSÉ MANUEL GARCÍA BAUTISTA  / El Correo de Andalucía
El sudario objeto de este estudio está contenido en una arca de recubierta de plata llamada ‘Arca Santa’, de madera de roble.
El sudario objeto de este estudio está contenido en una arca de recubierta de plata llamada ‘Arca Santa’, de madera de roble.

Según la tradición cristiana, uno de los objetos más susceptibles de ser sujetos a culto se encuentra en la Santa Iglesia Catedral de Oviedo desde el siglo IX. Su ubicación exacta la hallamos en la denominada Cámara Santa, lugar que alberga los objetos custodiados en la Catedral. La Cámara Santa es un recinto de dos plantas, la primera de ellas conocida como la Cripta de Santa Leocadia y en la planta inferior la cámara del tesoro o Cámara Santa y que es un recinto en el que se guardan, entre otros, la Cruz de los Ángeles y la Cruz de la Victoria que hoy podemos contemplar en el escudo de la Asturias. El objeto de este estudio está contenido en una arca de recubierta de plata llamada Arca Santa, de madera de roble. Varias vitrinas y relicarios y en una de ellas encontramos algo que nos llama poderosamente la atención: una fotografía a tamaño natural del denominado popularmente como el Pañolón de Oviedo, que no es más que el Sudario de Oviedo, el que, según la tradición cristiana, envolvió la cabeza de Jesús de Nazaret tras la crucifixión en el monte Gólgota. Actualmente es objeto de veneración popular pudiéndose ver los Viernes Santos, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz (14 de septiembre) y su Octava (día 21 de septiembre).

Recorrido histórico

Cuando el rey persa Cosroes II invadió Palestina y entró en Jerusalén en el año 614, los cristianos huyeron portando las reliquias en un arca. La huida del arca que contenía el Pañolón de Oviedo se planificó para hacerlo por mar bordeando las costas africanas, haciendo escala probable en Alejandría (Egipto), posteriormente entró en España por Cartagena sobre el año 617 d.C. De esta ciudad pasó directamente a Sevilla bajo la tutela de San Isidoro (obispo de Sevilla) y, al morir este en el año 636, fue mudada a Toledo. Sobre el año 695-711 y huyendo de la invasión musulmana de España sería nuevamente trasladada. Rodrigo fue derrotado por Tariq y los musulmanes empujaron a los cristianos españoles hacia el norte. La ruta de escape fue la Vía de la Plata-Badia-Quirós y Morcín. El arca que contenía la preciada reliquia estaría unos años enterrada en los montes asturianos del Monsacro hasta ser depositada definitivamente en la ciudad de Oviedo, allá por el siglo VIII. Alfonso II El Casto ordenó construir la Cámara Santa para albergarla y se abre en el año 1075 para hacer una relación de las reliquias contenidas en ella coincidiendo con la estancia en la ciudad de Alfonso VI. El rey, fascinado, ordenó que se recubriera de plata, fechado así en el año 1113. Tras esa fecha, con certeza, la reliquia ha sido custodiada en la catedral de Oviedo en la Cámara Santa.

El análisis textil del sudario de Oviedo

Nonnos de Panópolis (400-470 d.C. aprox.): «Siguiendo detrás llegó Simón e inmediatamente entró. Vio los lienzos juntos en el suelo vacío, y la tela que envolvía la cabeza con un nudo en la parte de atrás de la cabellera. No estaba con los lienzos funerarios, sino que estaba ampliamente enrollado en sí mismo, torcido en un lugar aparte».

El Sudario de Oviedo es un tela rectangular (pero irregular) de 85,5 cm de largo por 52,6 cm de ancho. Con múltiples arrugas, las evidentes marcas del paso del tiempo y las inclemencias de muchos años, siglos y, ¿por qué no?, milenios tras ellas. Como muestra de estas palabras está el desgarro de 5,5 centímetros en la parte superior derecha producida por el plegado y desplegado del objeto en épocas anteriores y un agujero 1,24 y 1,96 centímetros provocado por una vela en vista de la chamuscadura de sus contornos y la fluorescencia de cera cuando ha sido fotografiada con película especial.

En el Pañolón también se observan otros pequeños agujeros provocados por chinchetas o clavos para agarrar la tela a un marco y proceder a su exposición y recortes que dan la irregularidad perimetral a la pieza. En un primer vistazo del Sudario de Oviedo lo que más nos llama la atención es la gran cantidad de manchas de diferentes tonos que contienen una parte importante y central de su superficie, suciedad y las repetidas arrugas. Tales manchas tienen una correspondencia simétrica y se ajustan a la zona frontal (nariz y boca) que hubieran cubierto a un cadáver. En otras zonas, sobre todo exteriores no se observan estas simétricas formas. Confeccionado en lino presenta una clara morfología longitudinal en fibras lisas, con nudos transversales y nódulos a modo de caña. Los hilos de lino son de proceso manual y manifiestamente irregulares con un coeficiente de variación de 24,8 en urdimbre y 23,4 en trama. Su textura es del tipo denominado como tafetán(cruza un hilo de trama por arriba y por debajo un hilo de urdimbre cada vez). A la vista presenta una clara tonalidad tostada producto del envejecimiento de la celulosa. En un análisis más detenido se aprecian defectos en su elaboración, posiblemente en un telar vertical. El pañolón también presenta unas extrañasmarcas circulares que encontramos su correspondencia con orificios de diámetros variables, ¿pudiera ser marcas de un casco de espinas? Por su estructura o huella troncónica todo parece apuntar que sí, guardando otra característica común con el lienzo de Turín.

La Ciencia frente al Sudario de Oviedo

San Antonio Mártir realiza una crónica de su peregrinaje a Tierra Santa en el año 570 en el cual menciona que cerca del monasterio de San Marcos vivían unas monjas que custodiaban el Sudario de Cristo.

Aunque el Sudario lleva ya varios siglos en la bella ciudad asturiana, se atribuye su lanzamiento a la fama internacional a monseñor Ricci, director del Centro Romano de Sindonología quién en su libro L’Uomo della Sindone è Gesù (1969) hizo referencia al mismo relacionándolo con la Síndone de Turín. La aportación de Ricci al estudio del pañolón es muy importante, ya que fue el encargado de descubrir las simetrías de las manchas y su posible correspondencia con la ubicación en la anatomía humana.

Monseñor Ricci hizo participe de sus inquietudes al botánico Max Frei, también conocido por haber sido la persona que estudió las muestras de polen de la Sábana Santa o Síndone de Turín y por un tremendo patinazo al dar por buenas y auténticas las falsificaciones de los supuestos diarios de Adolf Hitler. El informe de Frei –teniendo como base su estudio en Turín– dio como resultados que la reliquia de Oviedo había transitado geográficamente por lugares diferentes a su homónimo turinés. En el pañolón había muestras evidentes de pólenes del norte de África y especies mediterráneas y peninsulares (por ejemplo, Quercus –encinas, coscojas–, Pistacia Palestina –lentisco, cornicabra–, Tamariz –tamarindo, taray–).

Análisis sanguíneo

La cruzada de monseñor Ricci no concluyó en el estudio de Max Frei. El doctor Pier Luigi Baima Bollone recibió el encargo de realizar un estudio hemotológico del pañolón teniendo como resultado el mismo grupo sanguíneo que el aparecido en la Sábana Santa de Turín, es decir, perteneciente al grupo AB, minoritario en Europa y mayoritario en la zona de Israel… Recientes estudios realizados en el laboratorio de criminología y biología forense de la Escuela de Medicina Legal de Madrid y por la Cátedra de Medicina Legal de Valencia (por el doctor Villalaín y la doctora Ramos) dieron como resultado la corroboración del tipo sanguíneo AB de las manchas. En dichos estudios no han dejado lugar a las dudas, las manchas halladas en el Sudario de Oviedo o pañolón son de origen humano (se aplicaron los test de reacción Teichman variante Bertrán, reacción Stryzowsky variante Sardá,y reacción Lecha-Marzo reacción Guarino). Al microscopio óptico se demostró la presencia de glóbulos rojos o hematies siendo ratificada esta observación por los microscopios electrónicos realizados por los doctores Pintado y Montero.

La procedencia de la sangre, después de su completo análisis, dio como resultado un posible origen resultante de muerte por edema pulmonar hemorrágico, curiosamente análogo al lienzo de Turín… Las diferentes pruebas realizadas también demostraron que hay manchas que se trataban de sangre vital con capacidad de coagulación y que la sangre de un cadáver no coagula en las muertes violentas asfícticas. También se encontraron restos de un suero producto del edema causante de la muerte, de aquí podemos deducir que en un primer momento la sangre brotó estando el cuerpo en posición vertical, suspendido en la cruz y con la cabeza reclinada hacia el lado derecho como constatan las manchas que hacen que en el lóbulo derecho sean más densas, 60 minutos después sería descendido de la cruz e inclinado boca abajo, haciendo que la sangre y el suero pulmonar brotaran nuevamente por la nariz y la boca. La disposición de las manchas de sangre demuestran que el Pañolón de Oviedo se colocó posiblemente a modo de cono cubriendo totalmente la cabeza del ajusticiado, siendo compatible con un casco de espinas y coincidiendo con el arco formado por esta y los objetos punzantes que se clavaron en el cuero cabelludo del reo formando múltiples regueros de sangre y orificios en el paño. La persona portadora del paño, por los rastros de sangre, era adulto, con larga cabellera y barbado. La boca en el momento de aplicar el paño sobre su cabeza estaba casi cerrada, la nariz aplastada y desviada hacia la derecha, producto de un golpe o por la presión y torsión del paño inicialmente. La zona suboccipital presenta manchas que se corresponden a heridas punzantes y cabeza, cuello y espalda se hallaban manchados de sangre cuando fue envuelto en el paño.

Un dato que juega a favor del uso mortuorio del Sudario de Oviedo es que la Ley judía obliga a tapar la cabeza del ajusticiado cuando este se hallaba deformado, y evidentemente, según estudios, la cara de Jesús de Nazaret se encontraba manifiestamente deformada al ser descendido de la cruz.

Contaminación en la reliquia de Oviedo

Una prueba del isótopo de carbono 14, ¿sería efectiva sobre el pañolón de Oviedo? Muy posiblemente no. La contaminación con diferentes elementos hace que esta reliquia se cargue de Carbono-14 reciente por añadidura de nuevos elementos, a saber:

1. Partículas inorgánicas = Arena, sílice, micrometeoritos.

2. Partículas orgánicas = Carbón, hongos, esporas, insectos, polen (que puede alterar una datación por absorción de C-14 en otras épocas).

3. Purpurina, dejado por un envase de pintura de plata, «pequeñas» marcas de 17 x 8 centímetros.

4. Pólvora, resultante de la denominada Revolución de Asturias de 1934 cuando explosionaron la Cámara Santa.

5. Carmín, pintura de labios.

6. Costra blanca de origen orgánico concentradas el lugares donde se da concentración sanguínea.

7. Mirra y áloe, muestra evidente de aditivos utilizados en la preparación del cuerpo de un difunto y de la relación del Pañolón con el mismo. Los mismos elementos han sido hallados en la Sábana Santa de Turín.

8. Cera.

9. Cabellos humanos, posiblemente de devotos.

10. Hilos modernos de fibras y nylón.

11. Una datación del C-14 con estos elementos sería, probablemente, una datación errónea. Por otra parte no se han hallado en él indicios de manipulación o fraude.

Las arrugas y los plieges se deben a las distintas posiciones en las que en otros tiempo se ha hallado esta reliquia, conservando el lino estas marcas (si no se plancha, claro).

La relación entre la Sábana Santa y Santo Sudario

La relación con el lienzo de Turín y este paño es manifiesta y de ello se han ido dando algunas pinceladas en este informe, pero… ¿Qué coincidencias hay entre ambas? Veámoslas:

1. Las dos piezas de tela contuvieron a un hombre de largo cabello, barbado y cabello recogido en la nuca.

2. Ambos eran adultos de unos 30-40 años y constitución fuerte.

3. Ambos comparten tipo sanguíneo = AB, típico de la etnia judía en la zona israelita.

4. Ambos fueron maltratados antes de morir (latigazos, tortura física (tirones de barba), casco de espinas…)

5. Ambos murieron en posición vertical, crucificados y apoyándose en los pies.

6. Ambos fallecieron por colapso ortostático y el consecuente edema pulmonar en grado agudo.

7. Ambos son telas fácilmente elaboradas en la zona hebrea.

8. Las manchas de sangre contenidas en uno y otro lienzo son «coincidentes» y por tanto ambas son complementarias.

9. Gotas de sangre bajo una mancha en forma de 3 invertido. Es la misma impresión en ambas reliquias.

10. Los Evangelios –sobre todo Juan– nos hablan de estos lienzos.

11. Ambos contienen rastros de pólenes de la zona.

12. Ambos tienen rastros de mirra y áloe para preservar de la corrupción.

13. Los más importantes: superponiendo la Sábana Santa de Turín con el Sudario de Oviedo sobre la zona que cubría descubrimos que sus proporciones son coincidentes y concurrentes a una emanación sanguínea tras muerte por edema pulmonar. Correspondencias manifiestas con los regueros de sangre provocados por el caso de espinas y con las proporciones craneales.

Coincidencias anatómicas entre la Sábana Santa de turín y el Sudario de Oviedo

Juan (11,44): «Y salió el difunto atado de pies y manos con vendas, y su rostro estaba envuelto en un sudario».

Las proporciones anatómicas también indican las analogías entre estas dos reliquias, debemos saber que guardan estrecha relación:

1. Los arcos superciliares.

2. Superficie y forma de la nariz.

3. Abultamiento de la zona derecha de la nariz.

4. Fosas nasales presionadas.

5. Pómulo derecho hinchado y sanguinoliento.

6. Posición y tamaño de la boca.

7. Mentón y forma desigual de la barba.

Sería difícil para el investigador poder afirmar con total rotundidad que la Sábana Santa y el Sudario de Oviedo estuvieron en contacto directo con el cuerpo de Jesús de Nazaret. Pero, poco a poco, los paralelismos y demostraciones científicas van demostrando que ambas reliquias estuvieron en una época contemporánea a la de Jesús de Nazaret, en los mismos lugares y que contuvieron el cuerpo sin vida de un ser que sufrió la misma muerte que el nazareno. La controversia creada por la polémica datación del C-14 a la Síndone turinesa no ha ayudado demasiado a aclarar este misterio. De todos modos, hoy sabemos que aquella datación fue lo suficientemente corrupta –en todos los aspectos– como para no tener ninguna validez.

Los últimos estudios realizados por el proyecto EDICES, amparado por el Centro Español de Sindonología de Valencia, son lo suficientemente esperanzadores como para poder afirmar que ambas reliquias contuvieron o estuvieron en contacto con un ser excepcional que sufrió la misma pasión de Jesús de Nazaret si es que no es Él. Estudio con todo el rigor científico que hasta los más críticos y escépticos deben de aceptar. Los descubrimientos científicos paralelos y entrecruzados tras 2.000 años de Historia van abriendo el camino donde antes sólo podía haber fe dogmática.

«La Sábana Santa no es obra humana»

Resultado de imagen de guia sabana santa

El sevillano José Manuel García Bautista publica con el Grupo Planeta el último y más actualizado estudio sobre la Síndone de Turín. Siguen las dudas… pero menos

CÉSAR RUFINO / El Correo de Andalucia

«Lo primero que hago cuando doy una conferencia es desencantar a los asistentes: La Sábana Santa es falsa, les digo. Pero ese es solo el comienzo», explica José Manuel García Bautista, el sevillano que con más ganas y asiduidad ha estudiado los misterios y rarezas inexplicadas de la ciudad y la provincia, así como los grandes quebraderos de cabeza universales, caso de la Sïndone de Turín, sobre la que acaba de publicar con el Grupo Planeta su más reciente libro, El enigma de la Sábana Santa (Editorial Luciérnaga). En su opinión, compartida por un nutrido grupo de estudiosos del lienzo, una serie de «dramáticos errores» en el análisis del mismo, «perfectamente subsanables con la tecnología actual si se autorizara una nueva investigación científica», llevaron a la conclusión de que se trata de una obra medieval.

«Por un lado, está el deseo subjetivo del creyente», comenta García Bautista: «El creyente quiere que sea el lienzo que envolvió el cadáver de Jesús de Nazaret. Yo mismo no me he sentido nunca tan cerca de la divinidad como delante de la Sábana Santa», y eso que él, por sevillano y amante de las tradiciones de su tierra, ha tenido ocasión de enfrentarse a docenas de tallas procesionales a cual más emocionante paseándose por las calles. Pero aquello es otra cosa. «Cuando entras, entre lo leve que es la imagen y la oscuridad del lugar, la primera sensación en un poco decepcionante porque cuesta ver algo. Pero al poco, los ojos se acostumbran y el cuerpo comienza a emerger de la tela ante la vista. Estás ahí delante, se ha hecho el silencio y tu alma te habla. Y todo tu afán es verle el rostro, y te das cuenta de que hay algo mágico».

Pero por otro lado está el aspecto científico, insobornable y riguroso aunque, en su opinión, «incompleto» por haberse hecho obviando el estado de contaminación de las muestras tomadas para el estudio, que han falseado la datación. Salvo que «los falsificadores medievales fuesen tan buenos» que pudiesen conseguir que los niveles de vainillina de la Sábana Santa indiquen que tiene veinte siglos, por no hablar de su tridimensionalidad, de los diversos niveles superpuestos de imágenes que contiene (bajo la imagen del cuerpo está, en algunas zonas, otra similar a una radiografía donde se aprecian hasta las encías), el contenido de polen, el análisis de la sangre, el hecho de que la imagen sea hidrológica, térmica y químicamente estable…». En resumen, y contradiciendo esa afirmación inicial con la que sorprende a la concurrencia cuando habla del tema en público, José Manuel García Bautista determina que «es imposible que la Sábana Santa sea una falsificación medieval. Ni es obra humana».

Como enamorado de todo cuanto carece de explicación, por lo que tiene de lección de humildad para la humanidad engreída y fatua, al investigador y divulgador de misterios acepta no obstante que la Síndone pueda seguir otros veinte siglos más sin explicación, «porque el creyente no la necesita, y el escéptico ya tiene la suya», y nada cambiaría aunque la verdad saltara ante las mismísimas narices de cualquiera de ellos. Lo apasionante para él es que la Sabana Santa no se ha dejado atrapar ni por unos ni por otros, y que «el hecho de que en ella estén todas y cada una de las huellas de la pasión de Cristo seguirá sirviendo de inspiración, consuelo y esperanza para quienes creen en Jesús de Nazaret». Con su libro pasa exactamente igual.

Misterios de la Semana Santa de Sevilla

Por: Maria Jose Lora y Jose Manuel García Bautista / Diario ABC

Un nazareno que reza ante el paso de palio de una hermandad y que luego desaparece. Pasos huecos por la Catedral tras los cuales no se esconde nadie, aparentemente. Psicofonías en iglesias atrapadas en cintas de grabadora… La Sevilla de los misterios ocultos, aquéllos que no se ven, pero que sin embargo, se oyen, están ahí y han sido verbalizados para el grueso de leyendas de la ciudad. La Semana Santa sevillana, como pieza clave en el puzzle de esos sucesos paranormales. Realidad o no, ahí quedan. En la Plaza Virgen de los Reyes comienza esta aventura, guiada por José Manuel García Bautista, cronista e investigador de fenómenos paranormales y que narra en su «Guía Secreta de Sevilla. Ovnis y Misterios en la Semana Santa» (La Máquina China).

Primera parada: la Catedral. Aquí nos vamos a encontrar con uno de sus misterios eternos, de fantasmas, de apariciones… La figura del Cardenal Cisneros es el protagonista. García Bautista narra cómo este Cardenal fue enterrado en Roma, aunque dejó escrito que quería ser enterrado en Sevilla. Sea como fuere, «su fantasma se pasea por la Catedral porque dicen que busca el lugar donde no fue enterrado, ya que no se cumplió su última voluntad. Los vigilantes de seguridad del edificio sienten en una determinada época del año el caminar de unos zapatos, a la vez que una espesa niebla cubre las estancias. Se trata de ese Cardenal, cuya figura desaparece inmediatamente», señala Bautista. ¿Realidad o no?

Si hablamos de misterios de la Semana Santa, obviamente hay que contar esas extrañas experiencias que ocurren en las iglesias sevillanas. Una de ellas es la de la Hermandad del Cristo de Burgos en la Plaza de San Pedro. «Un día, un devoto con diferentes problemas llega hacia esa iglesia, se sienta y comienza a rezar desesperada. Tenía una serie de problemas, un familiar enfermo… Al alzar la vista a esa imagen de Cristo, según el testigo, inclina la cabeza, y le dice que no tema, que sus problemas se van a solucionar. Evidentemente, nuestro protagonista sale espantado de aquella iglesia. Cierto o no, cuando llega a casa, los problemas parecen menos. Ese familiar ha recuperado la salud casi milagrosamente, según los médicos. Y los problemas en los días siguientes irían disminuyendo», cuenta Bautista.

Si seguimos visitando estas pequeñas parroquias, llegamos hasta la Ronda de Capuchinos, a esa iglesia santuario de la Santísima Trinidad. «Allí un día se entierra a un determinado clérigo, pero una noche se sienten ruidos. Acuden al lugar donde estaba enterrado y aparece aquella sepultura removida y con el cuerpo fuera. Se vuelve a enterrar, pero al día siguiente, se vuelven a sentir los mismos ruidos y nuevamente el clérigo está desenterrado». Tras estudiarse el caso a fondo, se vuelve a enterrar ese cuerpo, por tercera vez, pero vuelve a aparecer desenterrado. «Finalmente, se decide que ese cuerpo no tiene que estar enterrado dentro de un lugar santo».

Imágenes enigmáticas en San Roque y Los Negritos

Dos nuevas iglesias en esta peculiar ruta: Los Negritos y San Roque, en la calle Recaredo. En la primera de ellas, como pasara en la iglesia del Cristo de Burgos, aquí se repite la historia de que un devoto es capaz de hablar con las imágenes de la Hermandad. «De nuevo llega un devoto, con una serie de problemas y tras ponerse de rodillas comienza a hablar con ese Cristo y vuelve a dirigirse a esa persona y con el mismo tipo de mensaje», cuenta Bautista. Tanto en una como en otra historia curiosamente esos problemas se solucionan cuando salen del lugar. ¿Milagro, fe, devoción o sugestión?

En la iglesia de San Roque ocurren una de esas historias de psicofonías. «Un grupo de jóvenes que, amparados por el misterio, entran en el templo con una grabadora por probar. En ella se cuelan diversas psicofonías. Así, pues, deciden volver y repetir la experiencia, tras esconder la grabadora detrás de un jarrón. La sorpresa surge cuando el dispositivo sale disparado sin saber quién lo ha hecho, y ven cómo la cinta aparece totalmente desenrrollada». Los jóvenes lo atribuyen quizás a una fuente de energía, a algo o alguien que no quería que se hiciera esa experiencia allí dentro. La psicofonía decía algo muy recurrente y típico: «Marcharos de aquí».

El nazareno «invisible» de Santa Cruz

Justo a la salida de la calle Guzmán el Bueno se encuentra la iglesia de Santa Cruz, otro de esos templos sevillanos que guarda en su interior la esencia misma del misterio. «Ocurre en Semana Santa, una de cada década. Cuando ya han entrado los nazarenos de la Hermandad de Santa Cruz, los pasos están en su ubicación, y los pocos hermanos que se encuentran son los que se encargan de los enseres, siempre sorprende un hermano, un nazareno que se queda dentro de la parroquia. Capirote bajo el brazo, y la túnica puesta. Se para a rezar delante del paso de palio y del paso de Cristo, ante la sorpresa quizás de todo el que tiene la oportunidad de verlo. Saben que no debería estar ahí, pero, ¿quién es?»

«En principio, todo el mundo pregunta por él, pero nadie sabe exactamente quién es. Hasta que un buen día, esperando una Semana Santa tras otra, aquel sujeto repite su ritual: aparece, se para delante de los pasos, acaba su oración, y se marcha. Quizás en esa despedida es donde nos llama la atención porque mientras va andando, va desapareciendo». ¿Realidad o ficción? Lo cierto es que la fe aún está presente para algunos fieles.

La «Madrugá del pánico» del año 2000

¿Qué pasó realmente en la «Madrugá del pánico»? Aquella noche pasará a la historia por ser una de las más movidas y una de las más inolvidables que tuvo esta ciudad en la Semana Santa. Se produjeron oleadas de pánico, de miedo, de terror en diferentes puntos de la ciudad a horas dispares. Según relata Bautista, «aquellas estampidas de terror no obedecían a nada, no había un motivo que lo justificara aparentemente. Comenzó justamente en La Campana y luego se transmitió a diferentes puntos de Sevilla: la calle San Eloy, la plaza del Salvador, la calle Francos, la Gavidia…». ¿Qué sucedió?

«Hipótesis hay muchas, realidades hay muy pocas. Y van desde las más peregrinas como que se había escapado un toro de los toriles de la Real Maestranza, hasta una persona armada con un cuchillo, que iba por las calles de Sevilla atemorizando a los viandantes. Un escape de gas, un escape de agua… Otras suposiciones apuntan, incluso, a que se trata de un sabotaje del propio sindicato de la Policía Local o por qué no, a un fallido atentado de ETA en la ciudad. Son sólo conjeturas para justificar una noche que pasó a la historia por ser una de esas noches de pánico que da nombre a aquella «Madrugá del pánico» del año 200», termina Bautista.

Voces del Misterio: EXTREMADURA MÁGICA 12: El mantel de la Última Cena,EL SAGRADO MANTEL DE CORIA,en Extremadura

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” y EXTREMADURA MÁGICA (12) en el que hablamos de una reliquia muy importante en tierras extremeñas: el mantel de la Última Cena, EL SAGRADO MANTEL DE CORIA, en Extremadura. Todo eso en “Voces del Misterio” hablando de Extremadura Mágica.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-extremadura-magica-12-el-mantel-audios-mp3_rf_34531964_1.html

Voces del Misterio: EXTREMADURA MÁGICA 12: El mantel de la Última Cena,EL SAGRADO MANTEL DE CORIA,en Extremadura

Vio el fantasma de una joven muerta hace 45 años al costado de la ruta

Una mujer quedó enmudecida de miedo luego de que una señora “de campera negra y pollera”, que había visto a la vera de un camino, desapareciera en forma súbita cuando se acercó con su auto. Al dar a conocer el hecho en su pueblo, General Campos, Entre Ríos, se enteró que en ese lugar se suicidó una chica en 1974 y que varios vecinos la vieron en diferentes oportunidades. Escuchá el estremecedor relato.
La bibliotecaria de una escuela rural de la localidad entrerriana de General Campos se convirtió en protagonista de una auténtica película de terror cuando manejaba por la ruta de acceso a su pueblo, al toparse con el espíritu de una joven que se quitó la vida hace 45 años. “No era una mujer humana, porque ahí no hay ningún lugar donde puedas esconderte. Supongo que fue el alma de esta chica y creo que está en su purgatorio, que le falta un poco de luz para llegar hasta Dios”, contó la señora, que a raíz de esta aparición consultó con todos los vecinos y hasta recibió la opinión de un sacerdote para tratar de explicar el increíble suceso.
María Graciela Willatt relató a Crónica lo que sucedió el martes en horas de la madrugada, en momentos en que manejaba su auto por el camino de ingreso a General Campos: “Cuando retorné al acceso para volver al pueblo, ví a una mujer que iba caminando, estaba normal, no vestida de manera rara. Una linda mujer, con una campera negra, una pollera larga, muy coqueta, muy arreglada, con una cola de caballo”.
“A la hora que fue, la alumbré bien con las luces del auto para verla bien. Como trabajo en una escuela rural, estoy acostumbrada a hacer dedo, sé muy bien lo que significa estar tirada en la calle, y al ver que era una mujer sola, acerqué el auto para que subiera”, agregó.
La bibliotecaria precisó: “Ella se dio vuelta, se quedó parada, me observó, yo también la miré. Cuando detuve el auto, ví que avanzó para el costado de la puerta del acompañante y, en ese momento, desapareció. Pensé que era porque tenía la puerta trabada, pero cuando abrí la ventanilla, miré para atrás y no ví a nadie. En ese momento, uno piensa en alguna aparición, en que me van a asaltar o algo por el estilo. Puse primera y me fui”.
María Graciela quedó asustada y preocupada por lo que había sucedido. A los pocos minutos, cuando llegó a su casa, posteó en Facebook lo que había pasado. De inmediato, amigos y vecinos contestaron a su publicación y aportaron detalles: varios de ellos habían vivido algo similar, y aportaron las mismas características de la mujer.
Hurgando en los dichos de los habitantes del lugar, Willatt descubrió que en ese mismo espacio se había suicidado una joven, Silvia Gómez, hace 45 años. “En el año 74, me contaron los familiares, encontraron ahí muerta a esa chica. También otra gente e incluso choferes de colectivos, me escribieron en estos días que habían visto lo mismo. No es la primera vez que observan algo así”, manifestó.
Una historia de película
La muerte de Silvia marcó a la población de General Campos, un pequeño pueblo de 4 mil habitantes situado a 45 kilómetros de Concordia. “Todos los que la vieron, me aseguraron lo mismo. A grandes rasgos, una chica coqueta, bien vestida. Conozco a sus hermanas, pero de ella no me acuerdo. Yo tenía 9 años cuando murió, según me contaron, se suicidó”.
Graciela vivió varias horas “muerta de miedo”, según reconoció: “En un primer momento cuando entrás a pensar qué fue lo que pasó o por cómo puede desaparecer una persona frente a vos, te entra un estado de angustia importante. Pero al paso de los días, como me dijo un sacerdote, lo malo queda en la tierra, un alma no tiene maldad. En el caso de que sea un alma, no tiene sentido pensar en que pueda hacerme daño. Por instantes me entran las preguntas de saber si estas cosas pasan o no. Cuando otra persona las cuenta, provocan dudas o estupor y a veces hasta provocan risa, pero cuando te pasan en primera persona, entendés que no tiene tanta explicación”.
La mujer, empero, siguió tratando de encontrar una respuesta a lo que le tocó presenciar: “Pienso que tal vez necesita un poco de luz para llegar frente a Dios, quizás esté pasando por su purgatorio y necesite de distintas oraciones para poder culminar su etapa de prugatorio, supongo que es algo sobrenatural, pero trato de tomarlo como una cosa que no perturbe mi vida, si no como algo que me ocurrrió”.
Un caso nunca esclarecido
En esa búsqueda de verdad, María Graciela consultó con un religioso y hasta ensayó una explicación teológica: “dentro de los mandamientos, no matarás, incluye no atentar contra tu propia vida. Puede ser que ella esté purgando eso que cometió. En ese momento nunca se investigó nada, no hubo causa judicial ni nada, y no es claro qué es lo que ocurrió con ella”.
Las propias hermanas de Silvia Gómez, recluidas en el silencio de un caso jamás esclarecido, tuvieron que rememorar aquel doloroso episodio. “Yo no pude hablar con ellas, pero me contó una amiga que sí lo hizo y me contó que todas las hermanas habían revivido lo que había pasado y suponen que fue ella la que apareció”, expresó Willatt.
(FUENTE: airedesantafe.com.ar)

‘La monja 2’ ya está en marcha

El año pasado ‘La Monja’ reventó la taquilla a nivel mundial, por lo que era de esperar que una posible continuación fuese anunciada tarde o temprano. Ahora, el productor de la franquicia ‘The Conjuring’, Peter Safran, acaba de confirmar que una secuela de la religiosa película se está desarrollando en estos momentos.
La película original, de Corin Hardy, cambiaba la acción del universo de ‘Expediente Warren’ de una casa embrujada a la Abadía de Santa Carta en Rumanía, alrededor del año 1952. La película sirvió para contarnos la historia del origen del antagonista de ‘The Conjuring 2’, Valak, y terminó convirtiéndose en la película más taquillera del universo hasta la fecha, con una recaudación mundial de 365 millones con un presupuesto de 22 millones. Con esas cantidades en juego, no es de extrañar que las mentes detrás de la franquicia hayan querido avanzar con una secuela y Safran así lo confirmaba a EW.
“Creo que es inevitable otra película de ‘La Monja’. Tenemos una historia muy divertida entre manos, así que creo que esa será la siguiente que se escribirá”.
Si bien a ‘La Monja’ no le fue especialmente bien entre los críticos, esta fue alabada por su diseño de producción y su ambiente, que recordaba a los mejores tiempos de la Hammer. Este anuncio podría suponer también la vuelta de las estrellas de la primera película, Demián Bichir y Taissa Farmiga, que podrían repetir sus papeles como el padre Burke y la hermana Irene. Por otra parte, es posible que ‘La Monja 2’ vaya en una dirección completamente diferente y que incluso sea una precuela, tal y como sucedió en la secuela de ‘Annabelle’, por lo que pronto veremos que ocurre con esta ya esperada película.
Mientras tanto, Warner Bros. tiene pendiente el estreno de ‘La Llorona’, maldición mexicana que llegará a nuestros cines este fin de semana. ¿Listos para una nueva dosis de monjas malditas?
(FUENTE: fotograma.es)

Voces del Misterio: EXTREMADURA MÁGICA 12: El mantel de la Última Cena,EL SAGRADO MANTEL DE CORIA,en Extremadura

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” y EXTREMADURA MÁGICA (12) en el que hablamos de una reliquia muy importante en tierras extremeñas: el mantel de la Última Cena, EL SAGRADO MANTEL DE CORIA, en Extremadura. Todo eso en “Voces del Misterio” hablando de Extremadura Mágica.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-extremadura-magica-12-el-mantel-audios-mp3_rf_34531964_1.html

Voces del Misterio: EXTREMADURA MÁGICA 12: El mantel de la Última Cena,EL SAGRADO MANTEL DE CORIA,en Extremadura

Copa América: Brasil desafía a la historia y recupera un color “maldito” para su camiseta

El marketing deportivo pudo de nuevo romper el molde y Brasil presentó un nuevo modelo de camiseta “retro” de color blanco, que usará en la próxima Copa América que disputará como local.
El delantero Vinicius Junior, una de las revelaciones del fútbol brasileño y del Real Madrid de la última etapa, fue el encargado de presentarla, en en el marco de la ceremonia de toma de posesión de Rogério Caboclo como nuevo presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).
Al acto asistieron el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez.
En medio de cientos de dirigentes deportivos, Vinicius exhibió el futuro uniforme, en el que destaca el blanco de la camiseta, un color que la selección brasileña recuperó tras 65 años en los que permaneció guardado en el rincón de los recuerdos malditos.
El color blanco de la casaca brasileña, adoptado en 1914, fue usado por la Canarinha en los mundiales de 1930, 1934, 1938 y 1950. Tras la derrota en la final del Mundial de Brasil 1950 ante Uruguay (el recordado Maracanazo), ese color fue sustituido en 1954, en el Mundial de Suiza, por el actual amarillo con vivos verdes.
“Se trata de la camisa blanca que la selección vistió cuando venció la Copa América de 1919, hace 100 años. Una camisa que conmemora un título de 100 años vestida por un jugador de 18 años”, afirmó Caboclo al llamar a Vinicius al palco.
“Gracias por el cariño por invitarme a mostrar una camisa con la que la selección no juega hace muchos años”, respondió el ex Flamengo, al exhibir la camiseta en la que al blanco se suma el escudo de la CBF, coronado por las cinco estrellas de campeón mundial.
La CBF pidió expresamente al Real Madrid que liberara al jugador para este acto, lo que fue interpretado como una nueva demostración de que Tite lo tiene en la lista de convocados para la Copa América pese a que aún está de baja por lesión.
(FUENTE: clarin.com)

Descárgate gratuitamente nuestra APP sobre la Sábana Santa y la Pasión del Hombre de la Síndone, por Jose Manuel García Bautista

Descárgate gratuitamente nuestra APP sobre la Sábana Santa y la Pasión del Hombre de la Síndone, por Jose Manuel García Bautista. Podrás disfrutar de esta magnífica aplicación en tu teléfono móvil y aprender de lo mucho que te puede enseñar. No te lo pienses.

ENLACE DE DESCARGA: PINCHA AQUÍ

(En caso de problemas para acceder sólo tienes que copiar la URL y la llevas al navegador y la pones en la barra del mismo en tu móvil se la descargar bien).

Voces del Misterio ESPECIAL: La tragedia del TITANIC

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

La noche del 14 al 15 de abril de 1912 el buque RMS Titanic, en su viaje inaugural, iba a pasar a la Historia como uno de los naufragios más trágicos que jamás se han vivido. Su lujo, su confort, su capacidad, sus extraordinarias prestaciones no pudieron salvar a aquel coloso de acabar a más de 3.800 metros de profundidad; a bordo iba lo más selecto de la sociedad de su época y muchas ilusiones de un pasaje que no creía lo que pasaba. LA TRAGEDIA DEL TITANIC.

Han pasado 107 años y hoy, conmemorando dicha fecha, nos acercamos a su tragedia.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-especial-la-tragedia-del-titanic-audios-mp3_rf_34447524_1.html

Voces del Misterio ESPECIAL: La tragedia del TITANIC

Descárgate gratuitamente nuestra APP sobre la Sábana Santa y la Pasión del Hombre de la Síndone, por Jose Manuel García Bautista

Descárgate gratuitamente nuestra APP sobre la Sábana Santa y la Pasión del Hombre de la Síndone, por Jose Manuel García Bautista. Podrás disfrutar de esta magnífica aplicación en tu teléfono móvil y aprender de lo mucho que te puede enseñar. No te lo pienses.

ENLACE DE DESCARGA: PINCHA AQUÍ

(En caso de problemas para acceder sólo tienes que copiar la URL y la llevas al navegador y la pones en la barra del mismo en tu móvil se la descargar bien).

Voces del Misterio ESPECIAL: La tragedia del TITANIC

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

La noche del 14 al 15 de abril de 1912 el buque RMS Titanic, en su viaje inaugural, iba a pasar a la Historia como uno de los naufragios más trágicos que jamás se han vivido. Su lujo, su confort, su capacidad, sus extraordinarias prestaciones no pudieron salvar a aquel coloso de acabar a más de 3.800 metros de profundidad; a bordo iba lo más selecto de la sociedad de su época y muchas ilusiones de un pasaje que no creía lo que pasaba. LA TRAGEDIA DEL TITANIC.

Han pasado 107 años y hoy, conmemorando dicha fecha, nos acercamos a su tragedia.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-especial-la-tragedia-del-titanic-audios-mp3_rf_34447524_1.html

Voces del Misterio ESPECIAL: La tragedia del TITANIC

Voces del Misterio ESPECIAL: La tragedia del TITANIC

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

La noche del 14 al 15 de abril de 1912 el buque RMS Titanic, en su viaje inaugural, iba a pasar a la Historia como uno de los naufragios más trágicos que jamás se han vivido. Su lujo, su confort, su capacidad, sus extraordinarias prestaciones no pudieron salvar a aquel coloso de acabar a más de 3.800 metros de profundidad; a bordo iba lo más selecto de la sociedad de su época y muchas ilusiones de un pasaje que no creía lo que pasaba. LA TRAGEDIA DEL TITANIC.

Han pasado 107 años y hoy, conmemorando dicha fecha, nos acercamos a su tragedia.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-especial-la-tragedia-del-titanic-audios-mp3_rf_34447524_1.html

Voces del Misterio ESPECIAL: La tragedia del TITANIC

Voces del Misterio nº.654: Leyendas y enigmas de la Semana Santa

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.654 donde hablamos de algo propio de estas fechas, hablamos de LEYENDAS Y ENIGMAS DE LA SEMANA SANTA, desde la famosa “Madrugá del Pánico de Sevilla” con las famosas “carreritas del terror”, o de historias milagrosas o bellas relacionadas en las hermanades, hechos sobrenaturales o paranormales que nos llenan de asombro. Pero también hablamos de la Sábana Santa, de historias imposibles en Sevilla y mucho más. En “Voces del Misterio”, en SFC Radio, 91.6 fm.

*Un programa dirigido por Jose Manuel García Bautista.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-654-leyendas-enigmas-de-audios-mp3_rf_34390537_1.html

Voces del Misterio nº.654: Leyendas y enigmas de la Semana Santa

Voces del Misterio ESPECIAL: La tragedia del TITANIC

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

La noche del 14 al 15 de abril de 1912 el buque RMS Titanic, en su viaje inaugural, iba a pasar a la Historia como uno de los naufragios más trágicos que jamás se han vivido. Su lujo, su confort, su capacidad, sus extraordinarias prestaciones no pudieron salvar a aquel coloso de acabar a más de 3.800 metros de profundidad; a bordo iba lo más selecto de la sociedad de su época y muchas ilusiones de un pasaje que no creía lo que pasaba. LA TRAGEDIA DEL TITANIC.

Han pasado 107 años y hoy, conmemorando dicha fecha, nos acercamos a su tragedia.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-especial-la-tragedia-del-titanic-audios-mp3_rf_34447524_1.html

Voces del Misterio ESPECIAL: La tragedia del TITANIC