Los Vampiros emocionales.

¿QUÉ ES UN VAMPIRO EMOCIONAL?
El vampiro emocional no busca tu sangre, cómo el mitológico personaje de novela de terror, sino que busca y consume tu energía.
Te busca para descargar toda su negatividad y todos sus problemas encima de ti, pero sin ningún propósito de enmienda; es decir, es la típica persona que te envuelve, te absorbe, te manipula, se desahoga, y luego se va, dejándote totalmente debilitado y agotado anímicamente.
El vampiro emocional no tiene intención de cambiar y mejorar su situación, simplemente, quiere recargarse su batería y dejarte a ti, “apagado o fuera de cobertura”.
¿CÓMO RECONOCERLOS?
Realmente no es difícil, no se esconde bajo una capa, ni duerme de día y huye del sol. Es fácil identificarlos.
Siempre se están quejando de su situación.
Se quejan a discreción, es decir, tiene varias víctimas.
No tienen intención de cambiar.
Prometen cambiar actitudes y en cuanto le das la espalda, vuelven a las andadas.
Siempre hablan sobre ellos mismos y nunca escuchan.
¿CÓMO DIFERENCIARLOS DE OTRAS PERSONAS?
A veces encontramos personas que nos explican sus problemas en busca de ayuda. Necesitan ayuda y debemos dársela. La diferencia entre estas personas y los Vampiros Emocionales, consiste en que éstas ponen de su parte para arreglar su problema, las ves luchando contra los obstáculos y, si son fuertes, llegan a cambiar y mejorar su situación.
CONSEJO AL ENCONTRARSE CON ALGUNO.
Mis consejos son los siguientes:
No te involucres demasiado hasta que identifiques si es un Vampiro Emocional o no.
No le soluciones TU el problema, escúchalo, dale consejos y que trabaje él en la solución.
Date un margen de dos o tres conversaciones similares, si ves que la cosa sigue igual, que no cambia, dale largas antes de que le crezcan los colmillos. Cambia de acera cuando lo veas.
Si has detectado que es un Vampiro Emocional, la forma de alejarlo es haciendo lo contrario de lo que él quiere que hagamos; es decir, DALE LA RAZÓN, si te dice que no tiene solución, dile que tú tampoco la ves. NO LE DES APOYO NI ÁNIMOS, cuando se dé cuenta de que no le sigues la corriente, se irá a buscar a otra víctima.
CONCLUSIÓN.
De vez en cuando un Vampiro Emocional, se te puede acercar para volcar sobre ti toda su negatividad, tienes que estar alerta y tener preparados los ajos, la estaca y el crucifijo.
(FUENTE: habilidademocional.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s