Rutas paranormales y misteriosas del 22 al 25 de agosto: Desde los secretos de Sevilla asta las casas encantadas de nuestra ciudad

👻👺RUTAS MISTERIOSAS de Verano en agosto:

👹👻22 agosto (miércoles): Ruta LEYENDAS Y ENIGMAS DE SEVILLA, 21:30 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla en Plaza Nueva. 7,5 euritos. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

👻🧟‍23 agosto (jueves): Ruta MISTERIOS EN EL BARRIO DE LOS TEMPLARIOS, 21:30 h. Puerta de la Universidad de Sevilla en Calle San Fernando. 7,5 euritos. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

😱👣24 agosto (viernes): Ruta SEVILLA PARANORMAL, 22:00 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla. 10 euritos. Organiza NATURANDA.

👹👻24 agosto (sábado): Ruta SEVILLA PARANORMAL 3, MISTERIOS DEL BARRIO DE SANTA CRUZ, 21:00 h. Puerta del Palacio Arzobispal en Plaza Virgen de los Reyes. Organiza NATURANDA.

👻👺25 agosto (sábado): 💀Ruta ALAMEDA OCULTA. 23:00 h. Bajo las columnas de la Alameda de Hércules en la parte que da a la Comisaría en el entorno de C/Calatrava. 8 euritos 💀 Organiza MOLARTE.

🧟‍♂👻Lo pasareis de miedo!. Guía: Jose Manuel García Bautista.

🙏🏻CONFIRMAD ASISTENCIA con un Whatsapp a este número ( 653775172 ) 👻El mejor plan para las noches de agosto.

Anuncios

Fenómenos paranormales en la comisaría de la Gavidia

Un imponente edificio donde el dolor y las tragedias personales se fundían con la delincuencia y la cara menos amable de la ciudad de Sevilla

Fenómenos paranormales en la comisaría de la Gavidia

Hay un lugar muy especial en Sevilla en el que, lejos del siempre evocador aroma del azahar, se esconde un imponente edificio que nos recuerda viejos tiempos, a veces imborrables en la memoria por su halo de maldad, allá dónde el dolor y las tragedias personales se fundían con la delincuencia y la cara menos amable de la ciudad, ese lugar es la antigua comisaría de la Gavidia.

Son muchos los sevillanos que recuerdan este vetusto edificio cuando aún funcionaba y se acudía al mismo a realizar mil gestiones como renovaciones del carnet de identidad pasaportes, denuncias… Todo lo relativo con la Ley y su cumplimiento está relacionado con el mismo e, incluso, agentes de esta comisaría participaron indirectamente en casos paranormales de Sevilla que, con posterioridad, serían notables en el panorama nacional.

Pero hoy es noticia por una serie de hechos que carecen de explicación y que se están produciendo en su interior, ruidos extraños, quejidos, llantos, gritos lastimeros e, incluso, hay testigos que han afirmado haber visto su interior una extraña sombre que deambula por diferentes zonas del mismo.

Experiencias imposibles

El edificio cerró sus puertas –oficialmente- en 2003 y desde entonces ha sido foco de no pocas polémicas. Pero lo interesante del edificio llega con los testimonios de aquellos que han accedido a su interior o han trabajado en el mismo. Es interesante pues narran sucesos que son calificados como inexplicables y que, de alguna forma, por lo acaecido, entran directamente en el terreno de lo paranormal.

Nuestro primer testimonio pertenece a J.M.L., entrado en años, tuvo la oportunidad de acudir a la vieja comisaría a realizar una inspección del lugar, su sorpresa sería mayúscula con una experiencia que iba a vivir, así nos lo narraba: “Fui a hacer una inspección de una zona del edificio, aquello estaba solo, era tras el cierre de la comisaría, a los meses, ya no había policía allí. Accedía a la planta donde me dirigía y fue cuando, por las escaleras, sentí como si alguien se quejara. Pensé que era en la calle, próximo a este sitio hay un colegio y unos grandes almacenes o una plaza con mucha gente, muy ruidosa. No le di más importancia. Estuve revisando los despachos, que aún tenían mobiliario y volví a sentí ese quejido. Me volví y asomé al pasillo no viendo nada extraño pero, de repente, note una bocanada de aire muy frío, se me pusieron los vellos de punta, y ante mí, a los pocos metros, pude ver perfectamente como un hombre pasaba con mal aspecto, desarrapado, con la camisa rota, desaliñado… Lo veía como te veo ahora mismo a ti y no pude menos que gritarle: “¡Oye!… ¿Necesitas ayuda?”. Aquel tipo no contestó y lo peor es que desapareció delante de mí igual que había aparecido”.

El testigo, cariacontecido, trató de reponerse de aquella impresión buscándole una posible explicación: “Pensé que podría ser alguien que por algún lado de había colado y que pasaba allí la noche, un “okupa” o un indigente, y que se habría hecho daño o algo pues el quejido indicaba que no se encontraba bien. Me dirigí a la parte donde lo vi y allí no había nada y mucho menos una puerta, ventana o agujero por el que pudiera haber podido escabullirse… Por mucho que traté de encontrarle una explicación no se la encontré y, a veces, es mejor no darle muchas vueltas máxime en un edificio como este”.

No es único caso que testimonia haber sufrido hechos extraños en su interior, así, A.G.P. y M.S.C., entraron en el interior de la comisaría “por echar un vistazo”. El acceso al interior estaba restringido y pocos eran los que podían tener acceso al mismo pero por razones laborales ambos estuvieron en la vieja comisaría. “Fue extraño, una cosa que jamás me había pasado. Era por la tarde, no deberíamos ni de estar allí pero ya sabes que hay veces que acudes a trabajar fuera de horario, ¡qué remedio! La cosa es que estaba con un compañero y sentimos pasos. Era raro pues sabíamos que sólo nosotros estábamos allí pero siempre piensas que se ha podido colar alguien y más en un edifico tan grande. Miramos en la sala pero no había nadie, era imposible vaya. Entonces volvimos a sentir pisada y fue cuando vimos a un chico joven, de unos 22 o 23 años, que parecía ir camino del sótano. Le gritamos que allí no podía estar pero siguió su camino como si tal cosa. Le seguimos, sentimos hasta más pisadas pero cuando llegamos a la zona donde debería estar lo único que encontramos fue una puerta cerrada a la que, desde luego, era imposible que hubiera accedido o abierto y por detrás estábamos nosotros con lo que era imposible que se hubiera ido sin que lo hubiéramos visto. Mi compañero entonces me dijo algo que nunca olvidaré: “Mira que este sitio tiene mal bajío, que aquí se escuchan cosas raras y que dicen que hay espíritus”. Y no sé la razón pero a mí se me cortó el cuerpo…”.

Nuestros dos testigos decidieron abandonar la vieja comisaría pero, antes de salir, volvieron a vivir algo extraño: “Nos íbamos ya pero al encarar la puerta que da a la calle sentimos claramente tras nosotros una voz joven, de hombre, que decía: “¡No os vayáis!”. Ambos nos volvimos y gritamos: “¡¿Quién hay ahí!?”. Nadie contestó, volvimos a preguntar pero no hubo respuesta. Fue cuando mi compañero dijo que estaba ya atardeciendo y que era mejor marcharse de la comisaría por si acaso y eso fue lo que hicimos”. Puede que todo sea producto de la sugestión y los relatos que pesan sobre el lugar pero la experiencia vivida no se puede negar a los testigos desconociéndose que pudo provocarla.

Una sombra por los calabozos

Una de las zonas que peores sensaciones da de esta comisaría es la de los calabozos, lugar frío –por lo que implica- donde también se ha podido describir lo que es llamado como “una sombra”. La zona de los calabozos, además, tiene una terrible historia, una historia que nos habla de torturas… Eran otros tiempos pero el acto contra el ser humano es igualmente deleznable.

En la zona de calabozos los testigos narran el haber podido escuchar, perfectamente y sin lugar a confusiones, lo que son “llantos y voces, susurros que vienen del interior de la galería de celdas y que, en muchos casos, es como si alguien estuviera allí pidiendo ayuda, llorando o quejándose de su destino”.

Pero también –quizás producto de la sugestión- se ha podido ver una sombra que se dirige a una de las celdas: “Cuando llevas una linterna o la antorcha de la cámara y, delante de tuya no llevas a nadie, pero ves cómo hay una sobra que se proyecta al interponerse con la fuente de luz te preguntas: “¿De dónde demonios sale eso?”, pues físicamente nadie llevas delante pero la sombra la has podido ver perfectamente”, comentaba otro de los testigos que ha accedido al lugar.

Los vecinos de las calles aledañas – cómo San Juan de Ávila- también comentan hechos que les resultan especialmente extraños tales como luces en las ventanas o una “sombra” que se pasea como si estuviera dentro del edificio. “Es difícil explicar sobre todo cuando saber que allí hace ya más de una década que no hay actividad policial pero, sin embargo, hay noches en las que ves luz en determinadas ventanas, una luz tenue que, desde luego, no es el reflejo de nada desde fuera. Ves esa luz que además va cambiando de ventana o la ves de lejos y piensas que igual es la propia Policía que ha acudido a algo al edificio o que hay un vigilante de seguridad haciendo una ronda, pero luego te enteras que ni lo uno ni lo otro… O cuando vez una silueta y dices “ahí hay alguien” pero tampoco y, lo peor, es que desaparece delante de ti… No quieres creer en fantasmas pero hay ocasiones que invita a ello”.

La comisaría de la Gavidia

En el lugar que ahora está la comisaría de la Gavidia antaño podíamos encontrar –según plano de Pablo Olavide fechado en 1771- un entorno muy diferente pues la cercana Plaza del Duque estaba acompañada por una iglesia gótica: la iglesia de San Miguel. Fue construida en el siglo XIV y demolida por La Gloriosa en 1868; en este entorno también encontramos un colegio jesuita, el de San Hermenegildo. Con posterioridad el colegio pasaría a ser un cuartel que se derribó en 1957 del que se mantuvo el templo oval con catalogación de Monumento Nacional. En la zona también destacan los palacios de los Sanchez-Dalp, Palomares o de Cavalieri que se demolieron siendo alcalde de Sevilla el Marqués del Contadero. La Plaza del 18 de Julio constaba de tres bloques y en uno de sus lados se edificaría la Comisaría de Policía, en 1966, siendo obra de los arquitectos Monserrat y López de Asiaín.

Pero la comisaría, la Jefatura Superior de Policía Nacional y de la Capitanía General, es hoy Lugar de Memoria Democrática, consideración otorgada por la Junta de Andalucía en el año 2017 y es propiedad del Ayuntamiento de la ciudad.

Hechos horribles

La comisaría de la Gavidia guarda un secreto que bien pudiera justificar los extraños sucesos que –a decir de los testigos- se producen en su interior. Así es conocido que en una zona concreta de la misma, el centro de detención, las personas eran torturadas. Era la década de los 60 del pasado siglo XX y en este país las libertades no eran respetadas, así las personas relatan cómo dentro de las mismas se pegaba a los detenidos hasta límites insospechados. La Sevilla de la época estaba “gobernada” por José Utrera Molina, exministro de Franco y Gobernador Civil de Sevilla, y sobre él recaen muchas de las responsabilidades de aquellos años.

María del Carmen Vázquez era una empleada del sector textil que, en aquellos años, desarrollaba una sindical “molesta” para autoridades y empresarios. Ella refiere cómo fue detenida por dos policías y llevaba a un sótano donde es introducida en una celda, una celda “fría y oscura”. El mismo sitio donde hoy se escuchan esos quejidos lastimeros, esos quejidos de otros tiempos.

Otra trabajadora, del sector de la sanidad, Fátima Carrillo, vivió algo muy similar y así lo narra en el documental ‘Comisaría de la Gavidia. Lugar de Memoria Democrática’, de Comisiones Obreras (CCOO) y realizado por Intermedia Producciones en colaboración con la Fundación de Estudios Sindicales y Cooperación de Andalucía así como el Ayuntamiento de Sevilla “una cosa como lo que contaban de los nazis: tuve la sensación de que podía desaparecer”, sobre los calabozos y la tortura psicológica a las que se sometía con sólo ver el lugar; ella fue detenida por su relación con la propaganda política de la época.

El sindicalista Eduardo Saborido, en 2006, decía de la Gavidia: “Es un pasillo sin salida con tres calabozos pequeños que se conservan. Una piedra para dormir. Silencio sepulcral. Totalmente aislado en esta celda bastante sucia generalmente”.

Kechu Aramburu era una estudiante con militancia política, fue detenida y conducida a la Gavidia, allí “se quiebra una parte de nuestra vida” y se hace “realidad y tangible la lucha por la libertad., añadiendo que en la vieja comisaría “todo era posible, te podías quedar allí, maltratos, tortura…”.

Francisco Rodríguez, en el mismo documental, narra otra dura experiencia: “Mi madre le dijo a Beltrán (el agente de la Brigada Político Social Francisco Beltrán): ‘Mire, le voy a decir una cosa. Me sacaron dos hermanos de mi casa y no volvieron. A mi marido le sacaron a su padre y tampoco volvió. Éste tiene que volver porque yo me he quedado con su cara’. La pobre… Y le dijo: ‘Señora, por favor, eso eran otros tiempos’. Serían otros tiempos, pero a punto estuve de no volver tampoco”, fue detenido por propaganda política.

Paco Sánchez Legrán era trabajador de Hispano Aviación, en Triana, fue detenido tras las pintadas en fábrica de textil de Hytasa en 1969, recordando: “La BPS me pilló y fui directo a los calabozos. Nunca supe si era de día ni de noche pero nunca lograron que tuviera miedo hasta que me vi la cara destrozada por los puñetazos y las patadas en el estómago”. Del comisario Beltrán no guarda buen recuerdo: “Era un torturador psicológico que venía cuando terminaban de pegarme los de la rueda. Otros agentes te pisaban, te tiraban al suelo, te volvían a levantar. Eso ocurría en la tercera o cuarta planta y en el sótano estaban los calabozos”.

A modo de conclusión

La negra Historia del lugar, la cruel Historia de la Gavidia, su pasado más remoto, su relación con hechos totalmente censurables permitidos o mandados realizar por las autoridades de la época hace que la Jefatura Superior de la Policía Nacional sea un lugar marcado, un lugar marcado por lo desconocido.

Tal vez todos estos fenómenos inexplicables, o paranormales, no sean más que el resultado de toda esa energía, sufrimientos, dolor, represión y deshumanización contenidos en ese contenedor de emociones que es hoy el edificio de la vieja comisaría de la Gavidia… ¿Quién sabe?

Ruta LEYENDAS DE SEVILLA, miércoles 22 de agosto, 21:30 h.

LEYENDAS DE SEVILLA

No te pierdas esta ruta donde conocerás las más bellas y hermosas historias de Sevilla, a caballo entre la leyenda y la realidad donde a cada vuelta de esquina te llevarás una sorpresa. LEYENDAS DE SEVILLA con Jose Manuel García Bautista. Apto para todos los públicos y muy interesante.

Sevilla es una de las ciudades españolas y europeas más cargadas de Historia. Así pues, la capital andaluza es sumamente rica en leyendas y tradiciones que se remontan a tiempos muy remotos. Por ejemplo, ¿fundó el fenicio Merkalt –Hércules- la ciudad? ¿Cual fue la historia de las mártires cristianas Santa Justa y Rufina? ¿Qué enigmas encierra a los ojos del profano la Catedral de Sevilla?¿Murió Don Rodrigo en la batalla de Guadalete? ¿Cual es la historia de la bella Susona? ¿Que misterios encierra el Barrio de Santa Cruz? ¿Qué es el hombre de piedra?¿Cual es la simbología oculta en la fachada del ayuntamiento de Sevilla?¿Desde donde parte la ruta Jacobea desde Sevilla?¿Como salvó Abenamar a Sevilla jugando al ajedrez?¿Ganó Rodrigo Díaz de Vivar el apodo de “El Cid” ganando Sevilla?¿Por qué se llama la calle Sierpes de esta forma?¿Cual fue la matanza de la Judería sevillana?¿Qué fue de la Sevilla de la Inquisión? Todas estas y muchas más preguntas tendrán respuesta en una ruta luminosa, una ruta diferente, una ruta de leyenda… “LEYENDAS DE SEVILLA”…¿Te la vas a perder? ALTAMENTE ENTRETENIDA Y CULTURAL.

EVENTO EN FACEBOOK

Organiza: Rutas de Misterio
Punto de encuentro: Puerta del Ayuntamiento de Sevilla en Plaza Nueva.
Hora: 21:30 h.
Duración: 100 minutos (aprox.).
Precio: 7,5 €/personas (niños 5 euros).
Contacto: www.rutasdemisterio.es
653 77 51 72 o Whatsapp.
Guiará la ruta: José Manuel García Bautista.

Voces del Misterio ESPECIAL: Jesús Callejo y el SIGNIFICADO OCULTOS DE LOS CUENTOS Y LOS JUEGOS

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” con JESÚS CALLEJO para hablarnos de un tema tan apasionante como desconocido, del SIGNIFICADO OCULTOS DE LOS CUENTOS Y LOS JUEGOS, en un repaso en el que quedará sorprendido por todo lo que se desconoce y que encierra esos “inocentes” relatos infantiles. No os lo perdáis. En “Voces del Misterio” SFC Radio 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-especial-jesus-callejo-el-audios-mp3_rf_27936761_1.html

Miedo en el viejo psiquiátrico de Miraflores

  • Pasillo del psiquiátrico de Miraflores. / El Correo
    Pasillo del psiquiátrico de Miraflores. / El Correo

En muchas ocasiones nos preguntamos si donde antaño hubo un edificio que, presuntamente, estaba encantado, al derribarse y construir –o no- en su lugar los fenómenos pudieran mantenerse. Quizás, en la mayoría de los casos, al no existir una edificación los investigadores perdían el interés por el mismo y se describían menos incidentes inexplicables, pero ello no es un indicador de ausencia sino de desconocimiento al no investigar. Quizás la respuesta a tan intrigante pregunta la tenga un enclave tan mágico como encantado, que fue derribado, y que encontramos en las cercanías de la llamada Súper Norte en las inmediaciones del barrio de Pino Montano: el viejo psiquiátrico de Miraflores.

Las autoridades sanitarias de Sevilla deciden construir un lugar donde albergar el cuidado y tratamiento de los enfermos mentales en Sevilla, debía de ser un espacio grande pues debía recoger a otros enfermos repartidos por otros centros hospitalarios sevillanos, en algunos casos con instalaciones inadecuadas como era el caso del viejo hospital de las Cinco Llagas o de la Sangre, todo ello se estimó que alcanzaría la cifra de casi 1600 enfermos.

Su historia

El psiquiátrico de Miraflores entró en funcionamiento allá por la década de los 60 del pasado siglo XX y era en extremo necesario pues hasta entonces había realizado tal función el hoy Parlamento de Andalucía que no tenía unas condiciones higiénicas aptas para ello amén de su excesiva antigüedad (un edificio del siglo XVI). En el año 1884 se toma la decisión de construir en la “Huerta de Miraflores” el psiquiátrico sevillano; la zona era también conocida como “Charco Redondo” donde muchas personas encontraron refugio en otras épocas más duras para este país. Así, para su construcción, se siguió el modelo del arquitecto Manuel Portillo que contó con la ayuda –y observaciones- del doctor Gabriel Lupiañez, que tenía experiencia en prácticas psiquiatritas en diferentes instituciones mentales de gran nivel.

Inicialmente, en 1884, se diseñó unas instalaciones que debía dar cobijo a 600 plazas entre hombres y mujeres. Pasaron los años y la construcción se fue finalizando hasta que el 24 de junio de 1890 se abrió el primero de los pabellones; progresivamente se abrirían otros como en 1892 el tercero, en el año 1893 el cuarto y quinto, siendo el bloque centra inaugurado y abierto en 1896 el central. El edificio se fue ampliando poco a poco por necesidades sanitarias y en 1968 se realiza la última obra de ampliación.

En 1984 el psiquiátrico no acepta más altas en sus instalaciones y para 1990 el Servicio Andaluz de Salud decide descatalogarlo como institución psiquiátrica pasando a ser gestionado por Diputación hasta el 1 de enero de 1991, se transfiere a la Junta de Andalucía quedando al amparo del Hospital Virgen Macarena como Unidad de Salud Mental hasta que el 1999 se dispone su cierre teniendo una prórroga el pabellón de Infantiles.

Hechos desconcertantes

El edificio, una vez abandonado, tuvo vigilancia y quedaba comunicado al resto de bloques en los que había personal trabajando, no obstante son los propios trabajadores los que manifestaban que pese a estar ya en desuso se escuchaban ruidos extraños e, incluso, pasaban “cosas raras”. El incidente que más asombró a un vigilante de seguridad fue aquel en el que, una noche, en una ronda, vio encenderse una luz. Accedió al sitio creyendo que podría haber entrado alguien en el interior. Buscó la zona en la que vio la luz y no le costó demasiado trabajo, la habitación se veía iluminada al final del pasillo. Al abrir la puerta la sorpresa fue que no había nadie y que en aquella habitación no había ni bombilla “entonces escuché claramente una voz que me llamó por mi nombre y como algo me empujaba hacia el poco mobiliario que quedaba en aquella habitación. Me giré, la puerta estaba cerrada y no había nadie que yo pudiera ver pero sentía, cerca de mí, una respiración… Fueron momentos de mucha tensión, nunca había pasado tanto miedo”.

Prácticas inhumanas

El edificio, al ser de la Diputación de Sevilla también tuvo otros usos, uno de ellos era la acogida de menores y, normalmente, había vigilancia dentro del mismo. El lugar, está marcado por el drama, por la tragedia mental de muchas personas, por la sinrazón de enfermedades que eran dictadas como “mentales” si más autoridad que la que dictaba la “Ley de Vagos y Maleantes” en tiempos de la dictadura en España. En aquellos años el trato era inhumano en muchas instituciones psiquiátricas y la sevillana no parecía una excepción. Así encontramos el relato, en 1972, de Juan Sánchez Vallejo, doctor que finalizaba sus estudios de Medicina en la especialidad de Psiquiatría en la Facultad de Sevilla. En una época en la que se consideraban terapias y tratamientos aptos prácticas hoy no permitidas como realizar lobotomías anulando “la violencia en el enfermo”y también su voluntad o el aplicar el temible electroshock.

La “Ley de Vagos y Maleantes” permitía que todo aquel que tuviera un comportamiento considerado extraño por un tercero, y se denunciara, pudiera ser ingresado en el llamado “manicomio” y allí pasar una temporada que podría calificarse de pesadilla como fue el caso de represaliados, homosexuales u otras personas sin más enfermedad que la de pensar de forma diferente, sentir o vivir fuera de los cánones clásicos marcado por la época.

Las condiciones de los psiquiátricos en España eran deplorables pues, en Sevilla, había masificación con casi 1500 enfermos de los cuales el 80% llevaban ingresados alrededor de 10 años. Se carecía de habitaciones, había enfermos salas no habilitadas o corredores. El doctor Sánchez Vallejo indicaba que en el Psiquiátrico de Miraflores se realizaban prácticas consideradas vejatorias cómo la de higienizar al enfermo sacándolo “a un patio en camisón, en invierno y en verano, donde un celador les rociaba los genitales con una manguera de agua fría y otro los fumigaba con insecticidas”.

Fenómenos inexplicables

Era el psiquiátrico un lugar en el que había una fuerte carga emocional, una fuerte carga psíquica y todo ello, antes o después, acaba saliendo y manifestándose se la forma más insospechada.

Una vez derruido el edificio sólo quedó como vestigio el solar donde antaño se asentaba. Sin embargo hay algo más… Los empleados –que ya no trabajan en este lugar- afirman que, hoy día, en aquel mismo solar, “pueden escucharse voces y llantos, impresiona mucho”, nos relataba una persona que estuvo vinculada al mismo. “Una noche cruzaba por esta zona, donde estuvo el manicomio y, de repente, me llamaron, por mi nombre. Me volví pero no había nadie, además la noche era muy mala, hacía mucho frío y se iba a poner a llover de un momento a otro. Seguí caminando y me volvieron a llamar, ya no tuve ninguna duda, algo invisible estaba pronunciando mi nombre y no era de este mundo”.

Nuestro protagonista silenció esta experiencia hasta una noche en la que vio a un compañero entrar lívido en el pabellón: “¿Qué te pasa? ¿Has visto un fantasma? Y me dijo que dando una ronda le habían llamado, se dio la vuelta y miró, alumbró con la linterna pero no vio a nadie, además la zona no es de las más oscuras pues es donde estaba el manicomio y llega la luz de la carretera y de la otra zona. Al no ver nadie creyó que era una mala pasada de su cabeza, entonces fue cuando algo le dio en el hombro, como un toquecito y pudo ver a un señor, con bata o “pijama” de paciente que lo miraba a apenas dos metros y se desvaneció ante él… Claro, al regresar el pobre tenía un ataque de ansiedad de la experiencia tan fuerte que vivió”.

Voces de nadie, ruidos extraños y “siluetas o sombras que se pasean por ese mismo sitio y que no están proyectadas por nadie”, son algunos de los fenómenos que hoy se pueden vivir en este preciso lugar pese a que el edificio -como tal- ya no existe.

Pero no son las únicas experiencias extrañas vividas allí, cuando el edificio estaba aún en pie un grupo de personas entró en el interior del mismo a través de la “sala de máquinas”, P.J. nos decía: “Fuimos a este lugar llamados por la curiosidad de ver que sucedía en su interior, venía una persona con dotes de médium. Él comenzó a sentir allí cosas muy fuertes, a manifestar mensajes coherentes con el sitio donde nos encontrábamos pero, lo más impresionante, fue una psicofonía que captamos dentro y que resultaba desgarradora”.

Testimonios y vivencias

José Luis S. también ha trabajado en su interior: “Yo trabajé mucho tiempo allí, cuando había pacientes y cuando no. Cuando había pacientes tenía un pase pero ¿y cuando estaba aquella ala sola? Pues se seguían oyendo gritos, pero no de un animal, que esos los conocemos, gritos de persona como si todavía hubiera allí dentro algo, un recuerdo, algo, el caso es que es tremendo… Cuando tú vas a las habitaciones de azulejos (llamadas así porque están alicatadas incluyendo el suelo, estaban dedicadas a tareas de limpieza) era horrible, percibías cosas, aquellos pasillos que no se acababan y podías oír como algo gruñía, o como te siseaban, o de cómo las luces se iban apagando y encendiendo tras de ti… Es horrible”.

Y seguimos escuchando los testimonios de aquellos que han sufrido experiencias de este tipo, María J. trabajó en el interior del edificio durante cinco largos años: “Era lo peor, cuando llegaba el turno de noche me echaba a morir, de día vaya porque hay luz y hay más gente…, pero de noche es que no se sentía un alma allí y para colmo es que éramos dos personas y con muy pocas ganas de bromas… Un día venía de uno de los patios y cogí el pasillo que lo rodea, entré en una de las galerías y sentí como me llamaban…”Mari” decía aquella voz…mira, un escalofrío me dejó helada, y otra vez aquella voz me dijo: “Mari”, miré buscando quién podía ser, no vi a nadie y salí corriendo en busca de mi compañera que se encontraba en el otro extremo del edificio, llegué tan nerviosa que tuvimos que parar cerca de una hora, ella no podía haber sido, al sentirme llamarla vino a mi encuentro y le conté lo que me había pasado, entonces ella me confesó que a ella también le pasaba muchas veces y que por eso llevaba siempre la radio puesta y alta…, esta vez tuve suerte y la pillé cambiando las pilas…Si no la llego a encontrar me muero”.

En este edificio también encontramos un módulo de la Cruz Roja y un centro de día, aún destaca su antigua arquitectura y las estancias para los residentes, las habitaciones, las zonas de limpieza alicatadas hasta el techo con los tragadores en medio de la sala, largos pasillos con puertas a ambos lados y un ambiente de extrema frialdad, a medida que subimos la situación se normaliza, habitaciones, pasillos y zonas comunes, en la zonas bajas se encontraban las estancias de los pacientes más violentos, las enfermerías, baños y cocinas, todo en estado de semiabandono. Ventanas tapiadas, rejas en las puertas y en las ventanas en las que el ladrillo no quiso cegar su luz.

Los vigilantes de seguridad siguen haciendo su ronda en torno al edificio y no dudan en llamar a las fuerzas del orden público siempre que un curioso o un osado buscador de misterios decide adentrarse en si interior.

Los vigilantes, esos inestimables confidentes, también tenían que contarnos algunas experiencias: “Es difícil deciros si pasa algo o no que sea extraño, hombre, por el tiempo que llevo aquí te diría que sí, que lo es, sobre todo cuando de madrugada, a las 3 miras algo que te llama la atención y es una luz en el edificio que se enciende, o una silueta, como si alguien llevara una luz que se pasea de un lado a otro cuando sabes que allí en ese momento no debería de haber nadie. Entras y buscas, con mucho miedo, y no hay nadie, vuelves a salir y allí está de nuevo la luz, acabas por no echarle cuenta, ¿para qué?

Otras veces sientes un alarido enorme desde el interior y prefieres pensar que es algún animal. Hombre, cuidado hemos de tener, muchas veces vienen chicos alentados por el programa de Iker Jiménez y se creen que venir aquí es venir de excursión a buscar fantasmas y aquí hay que tener mucho cuidado y tener en cuenta que hay personas trabajando, esto no es ninguna feria y luego demuestran ser muy inconscientes, ahí dentro te puedes hacer daño y aunque es muy difícil entrar si alguien entra y le pasa algo fíjate la papeleta para él y para nosotros. Sí que se pasa mal y se sienten cosas raras pero si echáramos cuenta a todo eso no podríamos trabajar aquí” sentencia nuestro amigo mientras salimos del edificio charlando sin echar la vista atrás.

En el año 2003 tuve la oportunidad de entrar en su interior, fui el primer investigador que lo hizo buscando explicaciones más allá de las fronteras de la Ciencia, vi sillas de ruedas y camillas de nadie, archivadores vacíos con vestigios de expedientes, objetos, polvo y abandono… No encontré respuestas pero si descubrí un sitio que me infundía miedo y compasión. Tal vez sea el mismo sentimiento que desde ese “otro lado” hoy manifiestan aquellos que siguen morando en lo que fue su “hogar”.

Adicción a videntes y cartomantes

Hay que tener mucho cuidado con todos esos charlatanes que le quieren ‘vender’ a uno un futuro a su medida a través de las muy ancestrales ‘mancias’ o procedimientos de meditación y adivinación. Ojo con este mundo repleto de charlatanes con el don de la palabrería y la vista puesta en la cuenta corriente del consultante

  • Adicción a videntes y cartomantes

En nuestra sociedad del siglo XXI a veces es conveniente detenerse y mirar alrededor para darnos cuenta de todo aquello que nos rodea, lo bueno y lo malo. Vivimos en una sociedad tecnificada, con prisas, en muchas ocasiones estresada y deshumanizada, las redes sociales acogen a muchas personas que se han creado una realidad paralela, tal vez alejándose de una vida que, en muchas ocasiones, provoca muchos sinsabores, pero es la vida que tenemos, con problemas de desempleo, inseguridad ciudadana, promesas políticas incumplidas, riesgos de salud, miedo por las pensiones y todo ello afecta a nuestra vida personal haciendo que, muchas veces, las personas busquen refugio en opciones que pueden originar adicciones peligrosas.

No, no les voy a hablar de sustancias adictivas ni del juego o el alcohol, que también podrían ser el eje central de un artículo de denuncia; en esta ocasión les quiero hablar de los riesgos del esoterismo mal entendido, de aquellas personas que buscan respuestas o rellenar un puzzle incompleto dentro de lo que les pueden aportar –si es que pueden aportarle algo- videntes y cartomantes. Una realidad desconocida y que tiene un duro efecto en la persona.

Son muchas los que afirman, abiertamente, no creer en este tipo de mancias, el hecho de que un tarotista baraje un mazo y según la tirada pueda acceder a nuestro pasado o futuro es, cuando menos, sugerente. Pero… ¿Cuántos vividores y estafadores se han escondido tras su falsa bandera de la videncia? ¿Cuántas estafas se denuncian al día de desaprensivos que no dudan en aprovecharse de las debilidades ajenas, la edad o un mal momento? ¿Cuántos son los que enarbolan la bandera de la videncia, de ser grandes tarotistas y, simplemente, tras ello, hay un psicólogo con muchas dotes de observación y palabrería?

En demasiadas ocasiones la persona se siente sola y sólo pretende paliar esa soledad con una voz que la comprenda, que la entienda y que, llegado el caso, le pueda dar un consejo, quizás aquel que echa en falta del familiar, del hermano o del amigo. Lo duro, lo cruel, lo carente de sentimientos, es que tras esa voz cálida, comprensiva y amiga se esconde un negocio en el que, en demasiadas ocasiones, se esconde el estirar lo máximo el problema del cliente porque con él el futuro del negocio está asegurado, esa es la única certeza de la capacidad de ver el futuro que tienen muchos de estos mercaderes de ilusiones.

Pero… ¿Cómo se entra en el círculo del mal entendido esoterismo y videncia?

Es llamativo y sugerente, lo reconozco, es una materia que conozco bien y siempre comienza casi como un juego, casi por error o por un momento de debilidad. Se afirma no creer en estas cosas, se afirma estar «por encima de estas tonterías», pero al final muchos de esos son los que se acercan a consultar su futuro y lo que comienza como un simple gesto de satisfacer la curiosidad se acaba convirtiendo en una dura adicción en la que parece que ningún momento y ningún paso de la vida se puede dar sin consultar a ese consejero tan especial que cuantifica sus ganancias por consejos. Muchos de estos videntes no me han demostrado nada, me han demostrado algo o me han demostrado mucho, pero sea como fuere mi creencia en ellos es nula, lo cual no quiere decir que todos tengan que ir al mismo saco, pero si una amplia mayoría.

Hablaba, no hace demasiado, con una persona que durante mucho tiempo se ha dedicado a estos temas, caminando entre lo real y lo quimérico. Encarnación me decía: «He estado muchos años atendiendo en mi casa a personas que venían con todo tipo de problemas. Suelen ser mujeres con problemas sentimentales y que siempre vienen acompañadas por una amiga, pero también he tenido hombres como clientes y esos son los que más enganchados están. Lo curioso es que a los días ha venido la amiga que acompañaba a la primera a que les dijera lo que veía en las cartas», y es que ese suele ser el comienzo: alguien que, por curiosidad, o por amistad, acude a acompañar a una amiga o amigo y acaba seducido por la palabrería, psicología y comprensión del vidente. En otras ocasiones, simplemente, porque la vida da reveses y las respuestas, creen, puede encontrarse en aquel que dice «ver el futuro», recomendado por una amiga o un amigo que «probó» y «le fue bien». Y es que hay planos en los que todo vale, las cuestiones del corazón o la desesperación hacen que sea un terreno abonado.

Cuando se acude por primera vez a un tarotista, a un gabinete físico, la primera impresión del vidente es vital, si este atina a leer las marcas físicas del cliente habrá dado un paso decisivo para ganarse la confianza de la persona. Ojeras, marcas de anillo, palidez, puede ser síntomas de problemas en la persona allá donde los sentimientos, el desempleo, la salud, la vida en suma que juega sus propias cartas.

Comenzada la sesión todos son consejos en función de la información que pueden obtener del cliente en una conversación –bilateral- en la que la retroalimentación es básica para el buen curso de la predicción de futuro que se realice. Finalizada la sesión, a satisfacción de la persona, todo es un terreno abonado para que esta regrese, incluso hay bonos económicos para aquellos que demuestran una fidelidad a su vidente de cabecera.

Productos cruzados

Hay una vuelta de tuerca en todo esto, es lo que se llama productos cruzados, es muy simple: son aquellos gabinetes, aquellos lugares -bien tienda física donde se realizan sesiones de videncia y cartomancia o bien casas particulares- donde al finalizar la consulta se ofrece una ayuda extra para atraer la buena suerte y alejar los aojamientos o los trabajitos (aquellas maldiciones o mal de ojo realizadas por otras personas que suele ser muy recurrente para retener al cliente y a su cartera). Esta ayuda extra tiene forma de barritas de incienso, de vela o velón de un determinado color en función de nuestras necesidades –amor, dinero, trabajo, salud–, amuletos de todo tipo bien sean clavículas de Salomón, Tetragramatón, Ojo de Horus o una infinidad, sin igual, con que el cliente se construirá en casa, en un apartado rincón o en una habitación determinada, un auténtico santuario allá donde uno mismo no quiere ver la realidad y culpa a otros de sus desgracias.

Con este tipo de ventas hay dos fuentes de ingresos aseguradas: por una parte la consulta del cartomante que se ha ganado la confianza y el bolsillo, poco a poco, de la persona; la segunda vía son los productos esotéricos. En muchas ocasiones la persona no acude tanto a la consulta de tarot sino a renovar toda la mercadería esotérica y comprar inciensos ahuyentadores, talismanes y amuletos quitamaldiciones y ya, en el colmo de la desfachatez, hasta gel o champú con el que uno lavar su alma… Parece mentira donde pueden llegar las creencias de las personas.

El negocio en este sentido puede ser millonario y mueve, en España, cifras de vértigo en todo lo que está relacionado con ello siendo los grandes distribuidores del sector los que, evidentemente, sacan mayor beneficio de todo ello en una actividad lícita y que se ha dado origen a un nicho de mercado en franco crecimiento. Otro cantar son los trabajos de santería cubana tan dada y recurrente en Sevilla.

Los famosos 906

«A mí me pasó que un día, una amiga también dedicada a estas cosas me dijo de trabajar, cuando pudiera en función de mi horario con las consultas, en una plataforma de videncia y, me dijo, que se podía sacar un buen sueldo al mes, y por probar…», decía Encarnación sobre sus inicios al teléfono del vidente. Y así, un buen día, el vidente comenta a sus clientes que «un día de lluvia, o que estés malo/a, que no te apetezca venir por qué esté lejos pero quieres que te haga la consulta, me puedes llamar a este teléfono y que te pasen conmigo, te la haré así, por el móvil, que es más cómodo y te cobro con la tarjeta», y de esa forma se fideliza también al cliente a llamar a este tipo de líneas asegurando el mismo servicio para mayor comodidad y, por supuesto, la tarificación de los servicios prestados.

La persona, incluso, encuentra el consuelo de llamar a su vidente a horas no reguladas o, en el colmo de la dependencia, por cada situación de la vida que es achacable, según la creencia absorbida de la persona, a esos aojamientos o trabajitos que le han realizado, que es la mejor forma de tener enganchado al cliente llegando al tope de minutos máximos para este tipo de servicios y no dudando en colgar y volver a engancharse al vidente en una consulta casi eterna y repetitiva donde el límite lo ponen la tarjeta de crédito y el fondo de la cuenta bancaria.

¿Qué hacer ante este tipo de adicción?

Hace muchos años leía un libro completísimo de mi amigo Pepe Rodríguez, se llamaba Adicción a las sectas y en este trabajo de investigación me ha servido para establecer paralelismos en cuanto a la dependencia de la persona sobre el conocimiento de su futuro, de sus problemas, recurriendo a lo extrasensorial o, simplemente, por caminar siendo orientado por aquel que menos orientaciones puede dar…

La doctora Ana Valdepérez, psicóloga del Programa de Adicciones Comportamentales del Hospital de Sant Pau, en Barcelona, decía al respecto de la adicción a la videncia que es denominada como comportamental y que está a la altura de la adicción al juego, internet o el sexo. En su opinión «son hábitos de conducta placenteros que en un pequeño porcentaje de personas desemboca en una adicción y organizan toda su vida en función de ellas».

La frustración emocional, la soledad, relaciones malogradas, inestabilidad laboral y mucho más son los desencadenantes del inicio –dependiendo de la persona- de estas adicciones que comienzan «sólo por probar» y acaban controlando la vida de la persona; la sensación de culpa es otro factor que hace que la persona no deje de depender de algunos de estos cartomantes y acumular, incluso, grandes deudas…, personas que van justas para vivir y acabar el mes pero que no dudan en hipotecar una parte de su sueldo en productos –físicos o no- de este tipo: «Llegan a solicitar créditos para seguir llamando al tarot. Es frecuente que estas consecuencias tan graves sean el revulsivo para que acudan a terapia, así como las consecuencias a nivel familiar o laboral, pues suelen abandonar cualquier otra actividad».

Enric Mora es sociólogo de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y en su experta opinión la crisis o, añadiría yo, el actual ritmo de vida, trabajos en precario, el estrés o las dificultades emocionales, repercute sobre el control sobre la propia vida «de sentirse objeto de fuerzas desbocadas sobre las que no tenemos incidencia» así la persona no se ve logrando determinados objetivos y por ello recurre a «ayudas extras» como la que le pueden aportar tarotistas y videntes que aportan certezas o sentido a lo que piensa el cliente, el consultante o, simplemente, decirles lo que quieren escuchar.

En todo este fenómeno hay algo curioso, un efecto, el denominado Efecto Barnum que es aquel por el cual se saben leer aspectos y expresiones que nos dicen algunas características de la personalidad comunes a cualquier persona, haciéndolas propias los clientes y pensando que el tarotista ha dado de lleno en su predicción… Muy lejos de la realidad pues sólo están interpretando las señales físicas que existen o las palabras –en persona o telefónicamente- que expresan personas que son más inseguras, quieren creen y tienen una especial predisposición a este efecto tan llamativo como psicológico.

Soluciones

Aquellos que encuentren una persona con este problema no deben jalear su acción ni apoyarla, flaco favor le hacen expresando sorpresa cuando comentan sus visitas o llamadas a estos servicios. Deben hacerles ver su problema, el no estar encarando de la forma correcta la situación por la que viven amparándose en estas mancias. Deben hacerle ver que puede ser negativo y ofrecerle el apoyo necesario, incluso profesional dentro del amparo que la psicología da hoy día para ello.

La solución al problema de cada uno en su vida no se encuentra impreso en una carta ni lo da el corte de un mazo, tampoco en las líneas de la mano o la sensibilidad de otra persona. La solución debemos encontrarla en el día a día, en armar la correcta arquitectura de una vida una vez que se comienza de nuevo, allá donde las ilusiones y esperanzas deben primar por encima de la desesperación.

Los límites del odio: qué pasó con los japoneses en los submarinos americanos

Fue el historiador John Dower quien definió la batalla en el Pacífico como “una guerra sin piedad”. Pero incluso en uno de los frentes más violentos hubo lugar para algo inesperado

Foto: Los prisioneros de guerra japoneses en Guam escuchan el anuncio de la rendición japonesa el 14 de agosto de 1945. (Corbis)
Los prisioneros de guerra japoneses en Guam escuchan el anuncio de la rendición japonesa el 14 de agosto de 1945. (Corbis)
AUTOR: HÉCTOR G. BARNÉS/El Confidencial

Los que la hayan visto, con total seguridad recordarán ‘Los hombres detrás del sol’ de Tun Fei Mou (1988), una de las películas más desagradables de la historia. En ella se ilustraban con profusión de detalles las torturas y experimentos que los ocupantes japoneses realizaron en el noroeste de China. También es probable que en la cabeza de los espectadores se haya quedado grabada ‘Infierno en el pacífico’, aquella película de John Boorman en la que un americano (Lee Marvin) y un japonés (Toshiro Mifune) se veían obligados a convivir y ayudarse en la isla del Pacífico a la que han ido al parar después de una batalla naval durante la segunda guerra mundial.

La realidad parece acercarse más a la bonita historia de Marvin y Mifune que a la de la película gore, como sugiere un artículo histórico  escrito por el profesor de la Universidad de Murdoch (Australia) Michael Sturna. Frente a las visiones tradicionales, que dan por hecho el salvajismo de los japoneses y la inclemencia de los americanos, que no en pocas ocasiones se olvidaron de la Convención de Ginebra a la hora de obtener información de sus prisioneros, la investigación publicada en el ‘Journal of Contemporary History’ asegura que “la experiencia de los prisioneros japoneses en los submarinos americanos sugiere que el odio pudo ser superado una vez los combatientes pasaban tiempo juntos”.

Los japoneses habían sido entrenados para creer que la rendición conducía indefectiblemente a su ejecución a manos de los enemigos

Fue el historiador John Dower quien definió la batalla en el Pacífico como “una guerra sin piedad”. Alrededor de una cuarta parte de los prisioneros británicos y americanos murieron en cautiverio, por tan sólo un 4% de japoneses. Sin embargo, son abundantes las historias en las que los nipones eran asesinados después de rendirse. Como señala la investigación “se creía que los soldados japoneses preferían la muerte a la rendición y que utilizarían cualquier medio posible para matar a sus captores”. Además, corrían terribles historias sobre las “atrocidades” japonesas, lo que contribuía a su deshumanización ante los ojos extranjeros.

En realidad, y a pesar de las excepciones, parece ser que “las reacciones de los tripulantes a los eventos reales podían ser muy diferentes a su condicionamiento por los productos culturales”. En muchos casos, los prisioneros y los captores colaboraron para evitar ser víctimas de trampas. Los americanos, por un lado, habían recibido la orden de seguir escrupulosamente la Convención de Ginebra, y aunque en muchos casos sus preceptos se olvidaron, “las relaciones entre prisioneros y tripulantes era en general amigables”. Los japoneses, por su parte, habían sido entrenados para creer que la rendición era no sólo una vergüenza para ellos, para su nación y para su país, sino que conducía indefectiblemente a su ejecución a manos enemigas. Por otra parte, algunos soldados aliados eran tan despiadados que debían recibir recompensas en forma de alcohol, vacaciones o Medallas de Bronce por tomar prisioneros.

Por lo general, “la prohibición contra la confraternización era generalmente ignorada por las tripulaciones de los submarinos; no hay duda de que por su propia diversión, los marinos se mostraban generalmente dispuestos a interactuar con los prisioneros a bordo”. Las relaciones, obviamente, no eran de iguales –muchos se convertían en sus “mascotas”–, pero por lo general, la realidad solía acabar con los prejuicios militares. Aquí presentamos cinco historias que resumen bien la peculiar y, en ocasiones, inspiradora relación entre militares y sus prisioneros con el Pacífico ensangrentado como telón de fondo.

Vida de Gus

El 29 de mayo de 1943, el Tambor, un submarino de la armada estadounidense, torpedeó el carguero Eika Maru en el golfo de Tonkin. Tan sólo hicieron un prisionero, un hombre que se rindió después de que los militares ametrallasen el agua a su alrededor. No se puede decir que el recibimiento fuese caluroso: una vez a bordo, se le condujo a punta de pistola hasta la sala de torpedos y se le arrojó sobre una banqueta mientras se le apuntaba con un revólver en la cabeza. Desesperado, se arrojó de rodillas y suplicó a su captor que acabase pronto con su vida. En lugar de hacerlo, el guardián bajo la pistola y le ofrecieron un poco de whisky, que tomó después de comprobar que no estaba envenenado, al ver a un americano bebiendo de él.

Los días pasaron y Gus, como lo llamaban los militares, se ganó la simpatía de la tripulación y empezó a colaborar en los quehaceres diarios. Al parecer, gritaba ‘¡banzai!’ cada vez que el submarino atacaba, y no necesariamente para animar a sus compatriotas. Un mes después, el 27 de junio, fue depositado en la base de Australia con un peto, una sudadera de los Brooklyn Dodgers y una gorra de marinero. “Antes de abandonar el submarino, el prisionero dio la mano e hizo una reverencia a cada miembro de la tripulación”, explica el autor. “Al parecer, esta se mostró triste cuando los marines se llevaron a Gus esposado y con una venda en los ojos.

“Un buen tipo”

El Flying Fish SS-229.
El Flying Fish SS-229.

Un par de años más tarde, el 11 de junio de 1945, el Flying Fish volvió sobre los restos del Meisei Maru para rescatar algún prisionero. Allí encontraron a un hombre uniformado que rápidamente fue arrojado al submarino, donde le desnudaron por completo para raparle el pelo y el vello púbico. Mientras superaba la primera impresión, un marino le entregó un cuchillo mientras le indicaba con un gesto que debía hacerse el hara-kiri.

Poco a poco, sin embargo, la actitud de la tripulación empezó a cambiar, especialmente después de que liquidasen un par de barcazas. “Era raro para la tripulación ver los efectos de sus armas de tan cerca, y en esta ocasión parece que el incidente provocó empatía, incluso culpa”. A partir de entonces empezaron a tratar mejor a Siso Okuno, como se llamaba el prisionero, aunque se refiriesen a él como So-So (“un buen tipo”, como escribió uno de los tripulantes en una carta). Como más tarde descubrieron, puesto que el prisionero sólo sabía decir en inglés “thank you, sir”, este tenía 34 años, estaba casado y tenía cuatro hijos.

Unas semanas después, el 30 de junio, el prisionero desembarcó en Midway y dejó una carta en la que mostraba agradecimiento hacia la tripulación

Como ocurría con Gus, ayudó a las labores diarias de la tripulación, pero también a limpiar los lanzatorpedos, lo cual contravenía la Convención de Ginebra, que establecía que los prisioneros no podían verse envueltos en actividades relacionadas con armamento de guerra. Unas semanas después, el 30 de junio, el prisionero desembarcó en Midway y dejó una carta en la que mostraba agradecimiento hacia la tripulación del Flying Fish. En ella aseguraba que había muerto el día que fue capturado, pero también se refería a la “enorme capacidad para la amistad” de sus captores.

El traductor

El USS Tautog SS.199.
El USS Tautog SS.199.

El 8 de julio de 1944, el Tautog, otro submarino americano, torpedeó el Matsu Maru, y entre sus restos encontraron a un hombre al borde de la muerte que fue rápidamente conducido a la embarcación. No era más que un marino que cargaba leña de Tokio a Hokkaido y, por ello, rápidamente se le encontró un hueco entre la tripulación como camarero. Sin embargo, pronto le encontrarían otra dedicación, como ocurrió a muchos de los prisioneros nipones durante la segunda guerra mundial: traducir a sus compatriotas.

Es lo que ocurrió cuando el submarino fulminó el Hokuriu Maru, otro carguero que transportaba aceite de coco. En apenas unas semanas el prisionero había aprendido el inglés suficiente como para traducir a dos de los seis tripulantes que fueron atrapados –los otros cuatro fueron liberados prácticamente en el acto–, dos jóvenes de apenas 19 años que pasarían los siguientes días limpiando y puliendo el submarino. El 10 de agosto llegarían a Midway con unos cuantos kilos más de los que tenían al entrar. Según uno de los americanos, ya era en ese momento “parte de la tripulación”.

Mush el Sucio

Dudley Morton.
Dudley Morton.

Dudley Walker “Mush” Morton es uno de los comandantes de submarinos más recordados de la segunda guerra mundial. Al frente del Wahoo logró acabar con 19 embarcaciones japonesas antes de desaparecer el 11 de octubre de 1943 mientras patrullaba el estrecho de La Pérouse. También era célebre por su odio animal hacia los japoneses: en sus naves podía leerse en lugar privilegiado “Shoot the Sunza of Bitches” (un juego de palabras difícilmente traducible a partir de la frase “disparad a los hijos de puta” y “sunza”).

En enero de 1943, el Wahoo lideró un ataque que acabó con cinco barcos enemigos, pero que dio lugar a uno de los hechos más controvertidos de la contienda. Al parecer, el Wahoo emergió después de hundir el Buyo Maru y disparó a los supervivientes que nadaban en el agua. Nada de tomar prisioneros, y animó a la tripulación a disparar a todo lo que se moviese.

Nos sentíamos tan atados a nuestros prisioneros que empezamos a sentir que eran parte de la tripulación

Tan sólo seis meses después el Wahoo derribó un velero y proporcionó ropa, baño y whiskey a los seis supervivientes, entre los que se encontraba un niño de 10 años. A pesar de la dureza que había mostrado anteriormente Morton, se les trató bien. Como confesó el guardia de la embarcación, “era difícil creer las historias sobre carnicerías de soldados después de ver a esos tipos”. Poco a poco el grupo salvaje y los nipones empezaron a intimar: “Nos sentíamos tan atados a nuestros prisioneros que empezamos a sentir que eran parte de la tripulación”.

Una pistola en el Barb

Eugene Fluckey. (CC/Naval Historical Center Online Library)
Eugene Fluckey. (CC/Naval Historical Center Online Library)

Como ocurría con Dudley W. Morton, Eugene Fluckey era conocido por su desprecio hacia el enemigo oriental. En una carta a su mujer, reconocía “vaya placer es eliminar japoneses… sus ojos rasgados no son ni humanos ni de bestia… podría poner la pistola en la oreja de un japonés y martillar el gatillo sin ningún escrúpulo”.

Sus palabras, sin embargo y afortunadamente, no serían llevadas a la práctica después de hacer un prisionero tras el ataque del transporte naval Koto Maru el 31 de mayo de 1944 con el objetivo de sacarle información. Al principio, todos sus intentos fueron en vano, hasta que Fluckey puso una pistola de calibre 45 sobre la mesa, momento en el que el prisionero reconoció ser el artillero Kitojima Sanji. Desde ese momento la relación fue cada vez más amistosa, hasta el punto de que el prisionero se dio cuenta de que quizá había ido demasiado lejos confesando, por lo que pidió que después de la guerra fuese enviado a EEUU, porque en Japón sería ejecutado. Era algo habitual entre los prisioneros, que temían las represalias al retorno a su país.

El propio Fluckey reconoció en un informe que creía “que se puede obtener más información de un prisionero solitario arrebatado a una muerte segura en las aguas heladas, mientras está agradecido por el bueno trato de sus captores y un poco decepcionado con su país, que después de estar incomunicado durante semanas”. Unas palabras que, firmadas por un tipo tan duro como Fluckey, muestran que no siempre la vía más expeditiva es la mejor y que, no importa la circunstancia, el enemigo es tan humano como nosotros.

Voces del Misterio ESPECIAL: Jesús Callejo y el SIGNIFICADO OCULTOS DE LOS CUENTOS Y LOS JUEGOS

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” con JESÚS CALLEJO para hablarnos de un tema tan apasionante como desconocido, del SIGNIFICADO OCULTOS DE LOS CUENTOS Y LOS JUEGOS, en un repaso en el que quedará sorprendido por todo lo que se desconoce y que encierra esos “inocentes” relatos infantiles. No os lo perdáis. En “Voces del Misterio” SFC Radio 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-especial-jesus-callejo-el-audios-mp3_rf_27936761_1.html

Voces del Misterio V007: Fenómenos paranormales y psicofonías

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” V007 en el que los compañeros del Grupo GPS -Lorenzo Cabezas y Carmen Bravo- nos hablan de diferentes investigaciones en lugares encantados realizadas por ellos donde han podido lograr escalofriantes psicofonías y otros registros sonoros. Exclusiva en “Voces del Misterio”, 91.6 fm SFC Radio.

*Audio conferencia. 14ª. Semana del Misterio de Sevilla en “Don Cecilio”.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-v007-fenomenos-paranormales-psicofonias-audios-mp3_rf_27910773_1.html

Rutas paranormales y misteriosas del 22 al 25 de agosto: Desde los secretos de Sevilla asta las casas encantadas de nuestra ciudad

👻👺RUTAS MISTERIOSAS de Verano en agosto:

👹👻22 agosto (miércoles): Ruta LEYENDAS Y ENIGMAS DE SEVILLA, 21:30 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla en Plaza Nueva. 7,5 euritos. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

👻🧟‍23 agosto (jueves): Ruta MISTERIOS EN EL BARRIO DE LOS TEMPLARIOS, 21:30 h. Puerta de la Universidad de Sevilla en Calle San Fernando. 7,5 euritos. Organiza RUTAS DE MISTERIO.

😱👣24 agosto (viernes): Ruta SEVILLA PARANORMAL, 22:00 h. Puerta del Ayuntamiento de Sevilla. 10 euritos. Organiza NATURANDA.

👹👻24 agosto (sábado): Ruta SEVILLA PARANORMAL 3, MISTERIOS DEL BARRIO DE SANTA CRUZ, 21:00 h. Puerta del Palacio Arzobispal en Plaza Virgen de los Reyes. Organiza NATURANDA.

👻👺25 agosto (sábado): 💀Ruta ALAMEDA OCULTA. 23:00 h. Bajo las columnas de la Alameda de Hércules en la parte que da a la Comisaría en el entorno de C/Calatrava. 8 euritos 💀 Organiza MOLARTE.

🧟‍♂👻Lo pasareis de miedo!. Guía: Jose Manuel García Bautista.

🙏🏻CONFIRMAD ASISTENCIA con un Whatsapp a este número ( 653775172 ) 👻El mejor plan para las noches de agosto.

Sevilla sobrenatural

Hace unos años que surgió una idea que estaría llamada a revolucionar el mundo del misterio en Sevilla, la idea era simple y compleja a la vez: se trataba de hacer un libro que hablara de los misterios de la ciudad…

  • Sevilla sobrenatural

Hace unos años que surgió una idea que estaría llamada a revolucionar el mundo del misterio en Sevilla, la idea era simple y compleja a la vez: se trataba de hacer un libro que hablara de los misterios de la ciudad, pero no al estilo de otras obras que narraban las leyendas de una ciudad eterna como la vieja Híspalis. No, se trataba de una obra que sólo pudiera haber sido escrita por aquel que investigó los casos, por aquel que se atrevió a entrar en sitios encantados, en lugares demoníacos donde lo imposible se aparece, donde se manifiesta. Una obra de investigador, de periodista, pero de algo tan extraño como lo paranormal. Y aquella obra debía tener varias vertientes, desde los casos más extremos del mundo del misterio a lo más simbólico y esotérico, una obra que enseñara la Sevilla más oculta, la más desconocida, la más ignorada. Así fue como nació la “Guía Secreta de Sevilla” un libro que marcó una importante etapa en la ciudad para todos los amantes del misterio, una aventura literaria en la que nos embarcamos tanto mi compañero Jordi Fernández cómo yo cubriendo aquellos apartados en los que cada uno estaba especializado.

¿Se atreve a sentir el miedo de lo paranormal? ¿Se atreve a conocer los casos más inquietantes de la Sevilla más sobrenatural? ¿Se atreve a vivir las experiencias más extremas? Si es así comenzamos un viaje imposible por las más sorprendentes historias de la Sevilla más misteriosa.

Fenómenos extraños y fantasmas en un viejo templo sevillano

Sevilla es una ciudad, cómo todas las de nuestro territorio nacional, rica en monumentos, Arte, Historia y leyendas. Una de ellas nos va a llevar a conocer la historia paranormal que se produce en una de sus iglesias, una iglesia donde se manifiesta lo imposible.

El investigador Miguel Ángel Paredes me habló de sus sucesos que se daban en su interior: «hace unos meses me encontraba realizando una investigación contigo y recibí una llamada de otro buen amigo diciéndome que si me podía acercar a dónde él estaba ya que quería darme una cosa y que charláramos». Así comienza la historia de esta investigación.

Hasta la iglesia fuimos y nos encontramos con ese amigo que me le había llamado, los encontramos en plena celebración de una cruz de mayo; entablamos una pequeña conversación y nos pidió si le podíamos acompañar. Junto a él nos llevó a una parte de las dependencias de la hermandad en la iglesia, allí el hermano mayor y el propio párroco nos sorprendería con su relato a la vez que nos pidió mantener en el anonimato la ubicación y nombre del templo.

En el interior de la iglesia destacaba el fresco que hacía en contraposición con el calor reinante en la calle, todo se mantenía en la penumbra hasta que nuestro contacto encendió unas pequeñas luces que se encontraban en el altar mayor. Nos pidió que esperásemos un momento allí pues «iba a recoger lo que le tenía que dar a Miguel Ángel» y estando en penumbra en el interior de la iglesia vimos como una sombra se paseaba por ella, nos sorprendió un poco y al regresar se le preguntó si había alguna otra persona en la iglesia: «estamos solos», fue su sorprendente respuesta.

No pasó mucho tiempo cuando llegaron el hermano mayor de la hermandad y el párroco confirmando que allí no había nadie y que «esa sombra la veían ellos constantemente», añadiendo «se ve una sombra deambular por la iglesia con frecuencia». Miramos al párroco que afirmó lo que nuestro testigo decía de forma tajante y con naturalidad, como si estuvieran acostumbrado a ella.

La sorpresa llegó cuando el hermano mayor, sabiendo que veníamos de una investigación, nos pidió que realizáramos algunas pruebas en la iglesia. Para ello sacamos de la mochila una serie de aparatos tales cómo grabadoras, «Spirit Box», Ovilus III, medidor de temperaturas y de campos electromagnéticos. Fue cuando se detectó unos picos anormales en la temperatura de la iglesia.

Estando los cinco en el altar empezamos a realizar una ronda de preguntas que nos dejaban sorprendidos pues las respuestas psicofónicas eran evidentes. Quizás la experiencia más notable la vivió Miguel Ángel junto a su amigo: «de buenas a primeras escuchamos, por la zona del coro, cánticos y risas de niños, pensamos que podían ser de la calle pero al ir a comprobarlo vimos que no y cuando entramos de nuevo a la iglesia volvieron a sonar esos cánticos y risas acompañadas, esta vez, de pasos como si corrieran en grupo».

El párroco no confesó que «la sombra que deambulaba por la iglesia la había visto mucha gente y se dice que es la de un monje que se quitó la vida en la iglesia». Respecto a los niños el párroco se quedó sorprendido «yo había escuchado esos sonidos de niños pero siempre había pensado que podían ser de la calle ya que normalmente hay niños jugando a la pelota por allí pero a esas horas de la noche no podía ser».

Muchas preguntas quedan en el aire: ¿Es cierta la historia del monje suicida? ¿Cuál fue la razón por la que optó por tan trágica decisión? ¿Qué hacen esas almas de niños en el interior de la iglesia? ¿Qué motivo las ata a su interior y que nos quieren decir?

La investigación sigue abierta ya que siguen sucediendo fenómenos en su interior y quizás, en breve, tengamos respuesta.

Terror en el Sanatorio de los Muertos

Por muchos años que un investigador de lo inexplicable lleve en este mundo de la investigación, siempre hay un momento para el asombro, para la sorpresa, para vivir lo paranormal o, simplemente, lo desconocido.

Fue una noche intensa de investigación, una noche en la que -en una experiencia única- se invitó a una serie de amigos y curiosos del misterio a acompañarnos a un edificio encantado. En concreto el lugar elegido para la experiencia fue el denominado Hospital o Sanatorio de los Muertos. Un lugar que era el Complejo Hospitalario de San Pablo y que dejó de funcionar como tal en la década de los 70 del pasado siglo XX. Hoy día el tiempo ha tomado posesión de aquel lugar y sólo es una sombra de lo que fue.

Es curioso porque en una noche de investigación sin precedentes comenzó una experiencia diferente. Repartidos por diferentes edificios los testigos comenzaron a vivir fenómenos difíciles de explicar.

Nuestra primera testigo, Fátima, en el Hospital, comenzó a sentir como algo los rodeaba, los envolvía, como algo los tocaba, un algo invisible, incómodo, pesado, tenso, y como una acompañante se comenzó a sentir mal. Decidieron abandonar el lugar y justo cuando salían un siseo comenzó a llamarlos de forma insistente, como aquel que reclama su atención porque no quieren que se vayan.

Miguel es otro de nuestros testigos que nos llamó al estar viendo en un ala psiquiátrica/urgencias una sombra -o silueta- que se paseaba por la zona alta. Al llamarnos acudimos y comprobamos como, efectivamente, algo o alguien estaba allí. Un equipo se desplazó al lugar y constató como allí no había nadie mientras en uno de los pasillos escuchaban una voz audible de origen desconocido (psicofonía audible, a grandes rasgos) que al decir ellos en voz alta «¿Quién hay aquí?» contestó «nadie».

Nuestro siguiente testigo es Juan que sintió como en uno de los pabellones sentía como algo le tocaba y sentía ese contacto frío en sus brazos a la vez que se emplazaba en el mismo sitio donde una silla de ruedas se escucha rechinar. Pero la experiencia más fuerte la tuvo Curro, un chico que mientras preguntaba en sesión psicofónica era cogido por el cuello y, sin violencia, una mano invisible comenzaba a ahogarlo.

Un compañero llevaba consigo la popular ‘Spirit Box’, una máquina de apoyo -solo- de la que hemos hablado en este mismo medio y que permite una «interactuación psicofónica». Estando en una zona donde se encontró asesinada a una prostituta comenzó la máquina a decir: «ven», «por aquí», mientras guiaba sus pasos junto a la de sus acompañantes. «Bajad», «aquí», entonces aquella máquina comenzó a decir «soy yo», «muerta», «David» a la vez que eran acompañados por raps y luces extrañas. Una noche compleja, difícil.

Otras personas, como Ana Garrido o Leo Baisón igualmente han tenido un buen número de experiencias en su interior, desde escuchar sonidos extraños hasta poder visualizar voces y ruidos extrañas, incluso ver sombras deambular en edificios del recinto. Historias en el que se narra como una prostituta fue asesinada en su interior o una niña llamada Clara, que murió en su interior, serían algunas de las presencias que se afirman moran en su interior.

A veces el investigador se encuentra con lo imposible, con lo no esperado… Para finalizar aquella silueta volvió a manifestarse frente a nosotros sin que fuera provocado por nadie.

¿Qué sucedió en esta noche de investigación? Posiblemente las manifestaciones espectrales que habitan en el Hospital o Sanatorio de los Muertos.

Un clásico: Misterio en el Centro Andaluz de Teatro

Frente a la Iglesia de Santa Marina, en las antiguas dependencias del Centro Andaluz de Teatro (CAT), un recinto, que antes perteneció al conjunto Convento-Hospicio de San Luis. Y lo traemos a estas páginas por qué en su interior, en sus dependencias también se han registrado hechos paranormales o cuando menos extraños. Alumnos, profesores y cuerpo de apoyo de esta institución, cuando estaba dedicada a la producción de montajes teatrales en otros, han oído ruidos extraños, han visto luces y cuerpos luminosos moverse por el recinto, alaridos y extrañas apariciones y desapariciones de objetos ante los alucinados ojos de los vigilantes nocturnos. En concreto, las zonas de más frenética actividad paranormal se registran en un pasillo en forma de “L” de unos doce metros de largo en el cual existe una entrada en forma de saliente a la cripta cerrada por una vieja puerta de madera franqueada por una sólida verja férrica.

La segunda zona caliente se ubica en los pasadizos existentes entre las taquillas o vestuarios que se comunicaban con el patio o aula de interpretación. En esta zona también se pudieron ver extrañas formas luminosas y lastimeros quejidos sin origen definido ya que en el lugar no había nadie excepto el efectivo del cuerpo de seguridad. Suelen ser de noche, les acompaña una sensación de frío…

Entre el patio de la cafetería hacía la zona de vestuarios, al fondo del pasillo, puede verse una especie de humo que avanza , una neblina evanescente que va tomando la definición y las características de un ser humano… Una aparición que mora y vaga por los muros y pasillos del viejo edificio.

El último foco conflictivo está una habitación que fue transformada en una pequeña capilla y que es utilizada para los montajes de pantomima. Su emplazamiento es famoso por los extraños ruidos que allí se producen, se da la circunstancia de que el lugar se halla decorado con cráneos y huesos humanos -reales o ficticios-.

Vigilantes de seguridad y familiares comentaban sus experiencias vividas en el CAT, allí se escuchan nítidamente ruidos extraños, quejidos lastimeros, llantos, fríos repentinos, risas… bajar a la cripta es lo peor, cada vez que se abre la puerta un quejido te hiela la sangre. ¿Sugestión? No lo sabemos pero si tiene la oportunidad de entrar en el edificio y bajar le aconsejamos vivir esa experiencia…

Contar una historia de fantasmas siempre es a los ojos del aficionado de estos temas un hecho insólito y muchas veces, demasiadas, no deja de ser un acontecimiento casi increíble…siempre y cuando no le suceda a uno mismo…

Quizás por ello sea tan apasionante la estética de este tipo de relatos y, quizás por ello, sea tan apasionante desvelar los secretos mejor guardados, arrancados casi, de estos edificios que tienen una particular historia que contar.

La Sevilla Sobrenatural tiene muchas sorpresas que dar al lector que quiera dar un paso más, sólo es cuestión de comenzar, sólo es cuestión de repasar aquellos casos que más le han impactado, de guardar en la memoria, de ir a ese lugar abandonado donde dicen que hay fantasmas y comenzar a escribir las primeras páginas de libro de bitácora vital de cada uno. Así comienzan las grandes Historias de lo imposible, de lo extraño, de la Sevilla Sobrenatural.

Ruta LEYENDAS DE SEVILLA, miércoles 22 de agosto, 21:30 h.

LEYENDAS DE SEVILLA

No te pierdas esta ruta donde conocerás las más bellas y hermosas historias de Sevilla, a caballo entre la leyenda y la realidad donde a cada vuelta de esquina te llevarás una sorpresa. LEYENDAS DE SEVILLA con Jose Manuel García Bautista. Apto para todos los públicos y muy interesante.

Sevilla es una de las ciudades españolas y europeas más cargadas de Historia. Así pues, la capital andaluza es sumamente rica en leyendas y tradiciones que se remontan a tiempos muy remotos. Por ejemplo, ¿fundó el fenicio Merkalt –Hércules- la ciudad? ¿Cual fue la historia de las mártires cristianas Santa Justa y Rufina? ¿Qué enigmas encierra a los ojos del profano la Catedral de Sevilla?¿Murió Don Rodrigo en la batalla de Guadalete? ¿Cual es la historia de la bella Susona? ¿Que misterios encierra el Barrio de Santa Cruz? ¿Qué es el hombre de piedra?¿Cual es la simbología oculta en la fachada del ayuntamiento de Sevilla?¿Desde donde parte la ruta Jacobea desde Sevilla?¿Como salvó Abenamar a Sevilla jugando al ajedrez?¿Ganó Rodrigo Díaz de Vivar el apodo de “El Cid” ganando Sevilla?¿Por qué se llama la calle Sierpes de esta forma?¿Cual fue la matanza de la Judería sevillana?¿Qué fue de la Sevilla de la Inquisión? Todas estas y muchas más preguntas tendrán respuesta en una ruta luminosa, una ruta diferente, una ruta de leyenda… “LEYENDAS DE SEVILLA”…¿Te la vas a perder? ALTAMENTE ENTRETENIDA Y CULTURAL.

EVENTO EN FACEBOOK

Organiza: Rutas de Misterio
Punto de encuentro: Puerta del Ayuntamiento de Sevilla en Plaza Nueva.
Hora: 21:30 h.
Duración: 100 minutos (aprox.).
Precio: 7,5 €/personas (niños 5 euros).
Contacto: www.rutasdemisterio.es
653 77 51 72 o Whatsapp.
Guiará la ruta: José Manuel García Bautista.

Voces del Misterio nº.614: SIMBOLOGÍA OCULTA EN LAS CIUDADES

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.614 en el que hablamos de SIMBOLOGÍA OCULTA EN CIUDADES, un tema apasionante que nos va a llevar de sur a norte,desde Sevilla a Barcelona, para hablar de todos los elementos simbólicos escondidos en las fachadas de los edificios, de la mano de Federico Padial, Jose Manuel García Bautista y Carlos Mesa. “No hay secreto mejor guardado que aquel que está a la vista”. En “Voces del Misterio”, SFC Radio, 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-614-simbologia-oculta-en-las-audios-mp3_rf_27873851_1.html

Resultado de imagen de simbologia barcelona

Una historia sobre una de las grandes gestas españolas no ejecutada a su debido tiempo

Los protestantes pataleaban y protestaban a base de bien. Esa intransigencia costó a España y a la cristiandad durante siglos un precio muy alto en vidas humanas

Foto: La batalla entre la armada española y la flota inglesa en agosto de 1588.
La batalla entre la armada española y la flota inglesa en agosto de 1588.
AUTOR: ÁLVARO VAN DEN BRULE / El Confidencial

–Colgamos a los ladrones de poca monta, pero a los grandes ladrones los elegimos para cargos públicos.

Esopo (500 a.C)

En el camarote de oficiales, a popa, dos marinos con tablas sobradas y destetados en el mar discutían vehementemente sobre la decisión a tomar. Tenían todavia tres horas de pleamar y un día generoso en luz para consumar lo que habría podido ser la más dura derrota de la marina británica en siglos. La conversación era en euskera y estaba muy subida de tono. En ese momento, entró el comandante de la operación, el Duque de Medina Sidonia, a mediar y, con la decisión última tomada, impuso los galones. Los dos vascos se llevaron las manos a la cabeza; se llamaban Rekalde Oquendo.

Pero el tema venía de lejos. Felipe II en un arrebato de optimismo parecía una ola eufórica a punto de orillar en el mismísimo Támesis a la vera del parlamento inglés, para convertirse en el speaker de moda. Hombre adusto y pulcro, creyente hasta la empuñadura, defensor convencido de una religión poco dada a la autocrítica y la revisión; en la creencia de que obraba de la mejor manera en base a su credo, un buen día de 1586 rompió una lanza en pos de aporrear a los ingleses de manera inmisericorde, pues se estaban poniendo un poco farrucos.

Una potencia emergente, Inglaterra, y otra consolidada, España, lidiarían una guerra de trescientos años de duración

Los ingleses, claro, estaban encantados: les iban a visitar a domicilio y esperaban bien organizados. Dos años se llevaba rumoreando que los Reinos Hispánicos querían leerles la cartilla a los insulares y la flota reunida a tal efecto se estaba quedando apolillada. En tierra, los anglos obviamente se habían armado hasta los dientes y eso no era un buen presagio.

De todos es sabido lo que le ocurrió a la que fuera probablemente la mayor flota jamás armada hasta Normandía.

Las cosas se van a torcer

Los protestantes pataleaban y protestaban a base de bien y con razón. No solo tenían que pagar impuestos por comulgar con ruedas de molino, sino que se les negaba el poder discrepar sobre las zonas erróneas de lo teológico, ni en los detalles más accesorios. Esa intransigencia costó a España y a la cristiandad durante siglos un precio muy alto en vidas humanas, con unas repercusiones económicas desastrosas. Una potencia emergente, Inglaterra, y otra consolidada, España, lidiarían una guerra de trescientos años de duración con ligeros paréntesis de paz que los insulares aprovecharían para desplegar todo su poder corsario y rapiñar a lo grande.

Álvaro de Bazán.
Álvaro de Bazán.

Todo se desenfocó cuando la cuestionable ejemplaridad del Vaticano, salpicada por múltiples escándalos, se quiso imponer a sangre y fuego contra unos pensantes que discrepaban sobre algunos agujeros negros en medio del “corpus” doctrinal de los que se hacían llamar herederos de Cristo: uno de los grandes profetas de la historia de la humanidad, de indudable visión, pero con poca audiencia cualificada.

La historia de la religión católica tiene eso: o estás en una escabechina permanente o dorándote en la parrilla.

Felipe II, además de un buen hombre convencido de sus equivocaciones, era un rey emperador con unos dominios tan vastos que eran inconcebibles, no ya para la comprimida mente humana media de la época, sino para los más esmerados cartógrafos. Inglaterra, aislada literal y poéticamente del continente, estaba sola ante el peligro.

Pero algo presagiaba que las cosas se iban a torcer.

En el estuario del Tajo se habían reunido 134 naves de imponente presencia que infundían sensación de grandeza y poderío

Don Álvaro de Bazán, ilustre no por aristócrata sino por su enorme capacidad como estratega, estaba en el umbral del viaje más largo. Tenía fiebres tifoideas y estaba más delgado que una figura de Giacometti; el gran tránsito estaba al caer. Todo esto sucedía en Lisboa dos años después de que el Gran Rey tomara la decisión más difícil de su vida. El 9 de febrero de un invierno atlántico muy suave y generoso para la época, uno de los más famosos marinos de la historia de España entregaría su alma a lo desconocido cubierto de compresas de laúdano para mitigar los dolores.

En el estuario del Tajo se habían reunido 134 naves de imponente presencia que infundían sensación de grandeza y poderío. Entonces Portugal y los Reinos de España eran cofrades bien avenidos y, lo mejor, ambas coronas se habían fusionado recientemente; había buen rollito.

Pero el Cantábrico les esperaba para cobrarse su tributo con espantosas tormentas.

Todo mal

Los ingleses, en aquel tiempo, todavía no habían impulsado la fantástica marina que tanto prestigio les daría, pero ya apuntaban maneras. Para cuando los españoles consiguieron salir del atasco del Golfo de Vizcaya -las tormentas los habían centrifugado en al menos dos ocasiones-, ya se habían dado de bruces contra la ciudad sureña de Plymouth, rodeada de impresionantes acantilados. Lo cierto es que, mientras se esperaba un ataque por el Canal de la Mancha, nadie podía prever la asombrosa presencia de una flota entera aparecida desde la nada y entrando por la cocina de Inglaterra.

Alonso Pérez de Guzmán, séptimo Duque de Medina Sidonia.
Alonso Pérez de Guzmán, séptimo Duque de Medina Sidonia.

El grueso de la escuadra inglesa (un 60% de su marina de guerra) estaba en puerto con la artillería desmontada o en mantenimiento, y con la marinería erguida a duras penas. El duque de Medina-Sidonia, militar de prestigio indiscutible, había tomado a regañadientes el mando de aquella enorme flota. Las órdenes del rey eran trasladar a la tropa situada en Flandes y depositarla en las playas inglesas. A los ojos del gran duque, un militar de una pieza, eran eso, órdenes, y no se discutían.

Venerables marinos con muchas tempestades a sus espaldas, y con la sabiduría que da el mar cuando se impone a la pequeñez humana, le habían exigido que aprovechara esta ocasión única para aniquilar todo el potencial inglés y dejarlos sin futuro para los restos. Además, la aparición de la flota española coincidía con la pleamar y el viento a favor y los barcos del adversario no tenían forma técnica ni humana de maniobrar. Si a esto le añadimos el estado de inoperancia de la marinería inglesa y los excesos etílicos de la tropa, la situación les era abrumadoramente adversa.

De todas las historias de la Historia, la más triste sin duda es la de España porque termina siempre mal

Pero el comandante español decidió acatar las órdenes de su rey y la suerte de la mal llamada Armada Invencible quedó sellada a sangre y fuego. La enorme ventaja táctica de la pleamar y la situación de indefensión de la flota inglesa posibilitaron una segura derrota despreciada por este insigne militar que del mar sabía bien poco. Él ya había advertido ante el Rey que no era el candidato adecuado. Además estaba enfermo y cansado de los deberes que le demandaba la increíble expansión española en aquel tiempo.

Poniendo proa hacia Calais, tras las estelas de aquellos enormes galeones quedaba enterrada la más grande oportunidad de meter en vereda a una Inglaterra cada vez más temeraria.

Las terribles costas de Escocia e Irlanda estaban esperando para sellar de luto una de las experiencias militares más ambiciosas de la historia.
Decía el llorado poeta Jaime Gil de Biedma que… “De todas las historias de la Historia, la más triste sin duda es la de España porque termina siempre mal”.

Voces del Misterio V007: Fenómenos paranormales y psicofonías

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” V007 en el que los compañeros del Grupo GPS -Lorenzo Cabezas y Carmen Bravo- nos hablan de diferentes investigaciones en lugares encantados realizadas por ellos donde han podido lograr escalofriantes psicofonías y otros registros sonoros. Exclusiva en “Voces del Misterio”, 91.6 fm SFC Radio.

*Audio conferencia. 14ª. Semana del Misterio de Sevilla en “Don Cecilio”.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-v007-fenomenos-paranormales-psicofonias-audios-mp3_rf_27910773_1.html

Los marinos españoles que llegaron al fin del Mundo y a los que hemos olvidado

Era el siglo XVI y los Reinos de España surfeaban en la ola perfecta. El mapamundi estaba en régimen de overbooking con docenas de expediciones hacia todas las latitudes

Foto: Un mundo por conquistar.
Un mundo por conquistar.
AUTOR: ÁLVARO VAN DEN BRULE / El Confidencial

“UN SEPULTURERO: Ese sujeto era un hombre de pluma.
OTRO SEPULTURERO: ¡Pobre entierro ha tenido!
UN SEPULTURERO: Los papeles lo ponen por hombre de mérito.
OTRO SEPULTURERO: En España el mérito no se premia. Se premia el robar y el ser sinvergüenza…”

Valle Inclán en ‘Luces de Bohemia’. Cap. XIV.

“Más se perdió en Cuba”… Pues sí. No solo el “amigo americano” nos levantó aquel paraíso poblado de miseria, con nuestro ejército diezmado por las enfermedades, acosado por la guerrilla local –los mambises–, y con los pronósticos más sombríos, sino que no contento con eso, arrampló con Filipinas, Guam, Puerto Rico… En fin, que el susto fue morrocotudo y la resaca de largo recorrido.

El resto de las posesiones españolas en el Océano Pacifico serían vendidas tras el tratado hispano-alemán del 30 de febrero de 1899, a través del cual España liquidaría al Imperio Teutón las existencias restantes, esto es, las Marianas (excepto Guam), las Palaos y las Carolinas, por la módica cantidad de 25 millones de marcos. Más o menos, para comprar “chuches”, algunos cigarrillos al por menor y unas entradas en un cine de barrio.

Para conseguir aquellas exóticas adquisiciones allende los mares, un puñado de pilotos y marinos españoles bien bregados en el mar, con sus caprichosas tormentas e insaciable antropofagia, lucharon por poner sus sueños en valor.

Un Océano inabarcable

Era el siglo XVI y los Reinos de España surfeaban en la ola perfecta. Daba igual cómo colocaras el mapamundi, si del derecho o del revés, que estaba en régimen de overbooking con docenas de expediciones en dirección a todas las latitudes desconocidas.

Atónitos, aquellos españoles de hace cinco siglos iban descubriendo cada vez más y más. Más islas, más archipiélagos, más países, más rutas, más culturas

Pero el reto más descomunal estaba pendiente de realización, el Océano Pacifico era una inmensidad poblada de incógnitas y de temores sin cuento. Las leyendas hablaban de un mar sinfín con mortíferas cataratas y monstruos abisales a tutiplén.

En 1521 el portugués Magallanes, comisionado por la Corona Española –Stefan Zweig escribiría un precioso e inolvidable libro sobre esta expedición–descubría Guam, en las Marianas, dejando allá una pequeña guarnición. Meses más tarde, le asistiría la desgracia en una emboscada tendida por los locales de la isla de Mactan en Filipinas, en la que en un terrible cuerpo a cuerpo con resultado de graves pérdidas para los españoles, finalmente se conseguiría neutralizar a la cabreada horda local. Desaparecido Magallanes, Elcano seguirá hacia las Molucas o Islas de las Especias.

Fernando de Magallanes.
Fernando de Magallanes.

Atónitos, aquellos españoles de hace cinco siglos iban descubriendo cada vez más y más. Más islas, más archipiélagos, más países, más rutas, más culturas, más mercados, más continentes. Pero el Océano Pacifico era gigantesco y aunque la voluntad de exploración era también enorme, aquel mar no era precisamente un patio de corrala, bullicioso y febril. El silencio era inmenso y palpable y la referencia de la soledad humana ante el esplendor de la creación, incontestable. Además, las cartas de navegación eran inextricables y había que adaptarlas, ya que la novedad era que se circulaba por el hemisferio sur y de esas alejadas latitudes no había información, y la poca que había estaba en manos de los portugueses y blindada en la escuela de cartografía de Chagres. No, no fue fácil.

En el año del Señor de 1526 Alonso de Salazar avista las Islas Marshall; en 1528 Álvaro de Saavedra descubre las Carolinas; en 1535, partiendo de Panamá hacia Lima, un obispo –Tomás de Berlanga– que se estaba oxidando entre tanto candelabro e incienso suntuario, se dio un garbeo por las Galápagos y una iguana despistada le confundió con un bocado sabrosón que le dejó sin algunos dedos para impartir correctamente la bendición. Para más inri, en el año 1555, Juan Gaetano dejó un pendón castellano por los pagos de Hawái y, con un par, lo colocó en las estribaciones más accesibles del Mauna Loa, un volcán que entraba en erupción un día sí y otro también, de lo que se deduce que el estandarte duró lo justo para darle un toque estético a la historia. Luego vino Cook, algo más práctico y previsor,  y puso uno de verdad, pero más arrimado a la costa, evitando los obvios peligros que comportaban los arrebatos del volcán en cuestión.

Váez de Torres, tras separarse de Quirós en una terrible tempestad, dio nombre al estrecho que separa Nueva Guinea de Australia

Más tarde el gallego Álvaro de Mendaña, persiguiendo el mito bíblico de las islas de Ofir, donde según la Biblia estarían situadas las minas del Rey Salomón, daría con unas islas cuyo topónimo aún se conserva con idéntico nombre. Pero no había oro y si unos cuantos aborígenes bastante cabreados que dieron bastante la lata

Un gran lago español

En 1606, Fernández de Quirós llega a las Tuamotu, entre las Marquesas y Tahití, que ya habían sido previamente visitadas por Alvaro de Mendaña sin dejar guarnición alguna. Y ese mismo año, Váez de Torres, tras separarse de Quirós en una terrible tempestad, dio nombre al estrecho que separa Nueva Guinea de Australia, que podía haber sido perfectamente un continente español si no fuera por la urgencia y las consignas dadas por la Corona para hacerse con el monopolio del mercado de las especias. Estas estaban a tiro de piedra de Nueva Guinea, al margen de una severa equivocación –comprensible por otra parte– en las cartas de navegación que le hizo confundir las islas Nuevas Hébridas con Australia. Probablemente los aborígenes estarían hoy más contentos que unas castañuelas de no haber caído en manos de los británicos y su espíritu civilizador de exterminio y palo y tentetieso.

Fernández de Quirós.
Fernández de Quirós.

Hay que destacar que el marino portugués Fernández de Quirós rogaría con vehemencia a Felipe III, que padecía una sordera patológica para las cosas referentes al riesgo y la aventura, que invirtiera sin demora y a la voz de ya todos los esfuerzos en colonizar Australia por las potencialidades que encerraba. Pero sus demandas pillaron al rey de perfil y los ingleses, más avispados otra vez, se hicieron con el entero continente. Las cosas de la vida.

Quirós confeccionó todo un manual de comportamiento y etiqueta para manejarse con éxito en las expediciones de ultramar en el que daba consejos como el de “llevar un par de pilotos prudentes y sujetos a la razón“. Asimismo recomendaba transportar en cada embarcación una media docena de perros de presa (por el temor que inspiraban a los aborígenes), un arcabuz por cada tripulante y, en el tema de las vituallas, miel, azúcar, manteca, vino y aceite, además de una alquitara desaladora, artificio de destilación de una simpleza extrema y de una eficacia contundente. Además, según su criterio, ningún navío debía de exceder las 100 toneladas para facilitar su navegabilidad en áreas de frecuentes escollos. Sin discusión alguna, era un marino de los pies a la cabeza.

No cabe la menor duda de que el siglo XVI convirtió el Océano Pacifico en un gran lago español y consagró a una pléyade de marinos irrepetibles, hoy casi todos ellos condenados al olvido.

Misterios en la ruta del peregrino

En ese Camino se busca algo más, algo más que responde a la necesidad de encontrarse a uno mismo y el “poder”, lo místico que nos da… Cualquier momento es bueno para iniciarlo, nunca es tarde y siempre te estará esperando

  • Misterios en la ruta del peregrino
Es una época en la que se fomenta que muchas personas puedan hacer el camino a tierras de Santiago de Compostela, la ruta del peregrino que es un viaje mucho más misterioso de lo que podríamos pensar.

Es el que tiene fe el que emprende el viaje, un viaje de autoconocimiento, soledad y oración. El camino es realizado por miles de peregrinos que cumplen promesa o buscan en su interior. Pero el peregrino cumple una serie de condicionantes por los que son identificados y en ese Camino se busca algo más, algo más que responde a la necesidad de encontrarse a uno mismo y el “poder”, lo místico que nos da… Cualquier momento es bueno para iniciarlo, nunca es tarde y siempre te estará esperando.

El peregrino a Compostela

Calzan botas fuertes y resistentes que aguanten el amplio camino por recorrer, abrigo que lo protege del frío y sombrero que lo resguarde del sol y la lluvia; también destaca el denominado morral y el bordón característicos; igualmente la calabaza colgada y que tiene como misión guardar agua o vino; finalmente un elemento imprescindible y característico: la concha o vieira.

Antes de comenzar el camino el peregrino ha de confesarse entregando al sacerdote lo hábitos que se llevarán de peregrinación que serán bendecidos; igualmente se le da el cordón y el documento que le acreditan como peregrino donde figuraba su identidad, parroquia, origen, destino…

Al llegar a Compostela el peregrino se aseaban en Lavacolla y ascienden por el Monte del Gozo o Monte do Gozo desde donde divisaban la Catedral. Al llegar a la ciudad pedían el certificado de haber cumplido con su peregrinación, siendo el mínimo requerido de haber caminado durante cien kilómetros a pie.

Compostela también era denominada como Campo de la Estrella y es tradicional abrazar por la espalda la figura del Apóstol y su esclavina de plata. En la Puerta Santa nos “recibirá” las estatuas del Apóstol Santiago, de Atanasio y Teodoro, sus dos discípulos.

Los restos del Apóstol

En el Códice Calixtino, que encontramos en la Catedral de Santiago de Compostela, podemos hallar un documento en el cual se dice: “Se considera que este cuerpo es inamovible, según el testimonio de San Teodomiro (sic), obispo de la misma ciudad, que en otro tiempo lo descubrió y en modo alguno pudo moverlo…”

Y es que hay imágenes, o representaciones de la Virgen, que cuando han sido trasladadas a otro lugar tras su hallazgo esta ha vuelto al emplazamiento original como movidas por unas manos invisibles, de forma milagrosa. Siendo el cuerpo presunto del Apóstol uno de estos a los compostelanos no le quedó más remedio que erigir allí mismo el santuario en honor al mismo.

Así, a lo largo del tiempo, sobre aquel mismo lugar se han construido diferentes templos teniendo siempre como referencia el inamovible cuerpo, a medida que crecía también lo hacía la ciudad dando como resultado un importante centro de peregrinación, un largo caminar –desde todos los puntos de España- que tiene como eje la Fe.

En la construcción del templo catedralicio sus arquitectos siguieron un sentido común en este tipo de edificios: la geobiología. Lugares de poder, también llamados, o aquellos que concentran el poder telúrico y su incidencia sobre el ser humano.

Los restos del Apóstol están guardados en una urna de plata la cual se ve adornada por dieciocho figuras.

Compostela: El cuerpo de Santiago

Se trata de uno de los grandes enigmas compostelanos, uno de los casos de verdad dudosa aceptada más intrigante, y a su vez, uno de los misterios que nos deja Santiago de Compostela.

El hallazgo del presunto cuerpo del apóstol Santiago se cree que fue encontrado por un eremita llamado Pelayo, este hombre se encontraba rezando en las inmediaciones de una Iglesia, la de San Fiz de Solovio. Estando encerrado en sus meditaciones y oraciones comenzó a escuchar unos cánticos que parecían venir de una masa de árboles llamada Libredón. Pelayo quedó impactado por el suceso y narró lo sucedido al obispo Teodomiro, que estaba en Iria Flavia, hoy la localidad de Padrón. El obispo escuchó atentamente aquel fiel sabiendo que la historia que le estaba narrando no era una ficción creada.

Así Teodomiro se desplaza al lugar junto a Pelayo, allí efectúa una serie de preparativos como el ayuno; transcurridos unos días se adentra en el bosque y encuentra una construcción en el que encuentra tres cuerpos enterrados; Teodomiro afirma que son los del Apóstol Santiago y sus discípulos Atanasio y Teodoro. Este hallazgo hizo que Teodomiro lo comunicara directamente al rey asturiano Alfonso II “El Casto” quién se desplazaría a Compostela y ordena construir allí un primitivo santuario en honor del Apóstol.

A raíz de este suceso comienzan a viajar muchas personas al lugar al enterarse de la noticia, todas ellas para rezar ante el cuerpo de Santiago, este sería el inicio de las peregrinaciones al lugar que actualmente se siguen realizando a través de las diferentes rutas xacobeas.

Las reliquias compostelanas

Dentro de la Catedral de Compostela nos encontramos con un lugar muy especial, es la llamada capilla de las Reliquias.

En 1955 se encontró el cuerpo y sepulcro del obispo Teodomiro, quién encontró –a indicación del eremita Pelayo- el presunto cuerpo del Apóstol Santiago. A la derecha encontramos otras ciento cuarenta reliquias y cuerpos de otros santos como Cucufate, Fructuoso, Susana y Silvestre, aunque los restos de estos últimos fueron reclamados por Portugal en 1992 y fue en 1994 cuando se devolvieron. Igualmente Fructuoso hizo lo propio con anterioridad, en 1966.

Destacable también la identificación del cuerpo del Apóstol Santiago, si bien ofrece más dudas creyéndose que también pudieran tratarse de los restos de Prisciliano.

Orígenes de la catedral de Santiago de Compostela

Los orígenes de la catedral de Santiago de Compostela son curiosos y evocadores de otros tiempos donde la construcción de este tipo de edificios iba más allá de la fe…

En época medieval comienza a elevarse, en su actual ubicación, lo primero que se tiene en cuenta es su orientación, una orientación exacta norte-sur. El lugar era el primitivo templo u oratorio que mandó construir el rey tras indicarle el lugar con los tres cuerpos hallados –entre ellos el presunto cuerpo del Apóstol Santiago- el obispo Teodomiro. Aquel oratorio era pequeño, practicado en barro cocido y mampostería. Las continuas peregrinaciones hicieron que allí se edificara algo más importante pues la afluencia de fieles era masiva y de gran importancia. Ya en las cercanías había otros tempos como el oratorio de Santa María de Corticela, el templo de El Salvador y el baptisterio de San Juan; todos ellos se fueron añadiendo al oratorio sobre el año 899, teniendo como rey a Alfonso III.

La catedral tiene diferentes zonas de interés que conviene conocer como la Cripta que fue obra del maestro Mateo y construida en el año 1168. Está repleta de simbolismos: capiteles con decoración vegetal, bóvedas con dos ángeles que representan la Luna y el Sol en clara alusión la bóveda celeste, al cielo, la Gloria, la noche y el día con su dualidad, el lado femenino y lo masculino, lo positivo y lo negativo.

El número de la Catedral de Santiago de Compostela

Si un número está relacionado con la catedral compostelana ese es, sin duda, el número 9, el número que nos indica “el trabajo acabado, el objetivo concluido”. Pero si nos detenemos a observar detenidamente la Catedral veremos que tanto en esta como en los edificios anexados esa relación entre estos y el número 9 se repite.

La basílica tiene nueve naves y están separadas por sesenta y tres (63 = 6 + 3 = 9) pilares y columnas.

Hay en la Catedral otras sesenta y tres vidrieras que iluminan las nueve naves.

Antes de la reforma que se comete en la Catedral existían nueve capillas absidiales.

La parte del coro tendría setenta y dos (72 = 7 + 2 = 9) sitiales para canónigos y catedralicios.

Que el número nueve se repita una y otra vez en la Catedral no es motivo casual y si realizado a propósito, el nueve es ese número que nos indica el trabajo concluido pero también la perfección. Así se ha encontrado en el Códice Calixtino mucho indicios de otros símbolos que deberían haber sido grabados y realizados pero que, finalmente, no se practicaron.

Arte y enigmas en su Catedral

Compostela: el Pórtico de la Gloria

Uno de los lugares más importantes de la Catedral es el denominado como Pórtico de la Gloria, una de las obras más significativas del románico universal que se acabó de construir hacia el año 1188 por el maestro Mateo y que tiene como insignia arquitectónica el estar distribuido en tres arcos de medio punto.

En el Pórtico de la Gloria se hace alusión al Apocalipsis de San Juan: “los cuatro vivientes y los veinticuatro ancianos cayeron delante del Cordero, teniendo cada uno una cítara y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos…”

En el Pórtico de la Gloria se dan cita también otras alusiones como al triunfo del Hijo de Dios sobre la Bestia, la visión del Cordero; la bestia o bestias vendría representada por los monstruos inferiores, todo ello según la teoría expresada en 1965 por el profesor Otero Túñez. Viene representando al Apocalipsis: “tus puertas no se cerrarán con el día –porque allí no habrá noche- y traerá a ella el esplendor y los tesoros de las naciones”.

Los veinticuatro ancianos del Apocalipsis de San Juan están representados en el Pórtico de la Gloria, en su zona central; igualmente tenemos unas figuras coronadas por ángeles que son los Justos, a la derecha y a la izquierda, en el centro está Cristo.

Los pilares del Pórtico de la Gloria representan a los Apóstoles y profetas donde Santiago ocupa el lugar central bajo Dios, en el parteluz.

Encontramos en uno de sus extremos (izquierda) un ángel arrodillado que porta la columna en la que Cristo recibió el castigo de la flagelación. Otros dos ángeles portan dos elementos no menos significativos: la Cruz y la corona de espinas. Más a la derecha otro ángel porta la lanza de Longinos que atravesó el costado de Cristo, junto a él otros ángeles que llevan los clavos, una jarra con vinagre o posca (líquido que se le daba a beber al ajusticiado en la cruz), los látigos, la tablilla del INRI… Los atributos de la Pasión de Cristo.

Otras figuras representan a los apóstoles y profetas, según los expertos podría tratarse se Abdías, Amós, Joel y Oseas, así como Jeremías, Isaías, Moisés y Daniel (que posa extrañamente sonriente).

Ritual que se realiza en el Pórtico de la Gloria es hacer coincidir los dedos de la mano con las raíces del árbol a la vez que se reza, es la manera de dar las gracias por la peregrinación culminada.

Símbolos compostelanos

En Santiago de Compostela podemos encontrar diferentes signos y símbolos cuyo significado hemos de conocer. Se encuentran en puerta, dinteles, arcos, monasterio, la Universidad, la catedral y va más allá de un simple motivo decorativo:

Escudo con cinco estrellas: era el escudo de la familia Fonseca, fundadores de la Universidad; las estrellas pueden ser de seis a ocho puntas.

La Cruz de Malta y las barras: donde encontramos estos escudos son referencia de su otrora propiedad por parte del convento de Santa María la Real de Conxo.

La Cruz Potenzada integrada en un círculo: indican que la casa que tiene este escudo es propiedad del Hospital Real, hoy Hostal de los Reyes Católicos.

La Cruz de Calatrava: indican que es propiedad del convento de San Domingo de Bonaval, fundado por Santo Domingo hacía el año 1219.

Igualmente podemos encontrar otras formas representativas como:

Una paloma: es una alusión a la Santísima Trinidad; además puede ir acompañada por las letras S PV S, correspondencia con un lugar especial de la catedral de Santiago: la capilla del Santo Espíritu. Todas las casas que tenía una paloma grabada eran de su propiedad.

Un pino: si encontramos un pino grabado en un inmueble nos indicará que pertenecían a San Martiño Pinario; si va acompañado de las letras S y M significa San Martiño.

Una concha: allá donde encontremos la típica concha compostelana lo indicará que el inmueble fue propiedad de la iglesia compostelana, puede ir acompañada de las letras S y T que significa, o hace alusión a Santiago.

Interesante… ¿Verdad? Si así lo cree siempre es buen momento para seguir las flechas amarillas y buscarse así mismo en este singular camino llenos de misterios de la vida misma. “Caminante no hay camino, camino se hace al andar…”

Voces del Misterio nº.614: SIMBOLOGÍA OCULTA EN LAS CIUDADES

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.614 en el que hablamos de SIMBOLOGÍA OCULTA EN CIUDADES, un tema apasionante que nos va a llevar de sur a norte,desde Sevilla a Barcelona, para hablar de todos los elementos simbólicos escondidos en las fachadas de los edificios, de la mano de Federico Padial, Jose Manuel García Bautista y Carlos Mesa. “No hay secreto mejor guardado que aquel que está a la vista”. En “Voces del Misterio”, SFC Radio, 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-614-simbologia-oculta-en-las-audios-mp3_rf_27873851_1.html

Resultado de imagen de simbologia barcelona

Voces del Misterio V007: Fenómenos paranormales y psicofonías

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” V007 en el que los compañeros del Grupo GPS -Lorenzo Cabezas y Carmen Bravo- nos hablan de diferentes investigaciones en lugares encantados realizadas por ellos donde han podido lograr escalofriantes psicofonías y otros registros sonoros. Exclusiva en “Voces del Misterio”, 91.6 fm SFC Radio.

*Audio conferencia. 14ª. Semana del Misterio de Sevilla en “Don Cecilio”.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-v007-fenomenos-paranormales-psicofonias-audios-mp3_rf_27910773_1.html

España, vista por la CIA: los documentos desclasificados que recogen nuestra historia

Desde hace un par de días, cualquiera puede sumergirse en las 12 millones de páginas desclasificadas por la CIA. Entre ellas, gran cantidad de material sobre nuestro país

Foto: Al otro lado del espejo de la Historia. (Cordon Press)
Al otro lado del espejo de la Historia. (Cordon Press)
AUTOR: HÉCTOR G. BARNÉS/El Confidencial

Hasta hace apenas unos días, si alguien quería sumergirse en las 12 millones de páginas desclasificadas por la CIA, podía hacerlo con total libertad. Eso sí, tenía que comprar un billete de avión, desplazarse a los Archivos Nacionales de College Park (Maryland) y sentarse ante uno de los cuatro ordenadores con acceso a los mismos entre las nueve de la mañana y las cuatro y media de la tarde. En otras palabras, que algo sea público no quiere decir que sea fácilmente accesible.

El pasado martes, después de décadas, la CIA por fin colgó un gran número de documentos desclasificados de la base de datos CREST (CIA Records Search Toll) en su página web. Como explica ‘Buzzfeed’, una orden ejecutiva del presidente Bill Clinton en 1995 obligó a que los documentos con al menos 25 años de antigüedad y valor histórico fuesen publicados. Y así era, pero hasta el momento tan solo se podía acceder a ellos a través de estos cuatro ordenadores.

Don Juan le comunicó en 1948 a un seguidor monárquico que se había alcanzado un acuerdo con Franco para la restauración de la monarquía

Ahora que podemos indagar en los documentos de la CIA, por qué no escribir en el buscador ‘Spain’ y dejarnos sorprender por las inquietudes que la inteligencia americana manifestaba hacia nuestro país, y que abarcan desde la sucesión de Franco hasta la OTAN, pasando por la parapsicología. Estos documentos abarcan un poco de todo, de ‘papers’ de especial interés para la CIA a artículos periodísticos, además de los consabidos memorandos, cables o informes. ¿Qué pensaban de nosotros?

La monarquía, en la mente de Franco desde 1948

(Cordon Press)
(Cordon Press)

Uno de los temas recurrentes por su alcance geopolítico era la hipotética sucesión del dictador Franco en la jefatura del Estado. Ya el 3 de diciembre de 1948 se puede encontrar un documento llamado ‘Acuerdo rumoreado entre don Juan y Franco para la restauración de la monarquía’. Este texto clasificado señala que “don Juan le comunicó a un seguidor monárquico de Bilbao en una reunión en Portugal que tuvo lugar el 1 de noviembre que se había alcanzado un acuerdo con Franco para la restauración de la monarquía”.

Aunque el encuentro era conocido, ya que también formaba parte del mismo el retorno de Juan Carlos de Borbón a España para su educación formal, la CIA estaba al tanto. Un año después, otro documento señalaba “los planes para la transición a la monarquía”. En ellos se hace referencia al pacto hacia la monarquía por parte de los antifranquistas y los colaboracionistas encabezados por Julio Danvila y el duque de Sotomayor.

La hipótesis más probable para el futuro de España era “un régimen autoritario similar al de Franco pero en el que se promueva la liberalización económica”

Saltemos hasta 1963. Otra España, pero la misma preocupación por “el problema de la sucesión” por parte del Departamento de Estado. Un memorando redactado el 27 de mayo hace referencia a “la incertidumbre sobre la sucesión de Franco, de creciente importancia, a pesar del vigor aparente de este”. El texto señala que “aunque ya existe un mecanismo para proveer un jefe de Estado tras la salida de Franco, no hay una previsión para determinar quién ostentará el poder real”. El documento temía que una súbita desaparición del dictador propiciase una fuerte inestabilidad, incluso una nueva guerra civil.

Son cuatro las hipótesis que la CIA manejaba sobre el escenario inmediatamente posterior a la muerte del dictador, en orden de probabilidad: “1) Un régimen autoritario similar al de Franco pero en el que se promueva lo social y la liberalización económica, aunque no las libertades políticas; 2) una dictadura militar de estilo reaccionario; 3) una democracia parlamentaria, ya sea república o monarquía; 4) una dictadura de izquierdas”. A lo largo de la década siguiente, las apuestas irían decantándose por la tercera opción.

Juan Carlos no tiene ningún poder

Este es el título de un cable enviado el 3 de agosto de 1974, en el que se explicaba que el futuro monarca había convocado una reunión de ministros en ausencia de Franco. “La embajada, no obstante, duda que el príncipe tenga ningún poder real”, comenta. “También señala la atención sobre el hecho de que muchas leyes promulgadas bajo el nombre de Juan Carlos en realidad tomaron forma bajo Franco”.

El informe escrito apenas dos días después de la muerte del dictador volvía a relativizar la importancia del Borbón. “Criado y diseñado personalmente por el fallecido Franco, Juan Carlos, de 37 años, ha mantenido en público una correcta deferencia hacia el general y hacia el franquismo”, escribe. En privado, recuerda, se ha reunido con reformistas españoles y dignatarios de otros países occidentales con el objetivo de liberalizar las instituciones españolas. “Hay poco entusiasmo positivo en España por Juan Carlos o la monarquía, pero hay una amplia disposición a apoyarle por falta de una alternativa mejor”, añade.

“Las medidas antiterroristas de Felipe González y su reconocimiento público por las fuerzas armadas han sido bien recibidas en los cuarteles”

El 3 de diciembre de 1983, por el contrario, un memorando indicaba que el rey Juan Carlos era “un factor clave de estabilidad de las instituciones políticas democráticas en España”, un “hombre de cambio” durante el periodo 1975-1978. En esa ocasión, dos años y medio después del golpe de Estado del 23-F, se destacaba su capacidad para lidiar con el ejército. “A menudo, ha actuado como un ‘pararrayos’ del descontento militar sobre el terrorismo y la decadencia del respeto a los símbolos nacionales, llevando a los oficiales lejos de la interferencia política”.

Una estrategia que fracasó durante el golpe de Estado, añade, y cuya importancia se relajó después de la victoria socialista. “Sus fuertes medidas antiterroristas, su reconocimiento público por la policía y las fuerzas armadas, y una atención estrecha a las necesidades y aspiraciones profesionales de los militares han sido bien recibidas en los cuarteles”, señala el memorando a propósito de Felipe González.

El plan de la CIA para España en 1976

(Cordon Press)
(Cordon Press)

El 25 de enero de 1976, Kissinger firmó el Tratado de Amistad y Cooperación con España, que sentaba las bases para la incorporación de nuestro país a la OTAN. Un documento de la CIA redactado en 1982 recogía, junto a los tratados con otras naciones como Grecia, cuáles habían sido los cuatro objetivos de esta firma y en qué grado se habían conseguido. En primer lugar, los obvios: ampliar los lazos políticos, económicos e institucionales, y favorecer la integración de España en la OTAN al mismo tiempo que se evitaba un pacto de defensa bilateral.

“La alternancia entre democracia social y liberalismo sería la confirmación final de que África empieza en Gibraltar, y no en los Pirineos”

Pero EEUU también tenía sus propios planes para España. En concreto, “asegurar la disponibilidad de las bases navales de Rota, Torrejón, Zaragoza y Morón” y “poder seguir sobrevolando y transitando”. Aunque la valoración es positiva, el informe lamenta que el número de KC-135 se redujese de 15 a cinco. Además, EEUU proporcionó 23 millones de dólares para la cooperación científica y tecnológica y 12 millones para la cooperación educativa y cultural.

África ya no empieza en los Pirineos

(EFE)
(EFE)

Una de las mejores frases que podemos encontrar en estos documentos se halla en un ‘briefing’ llamado ‘España: el nuevo sistema de partidos’, publicado en noviembre de 1982. Al final de este informe, que intenta analizar de qué manera las elecciones de octubre de ese año y la llegada al poder de los socialistas cambiaron el equilibrio electoral en nuestro país, puede encontrarse la siguiente sentencia, aludiendo a la posibilidad de un nuevo turnismo: “La elección entre la democracia social y el liberalismo conservador es la norma en la mayor parte de Europa, y su emergencia en España sería la confirmación final de que África empieza en el estrecho de Gibraltar, y no en los Pirineos”.

“El estilo autoritario de Fraga ha sido su principal lastre, ya que ha reforzado la sospecha de que su lealtad a la democracia era una apariencia”

Además, en este documento puede consultarse una curiosa predicción para los siguientes 15 años: “Es poco probable que el PSOE y Alianza Popular lleguen a turnarse en el poder hasta el año 2000”, en referencia a una de las frases de un miembro de este último partido, que casi acierta por cuatro años. El informe muestra confianza en Felipe González: “Creemos que la disciplina del PSOE, la moderación ideológica y su pragmatismo le dan al partido la posibilidad de mantenerse los próximos cuatro años”.

‘Saludad al fénix’ es el nombre del epígrafe que se centra en Manuel Fraga y Alianza Popular. El informe recuerda que “el estilo autoritario de Fraga ha sido su gran valor, pero también su principal lastre, ya que ha reforzado la sospecha de que su lealtad a la democracia era una apariencia”. Una bonita moraleja sobre el éxito del gallego: “La política española siempre ha estado plagada de ‘personalismo’ y de luchas de egos inflados”.

Nuestros amigos los socialistas

(Cordon Press)
(Cordon Press)

Si uno llega hasta el final del informe publicado en septiembre de 1984 y llamado ‘¿Puede el centro-derecha hacer frente a los socialistas?’, se encontrará con toda una declaración de intenciones respecto a la actitud de la CIA en las elecciones generales de 1986, celebradas a rebufo del referendo de la OTAN: “El resultado más probable de las próximas elecciones —una continuación del mandato socialista— sirve a los intereses de EEUU”.

Un documento de 1985 recordaba el compromiso de Felipe por convocar un referendo sobre la OTAN “que probablemente perderá”

La lógica es simple. Mientras que la izquierda, en 1984, está “fuerte y unida”, el centro-derecha es débil y fragmentado, por lo que un Gobierno de este signo sería inestable. El informe predice la aparición del Partido Popular: “Un partido de oposición debería ser capaz de atraer el decisivo bloque de votantes de centro que abandonaron la ahora difunta UCD en 1982 y votaron a los socialistas”. En 1986, Alianza Popular perdería el 5,4% de sus votos y en 1989 terminaría naciendo el PP de sus cenizas. Tendrían que pasar 12 años desde la publicación del informe para que la derecha llegase al poder.

La entrada de España en la OTAN es uno de los temas que más preocupaban a la CIA. Un documento publicado en 1985 aborda el referendo planteado por el Partido Socialista y los lazos militares entre España y EEUU. El texto recordaba que Felipe González seguía comprometido a convocar una votación, “un referendo que probablemente perderá”. “Las encuestas de opinión indican que la resistencia pública a la participación en la Alianza sigue estando extendida, y González y sus consejeros aún no han ideado una estrategia eficiente para revertirlo”, señala el informe.

El terrorismo islámico en España

El 12 de abril de 1985, 18 personas fueron asesinadas en el restaurante El Descanso, en el considerado como el primer atentado islamista con muertos en la historia de España. Un artículo de ‘The New York Times’ recogido por la CIA señalaba que “España se ha convertido en un mercado tentador para el terror importado”.

“Los portavoces de la oposición de centro-derecha del Partido Popular insisten en culpar a ETA por las bombas y en promover teorías de la conspiración”

Un total de 20 años después, un informe de la oficina de análisis ruso y europeo alerta ante la posibilidad de que los atentados del 11-M “agraven la lucha interna política”. Se refiere, en concreto, a las elecciones de 2008, cuyo resultado podía quedar condicionado por el juicio de los atentados. “Los portavoces de la oposición de centro-derecha del Partido Popular insisten en culpar al grupo terrorista vasco ETA por las bombas y en promover teorías de la conspiración acerca de los ataques del 11-M, incluso después de que el juez rechazase cualquier conexión en su informe de 1.500 páginas”, señala el informe.

“Una revisión de los medios de comunicación españoles durante los últimos años indica que el rencor por los ataques del 11-M está envenenando la atmósfera doméstica y parece estar polarizando al electorado”, añade.

La parapsicología en España

¿Qué interés puede tener la Inteligencia estadounidense en los fenómenos paranormales españoles? Alguno debía de haber, ya que entre los documentos que existen sobre nuestro país pueden encontrarse varios ‘papers’ publicados en ‘The Journal of Parapsychology’ en el año 2003 que resumían brevemente la historia de organizaciones como la Sociedad Española de Estudios Metapsíquicos.

Hay un poco de todo en este artículo: la licuefacción de la sangre de San Pantaleón, unas gemelas con poderes psíquicos y experimentos sobre la vida después de la muerte. En cualquier caso, es un interesante objeto de estudio, ya que da fe de la evolución de las creencias de nuestro país: “Aunque la parapsicología ha sido nimia en España hasta hace poco, es importante señalar que estamos presenciando un ‘boom’ en las actividades parapsicológicas”, concluye el artículo. La CIA lo sabe todo; hasta el secreto de las caras de Bélmez.

Voces del Misterio nº.614: SIMBOLOGÍA OCULTA EN LAS CIUDADES

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” nº.614 en el que hablamos de SIMBOLOGÍA OCULTA EN CIUDADES, un tema apasionante que nos va a llevar de sur a norte,desde Sevilla a Barcelona, para hablar de todos los elementos simbólicos escondidos en las fachadas de los edificios, de la mano de Federico Padial, Jose Manuel García Bautista y Carlos Mesa. “No hay secreto mejor guardado que aquel que está a la vista”. En “Voces del Misterio”, SFC Radio, 91.6 fm.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-614-simbologia-oculta-en-las-audios-mp3_rf_27873851_1.html

Resultado de imagen de simbologia barcelona

La historia oculta de España: cómo nos hemos destruido a nosotros mismos

Desde nuestra más tierna infancia nacional no hemos dejado de incordiarnos los unos a los otros por los temas mas banales y peregrinos, lo que ha frenado nuestro desarrollo

Foto: 'Duelo a garrotazos' de Francisco de Goya.
‘Duelo a garrotazos’ de Francisco de Goya.
AUTOR: ÁLVARO VAN DEN BRULE / El Confidencial

“No existen los atajos para los lugares que valen la pena”.

Donald Trump, en un día inspirado.

La habilidad y especialidad de meterse el dedo en el ojo y tocarle al vecino sus partes pudendas cuando está despistado no es una manía exclusiva de los atribulados ciudadanos de esta piel de toro, pero sí es cierto que en estos pagos ha alcanzado la categoría de arte para mayor regocijo de nuestros vecinos y menoscabo de un progreso mas armónico para nuestra gran nación.

El audaz golpe de mano con imprevista colleja al parroquiano con el que compartimos cañas, o el improperio cargado de mala leche al de la autonomía de al lado, ya sea porque lleva barretina o txapela, están en el ADN nacional insertos con cola de contacto de la chachi, no de la que venden en los chinos. Somos el acabose.

Otros, que fueron rivales nuestros y a los que dominamos y tuvimos en jaque durante siglos, hoy ocupan puestos destacados en el concierto mundial

Desde in ‘illo tempore’, desde nuestra más tierna infancia nacional no hemos dejado de incordiarnos los unos a los otros por los temas más banales y peregrinos. Si toda esa energía invertida en vapulearnos y en ocasiones, destruirnos y aniquilarnos, la hubiéramos dedicado en diseñar o recuperar nuestra grandeza perdida, hoy estaríamos en el pelotón de cabeza sin despeinarnos. Otros, que fueron rivales nuestros y a los que dominamos y tuvimos en jaque durante siglos, hoy y gracias a su idea solidaria de naciones bien avenidas, ocupan puestos destacados en el concierto mundial. De seguir con estas perversas aficiones, vamos a tener que pedir un sitio en el mapa, justamente entre Gambia y Senegal.

Pero tranquilos, no pasa nada, nuestro comportamiento no es una patología severa ni antinatural, es producto de un largo y tenaz entrenamiento y ya viene de lejos –yo diría que de muy lejos– y para muestra, un botón.

Antología de la zancadilla

Hace 200.000 años, los neandertales peninsulares de la época, cuando se cabreaban entre ellos o con algún Cromagnon despistad, pasaban a mayores directamente. Se hacían unos pinchos morunos en un escenario de un canibalismo sin ambages que ríete tu de la cocina de diseño de Arzac Arguiñano. Vamos, como para bromear con los prendas. La Cueva del Sidrón –en Asturias–, testimonia la práctica de estas suculentas actividades gastronómicas de antaño y de cómo se las gastaban nuestros antepasados.

Alfonso X el Sabio.
Alfonso X el Sabio.

Años más tarde, al ínclito Leovigildo –allá por el año del Señor del 580 d.C.–, le dio por pasaportar a su hijo Hermenegildo, por cogerle apego al cristianismo y alterar más la ya de por sí belicosa convivencia del reino visigodo. Vamos, que los vínculos de sangre no eran coartada ni salvoconducto para seguir correteando alegremente por el predio nacional. Algo parecido le pasó a Alfonso X el Sabio en una guerra de sucesión de andar por casa con su hijo Sancho el IV. Entre ambos tuvieron una fuerte agarrada que casi se los lleva a los dos por delante. Afortunadamente, al final imperó la cordura y el padre miró para otro lado cuando el vástago se autoproclamó rey allá por los pagos de Jaén; la sangre no llegaría al río.

De idéntica manera la tuvieron Pedro I el Cruel con su hermanastro Enrique de Trastámara, que esta vez sí, acabó con el cuello del interfecto rey de Castilla nivelado por los hombros. Lo de ‘Juego de Tronos’ era un cuento de niños al lado de lo ocurrido en aquel tiempo en la tremebunda corte castellana.

Pero para trifulca gorda y memorable, la de Rodrigo Díaz de Vivar y la de su rey Alfonso VI. Cuentan que El Cid le tomó la medida al monarca y le hizo jurar que no le había dado pasaporte a su hermano en Zamora en un episodio que olía bastante a chamusquina. Esta acción de un vasallo a su rey parece ser que no le sentó bien al coronado y ello dio lugar a una serie de dimes y diretes que quedan reflejados en la excelente obra cumbre de la literatura española, el ‘Cantar de Mio Cid’.

Lo que ya alcanzó ribetes de opereta fue la agarrada entre Ana de Mendoza y la revolucionaria Teresa de Jesús

Otra que se las gastaba de órdago era nuestra bien amada reina Isabel la Católica que a su díscola sobrina la Beltraneja, que aspiraba además del trono de Portugal al de Castilla por unos derechos sucesorios un pelín volátiles, le hizo un descosido importante que casi acaba con ella en un cajón de pino. Se salvó por la campana y quedo despojada de todos sus títulos. El terremoto de Lisboa en 1755 se llevaría por delante sus restos y borraría cualquier huella de su precaria memoria histórica.

Allá por 1494 el Papa Alejandro VI –también conocido como el Papa Borgia– tuvo que llamarle a capitulo al “martillo de herejes” Torquemada, confesor de la Reina Católica por su exceso de celo con sus conciudadanos pues su afición a prender hogueras por aquí y por allá tenia al país en vilo. La cosa acabó con un buen tirón de orejas y una rebaja de humos y competencias de las actividades del celoso inquisidor que estaba dejando al país sin contribuyentes y los bosques esquilmados con tanto frenesí correctivo.

Felipe II.
Felipe II.

Años más tarde el excelente, a la par que cuestionado, rey Felipe II pondría a la sombra a su hijo Carlos por su supuesta locura alimentando así a los detractores de la corona que le acusaban de ser el mentor de la incipiente Leyenda Negra. No es que el gran rey estuviera desacertado en su decisión, pero si es cierto que se paso un poco dejando morir a su hermano en prisión.

Pero lo que ya alcanzó ribetes de opereta fue la agarrada entre Ana de Mendoza y de la Cerda y la revolucionaria Teresa de Jesús. Estas dos criaturas estaban a la greña por la construcción de unos conventos en Pastrana que era el predio donde la Princesa de Éboli tenia asiento y plaza. A la aristócrata se le cruzaron los cables y quiso imponer a la mística las directrices de los planos y una intervención en la gestión de los conventos, obviamente la santa se puso torera y la noble tuerta le denunció por hereje ante la Inquisición por los comentarios vertidos en su magna obra el ‘Libro de su Vida’. Al final, Teresa de Jesús fue apercibida con la boca pequeña y a la noble se le recomendó que mirase a otro lado. Tablas.

Lucha de hermanos

Allende las fronteras y en la línea de proyectar las diferencias locales entre hermanos se dio otra agarrada entre dos antiguos amigos, Pizarro Almagro. En el contexto de las llamadas guerras civiles entre conquistadores y tras las capitulaciones de Toledo allá por 1529, el agraviado Almagro, descubridor de Chile, se puso farruco y en la batalla de las Salinas, Pizarro le infligiría una severa derrota, además de transitarlo hacia la eternidad de manera expeditiva.

Lope de Vega y Cervantes, en un duelo de titanes, no cejarían en sus agarradas más que sonadas

Mientras eso ocurría en tan lejanos lares, aquí en la península dos pesos pesados de la literatura mundial se zurraban de lo lindo; Quevedo Góngora podían ser perfectamente los protagonistas de aquel cuadro de Goya, ‘Duelo a garrotazos’, pues su empeño por darse cera manifestaba su ingenio a raudales en coplillas y sonetos como aquel que el cordobés le dedicaría al que fue espía en Venecia; “Hoy hacen amistad nueva/ más por Baco que por Febo/ don Francisco de Quebebo y Feliz Lope de Beba”…Por similares motivos aunque sin tanta retranca, dos genios de la literatura española usaron sus plumas para zurrarse de lo lindo. Lope de Vega y Cervantes en un duelo de titanes no cejarían en sus agarradas mas que sonadas.

Un poco más arriba y con menos lustre y más grosería, un tal Fernando VII y el asaltacamas llamado Godoy se arrancarían los pelos tras la caída de su mentor Carlos IV. Las secuelas del motín de Aranjuez y la desmesurada practica de un nepotismo lacerante, serian la tumba del tragaldabas y antaño todopoderoso primer ministro.

Años después, los fundadores del turnismo tras el agitado sexenio isabelino, Cánovas Sagasta crearían la pantomima de la democracia, una caricatura que más parecía un teatro de títeres –con el máximo respeto a los artistas de esta disciplina-, en la que permanentemente amagaban con la mayor para regocijo de un electorado amaestrado que se lo pasaba de miedo con las representaciones de estos dos actores. Aunque más crudo fue el rifirrafe entre Prim y el maquiavélico Montpensier, que acabaría con la vida del primero en un trágico atentado en las navidades de 1870, posiblemente, alentado por el segundo que tenía muy mal perder.

Ramón Franco. (Dominio público)
Ramón Franco. (Dominio público)

En fin, un país muy ameno…

Y así las cosas, una viva y cruda representación de los desgarros patrios fue la encarnada por los hermanos Franco que se avinagraban las ensaladas con fruición y con ideologías más que contrapuestas, pues el aviador, de madera revolucionaria, era un incondicional de la República, pero aun así, es posible que a sabiendas de cómo se las gastaba el hermanito -o por el tirón de la sangre-, decidiera combatir con los golpistas y en mi opinión, responsables últimos de la Guerra Civil, pues bien podían haber ayudado a la República a corregir los desmanes tempranos y evitar a la nación tan terrible episodio y penoso capítulo de la historia.

España, como dicen los aviadores cuando toman tierra, para habernos “matao”.

Voces del Misterio V007: Fenómenos paranormales y psicofonías

Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar el programa

“Voces del Misterio” V007 en el que los compañeros del Grupo GPS -Lorenzo Cabezas y Carmen Bravo- nos hablan de diferentes investigaciones en lugares encantados realizadas por ellos donde han podido lograr escalofriantes psicofonías y otros registros sonoros. Exclusiva en “Voces del Misterio”, 91.6 fm SFC Radio.

*Audio conferencia. 14ª. Semana del Misterio de Sevilla en “Don Cecilio”.

https://www.ivoox.com/voces-del-misterio-v007-fenomenos-paranormales-psicofonias-audios-mp3_rf_27910773_1.html

Misterios y enigmas de la Arqueología

Al estudiar los objetos fosilizados el investigador, realmente, descubre cómo va más allá de la casualidad, más allí del simple azar… La arqueología nos ha deparado el hallazgo de otros muchos objetos imposibles fosilizados, nuevos ejemplos de la Edad de Oro de nuestro planeta

  • Misterios y enigmas de la Arqueología

Objetos fosilizados

Cuando se estudian los artefactos fuera de lugar siempre queda la duda de si su naturaleza imposible es única o se tienen otros ejemplos, en otros lugares, de igual extrañeza.

Al estudiar los objetos fosilizados el investigador, realmente, descubre cómo va más allá de la casualidad, más allí del simple azar… La arqueología nos ha deparado el hallazgo de otros muchos objetos imposibles fosilizados, nuevos ejemplos de la Edad de Oro de nuestro planeta, quizás por civilizaciones anteriores a nuestra Era conocida.

Repasemos algunos de esos objetos fosilizados imposibles.

Siglo XVI, exactamente el año 1572, en Perú se halla un clavo de 18 centímetros en el interior de una roca. Su antigüedad geológica, de la roca, se calculó entre 75000 y 100000 años. Se regaló al virrey español de Perú.

Siglo XVIII, año 1788, proximidades de Aix en Provence, Francia, en el interior de una cantera de material calcáreo, a 15 metros de profundidad, se encuentran columnas y bloques de piedra tallados, debajo de estos restos se encuentran piezas metálicas similares a monedas… El hallazgo más significativo fue el mango de madera de una herramienta fosilizado junto con una gran tabla de madera petrificada. Su edad se calculó en 300 millones años atendiendo a la capa geológica que las cubría.

En 1844, en Escocia, junto a los ríos Rutherford y Tweed, se halló a 2,5 metros de profundidad un hilo de oro incrustado en una roca. Se expuso en el periódico local, el Kelso Chronicle y se dató en 200.000 años de antigüedad.

En 1845 se encontró un clavo en el interior de una cantera de piedra en la localidad escocesa de Kingoodie… El clavo tenía una cabeza que medía 2,5 centímetros, estaba junto a una capa de grava y el resto del clavo incrustado en el interior de una roca. Su edad geológica era de 100 millones de años.

En 1851, en Springfield, el señor De Witt rompió un trozo de cuarzo que le habían regalado, de gran belleza. La tristeza se volvió curiosidad cuando en su interior encontró un trozo metálico de cinco centímetros. Era hierro forjado y parecía un clavo… Analizado más detenidamente aquella pieza metálica era realmente un clavo con su cabeza perfectamente definida… La piedra de cuarzo tenía un origen geológico de más de un millón de años.

En ese mismo año, en 1851, se encontró en Whiteside, en Illinois, dos objetos de cobre incrustados en una roca a 38 metros de profundidad. Parecían un anzuelo y un anillo… Tenían 150000 años…

En 1865, en Treasure City, en Nevada, se encontró en un trozo de feldespato los restos de un tornillo con punta, afilado. La piedra donde estaba incrustado tenía 21 millones de años…

El 1870, un caluroso mes de Agosto, en Lawn Ridge, en Peoria, estado de Illinois, J.W. Moffit encontró algo increíble. Era una pieza extraña que estudio el profesor A. Winchell. Era de una aleación de cobre desconocida en la época. Estaba corroída, era redonda con aristas y uniforme en su espesor… El dibujo parecía una cara femenina coronada… Y parecía que ciertos detalles habían sido grabados al ácido… En la otra cara representaba a un animal con orejas largas y puntiagudas, estaba acompañado por un caballo y una leyenda en una escritura desconocida… Estaba a 30 metros de profundidad y su edad se estimó entre los 100.000 y los 150.000 años.

En 1885, en Alemania, en un estrato de 60 millones de años, se encontró una pieza cúbica dentro de un bloque de carbón del Terciario… El Dr. Gurlt examinó el objeto y aunque se trató de explicar su origen fue imposible, calificándolo de Oopart.

En 1891, en la localidad de Morrisonville, Illinois, al romper un trozo de carbón para la estufa, la señora S. W. Culp, encontró una cadenita de oro de 25 centímetros de lardo. Su edad geológica: 300.000 años.

En 1912, en Thomas, Oklahoma, un obrero en una mina de carbón rompió un trozo de este mineral, en su interior halló lo imposible: un jarro de hierro. Su edad: 250.000 años.

En 1937, en Pensilvania, en el interior de una piedra de carbón, se encontró una cuchara cerámica, su edad: 200.000 años.

Todo ello unido a otros muchos hallazgos de objetos en el interior de rocas, o ya su madera petrificada por la acción de la presión y el Tiempo, no hace dudas sobre los postulados de la Ciencia sobre la antigüedad de nuestra civilización y su grado de conocimientos y tecnología. Por definición todos ellos son Oopart. Objetos que desafían a la Ciencia, por objetividad pueden ser vestigios de otra Humanidad…

El martillo fósil

«¡140 millones de años!», era lo único que repetían una y otra vez sin saber bien porque… 140 millones de años…

Y es que nuestra historia comienza en el año 1934 cerca de un pequeño pueblo tejano llamado London. Allí se descubrió una pieza extraña, estaba incrustado en una roca y los experto que lo analizaron comprendieron que estaban ante un objeto o muy extraño o muy antiguo…

En la roca aparecía una pieza cubierta de óxido que parecía metálica, la madera del martillo, de su mango, estaba fosilizada y la parte metálica fundida junto con la roca. Ello daba dos pistas: su extrema antigüedad y la extrema presión a la que fue sometido. Pero también hay un dato importante: el martillo existía antes que la roca… Aquello ponía en graves apuros a la Ciencia… ¿Cómo podía existir un martillo anterior a la propia especie humana?

Aquel martillo pasó a una vitrina apartada del museo de Somerwell en Texas hasta que fue analizado con más detenimiento por investigadores y estudiosos. En base a la petrificación observada en la madera del mango del martillo se llegó a la conclusión que estaba antes el proceso normal de transformación debido a la antigüedad, datándola en más de 100 millones de años. Además el mango presenta características de haber sido trabajado, de haber sido fabricado ex profeso para que se le insertara la cabeza metálica del mismo.

Esto creaba una conmoción entre los científicos ya que no es hasta hace dos millones de años cuando la especie humana comenzó a trabajar los utensilios y herramienta… El martillo es cincuenta veces más antiguo…

La cabeza del martillo se mandó a analizar, el estudio lo realizó el Instituto Metalúrgico de Columbia y se obtuvo otro dato significativo: estaba formado por hierro al 96,6 por ciento, un 2,7 por ciento de cloro y el resto en azufre. Con este dato tenemos que la cabeza del martillo era de hierro de gran pureza y como en la Columna de Nueva Delhi sólo nuestra avanzada industria metalúrgica en el siglo XX ha logrado fabricar piezas así.

Pero además se realizaron análisis con rayos X y se llegó a la conclusión que el martillo, la cabeza de hierro, había sido purificada y endurecida… «Imposible» debieron de pensar todos, y menos hace millones de años… «Debe de haber un error», exclamaron.

La roca, en base a sus sedimentos y a los estudios geológicos que se le practicaron, tenía 140 millones de años… y muchos de aquellos sedimentos eran posteriores a quedar incrustados en el martillo. Es decir: que este era mucho más antiguo.

Pero hay más… Al separar el raro objeto de la masa rocosa se fracturó parte de la roca y dejó al descubierto lo que podría ser el recubrimiento del martillo. Aquel recubrimiento estaba formado por hierro en un 80 por ciento y silicio, azufre, cloro, calcio y potasio. Ello induce a pensar, al estar fundida junto al martillo, que fue sometido a una presión natural diferente a la que en la actualidad tenemos, lo cual nos indica que fue en otros tiempos en los que éste planeta tenía unas circunstancias medioambientales diferentes…

El martillo fósil cayó en manos de Carl Baugh para su museo de evidencias del creacionismo. Aparentemente el martillo se encuentra incrustado en rocas limoníticas, pero no ha sido identificado exactamente el lugar exacto de encuentro.

El martillo Kingoodie es otro ejemplo de Oopart, fue encontrado por sir David Brewster incrustado en un bloque de piedra datada en el Cretáceo, en la era Mesozoica. El Dr. A. W. Medd del British Geological Surve, en el año 1985, defendió que la piedra en la que se halló el martillo era antiquísima arenisca roja (del periodo Devónico, entre 360 y 408 millones de años).

Si la datación es correcta situaría la pieza en cientos de millones de años antes de la aparición del Hombre en nuestro planeta. Por esta razón, se considera al martillo de Kingoodie como un Oopart, un «artefacto fuera de su tiempo».

Por el contrario la Ciencia trata de explicar estos raros hallazgos fechándolos en épocas más recientes: «Los artefactos metálicos fabricados con hierro se oxidan con el contacto del aire, incluso enterrados, en un periodo geológicamente breve. Los artilugios metálicos que se encuentran en las excavaciones arqueológicas no conservan el aspecto primitivo, sino que suelen estar en la mayoría de los casos, cubiertas de una capa de orín rojo, que deja mancha en la tierra que lo envuelve. Queda por demostrar la razón por la que el martillo no se ha oxidado en 400 millones de años».

Lo cierto es que la cabeza del martillo es claramente de elaboración humana, la madera petrificada está trabajada y su datación va más allá del ser humano… En la época en la que se ha datado el martillo los únicos pobladores de nuestra Tierra eran los dinosaurios y sin embargo el martillo parece decir lo contrario…

Permítanme hacer mías las palabras de Jefferson cuando dijo: «Toda opinión es tolerada allá donde la razón es libre de combatirla».

¿Aviones en Abydos?

Si alguna vez viajamos al Egipto, una parada que debe hacer, es a Abydos… Allí, en una de sus paredes, en escritura jeroglífica, está lo imposible. Algunos expertos han querido ver la representación, en relieve, de helicópteros y aviones… De objetos voladores extraños en forma de disco, cual moderno OVNI, huellas de hombres e incluso de algo con sólo cuatro dedos… Y aparentes modernos reactores grabados en ¡la antigüedad!

Quizás es jugar a la pareidolia, semejanza mental de formas con las que nuestro cerebro cree que se identifican, pero las muestras están ahí, en el jeroglífico de Abydos… ¿Casualidad? ¿Volaban en la antigüedad? ¿Usaban estos vehículos como en las odiseas sumerias o hindúes?

Pero es que en las leyendas hititas también se habla de artefactos voladores, o en la griega. O en pueblos tan alejados como los primitivos aborígenes australianos o las culturas mayas y azteca… ¿Tuvimos un pasado de gran saber tecnológico?

Quizás los estudiosos, los expertos puedan arrojar luz sobre todo este enigma… Parece que los egipcios, y más sus faraones, tenían la costumbre de corregir los jeroglíficos y la Historia de su pueblo. Era moneda común que un gran palacio construido por un faraón fuera radicalmente borrado su nombre por su sucesor y así apropiarse de la autoría y grandeza de sus obras y reinado… Una vez corregido el texto se rellenaba de un tipo de pasta, o yeso, mezclado con color, para que coincidiera con la piedra que había sido rectificada y quedaba totalmente modificado… Con el paso del tiempo la capa de yeso cayó y quedó el grabado con su modificación dando origen a curiosos efectos ópticos como estos de Abydos y sus no menos famosos aviones… Parece que ahí podría radicar su explicación, que no es descabellada y que entra dentro de la lógica del ser humano.

El jeroglífico de Abydos pertenece al reinado faraónico de Seti I y fue modificado dos veces… Lo cual nos da una idea de la degradación del mensaje original y de cómo esos continuos cambios hicieron que cambiara la fisonomía identificable del jeroglífico.

En este caso el ego humano y la casualidad jugaron con un ‘Oopart’ –entre comillas– en el viejo Abydos, en el viejo Egipto, el país de las arenas eternas.

¿Sorprendido? Pues permítanme recomendarle mi libro Misterios y enigmas de la Arqueología (Almuzara Ediciones, 2018) pues, en este momento, en algún lugar del mundo alguien con su pico ha golpeado una roca, la roca se ha abierto y de su interior ha surgido un viejo medallón datado hace un millón de años… ¿Quién hace un millón de años lucía un medallón en su cuello?

A %d blogueros les gusta esto: