Nicolas Cage escapó del set de El motorista fantasma para dormir en el castillo de Drácula.

 

Nicolas Cage es uno de esos actores que dan casi más que hablar por sus excéntricos comportamientos en su vida personal que por sus papeles. Y eso que estamos hablando de un hombre que ha interpretado a personajes de lo más dispares y locos. Pero no sabemos si la realidad supera a la ficción o si todo actor imprime mucho de sí mismo en los papeles que interpreta.

Entre las anécdotas que se suelen comentar sobre Cage se cuenta que llamó a su hijo Kal-El, nombre que lleva Superman en su planeta natal, Krypton o que compró una pirámide y tantas otras cosas que rodean al actor de un halo que provoca que el público se divida radicalmente entre quienes lo odian y quienes lo adoran.

Ahora, gracias a Idris Elba, tenemos una nueva anécdota sin desperdicio sobre el rodaje de Ghost Rider: Espíritu de Venganza (El motorista fantasma 2), que tuvo lugar en 2011. El londinense interpretaba a un monje que ayuda al motorista a liberar al fantasma y a cambio le pide ayuda para proteger a un chico, por lo que tenía algunas escenas en las que se veía las caras con Cage.
“Nic Cage llegó un día al rodaje”, cuenta Elba, “y se acercó al escenario y tenía pinta de estar un poco cansado, un poco como si hubiese estado despierto toda la noche. Así que fui y le dije: ‘Hey Nic, ¿qué tal estás, tío?’ y me dijo ‘estoy bien’”.

Elba declara que añadió: “‘pareces un poco asustado’ y él dijo: ‘Sí, tío, fue al castillo de Drácula… a las ruinas en las montañas, y pasé allí la noche’ y yo le dije ‘¿Qué? ¿Por qué?’ y él contestó: ‘es que tenía que canalizar mi energía y aquello daba bastante miedo’. Estábamos rodando en Transilvania, Rumanía, y él simplemente se fue allí a pasar la noche, como si alguien hiciese eso. Y después de decírmelo se marchó. Es todo verdad”.

Para comprender mejor su personaje de un motorista surgido de la tumba que devora almas, impulsado por su sed de venganza, Cage pensó que era una buena idea dormir en las ruinas más terroríficas de toda Rumanía. Así es Nic, así prepara sus papeles y con esa energía y esa entrega se da a su público para ofrecer personajes auténticos. La pena es que nada de esto se tradujese en buenas críticas hacia su interpretación en Ghost Rider: Espíritu de Venganza ni en un buen resultado en taquilla.

La secuela a El motorista fantasma obtuvo un 18% de aceptación de las críticas en una de las webs de votaciones de especialistas más importantes, Rotten Tomatoes. Por otra parte, su presupuesto de 57 millones de dólares no se recuperó en la recaudación estadounidense, que llegó únicamente a 51 millones. Todo esto ha dado como consecuencia que la posibilidad de rodar una tercera parte, cuyos derechos volvieron recientemente a pertenecer a Marvel, se haya descartado por completo.

(FUENTE: es.cine.yahoo.com)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s