Casas embrujadas de Estados Unidos: Coyote Joe’s Bar & Grill.

Ubicado en 214 South Moctezuma Street, en Prescott, Arizona. Moctezuma Street es una de las principales vías que recorren el centro histórico de Prescott, y el local se ubica en el lado oeste de la corte de la ciudad.
En la década de 1800, este edificio fue construido y ubicado ahí el histórico Hotel Arizona, que tenía la reputación infame por ser el hogar de uno de los primeros burdeles de Arizona. Por debajo de estos edificios de Moctezuma Street, habían túneles que se utilizaron para conectar con fumaderos de opio y también proporcionan rutas secretas utilizadas por los inmigrantes asiáticos que vivían en aquel entonces en Prescott.
El edificio es de ladrillo y madera, y cuenta de dos plantas y un sótano. Coyote Joe’s Bar & Grill se mudó a este edificio en 1997, y se estableció como un restaurante muy exitoso, bar y establecimiento de entretenimiento con música en vivo. El sótano es el área de oficinas del local. En la planta principal está la cocina, el restaurante que está separado de la zona del bar por un muro de ladrillo, una sala de billar y un agradable patio para cenar al aire libre y eventos. La planta alta es una sala de banquetes.
Sin embargo, la evidencia de la antigua función del lugar es evidente: la cocina, que una vez fue la sala principal del prostíbulo, tiene muchas puertas que conducen a ella. La segunda planta también tiene evidentes muchas habitaciones pequeñas utilizadas por las damas de la noche para «atender a los clientes.» También hay evidencia de un intento de incendio por un antiguo cliente insatisfecho.
Manifestaciones fantasmales
Casi inmediatamente de establecer ahí el negocio, los propietarios, empleados y clientes descubrieron que no estaban solos, y que compartían el lugar con más de una traviesa entidad y que no estaban interesadas en retirarse. Estos espíritus se cree que son las mujeres que trabajaban aquí y/o de las personas que frecuentaban el burdel o utilizaban otrora los túneles bajo el edificio.
Poco después de los propietarios de Coyote Joe’s se mudaron, hizo acto de presencia una perfectamente nítida aparición de una mujer, vestida provocativamente, manifestándose por en medio de las mesas, flotando en el área del restaurante, y a la derecha, continuando ataravesando la pared de ladrillo de la barra.
El piso superior, el dueño al entrar en el área de banquetes, observó cómo el lugar se llenaba de una sustancia blanca, como humo, y que desaparecería de inmediato,…
También se han escuchado voces, pasos y se he visto las puertas cómo se abren y cierran solas.
Un lugar favorito para congregarse -las manifestaciones, se entiende-, parece ser la cocina, para gran disgusto de los cocineros: los utensilios de cocina vuelan de los estantes por sí mismas, y el horno se ha apagado antes de la comida se cocine en más de una ocasión.
Un dato curioso es que la entidad o entidades parecen ser de buen corazón, y con una debilidad por los niños: se ha sabido que «dan» dulces y chocolates a través de una máquina expendedora del local, la que los suelta inexplicablemente a los niños cuando ellos simplemente lo solicitan.
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s